Monthly Archives: mayo 2019

Hoy en día, el automóvil promedio funciona con combustibles fósiles, pero la creciente presión por la acción climática, la caída de costes de las baterías y la preocupación por la contaminación del aire en las ciudades, ha dado vida al vehículo eléctrico, otrora caro y desatendido. Muchos de los nuevos vehículos eléctricos ya superan las capacidades en la carretera de sus contrapartes propulsados por combustibles fósiles, y los planificadores energéticos están buscando llevar la innovación al garaje: el 95% del tiempo de un automóvil se gasta estacionado. El resultado es que, con una planificación cuidadosa y la infraestructura adecuada, los vehículos eléctricos estacionados y conectados podrían ser los bancos de baterías del futuro, estabilizando las redes eléctricas que funcionan con energía eólica y solar.

Los vehículos eléctricos a escala pueden crear una gran capacidad de almacenamiento de electricidad, pero si todos cargan sus vehículos eléctricos simultáneamente en la mañana o en la noche, las redes eléctricas pueden estresarse. El momento en que se realiza la recarga es, por lo tanto, crítico. La recarga inteligente, que carga vehículos y apoya a la red, desbloquea un círculo virtuoso en el que la energía renovable hace que el transporte sea más limpio y los vehículos eléctricos permiten una mayor participación de las fuentes renovables“, dice Dolf Gielen, Director del Centro de Innovación y Tecnología de IRENA.

Mirando ejemplos reales, un nuevo informe de IRENA, Innovation Outlook: smart charging for electric vehicles, guía a los países sobre cómo explotar el potencial de la complementariedad entre la electricidad renovable y los vehículos eléctricos. Proporciona una guía para los formuladores de políticas sobre la implementación de una estrategia de transición energética que saque el máximo provecho de los vehículos eléctricos.

Implementación inteligente

La recarga inteligente significa adaptar el ciclo de recarga de los vehículos eléctricos tanto a las condiciones del sistema energético, como a las necesidades de los usuarios. Al disminuir el estrés que produce en la red la recarga de vehículos eléctricos, la recarga inteligente puede hacer que los sistemas eléctricos sean más flexibles para la integración de renovables, y proporciona una opción de electricidad baja en carbono para abordar el sector del transporte, al mismo tiempo que satisface las necesidades de movilidad.

La rápida adopción del vehículo eléctrico en todo el mundo significa que la recarga inteligente podría ahorrar miles de millones de dólares en inversiones en la red, necesarias para soportar las cargas que suponen los vehículos eléctricos de manera controlada. Por ejemplo, el operador del sistema de distribución en Hamburgo, Stromnetz Hamburg, está probando un sistema de recarga inteligente que utiliza tecnologías digitales que controlan la recarga de vehículos según los sistemas y los requisitos de los clientes. Cuando se implemente completamente, reducirá la necesidad de inversiones en la red en la ciudad debido a la recarga de vehículos eléctricos en un 90%.

El análisis de IRENA indica que si la mayoría de los vehículos de pasajeros vendidos de 2040 en adelante serán eléctricos, más de 1.000 millones de vehículos eléctricos podrían estar en la carretera en 2050, en comparación con los 6 millones actuales, eclipsando la capacidad de las baterías estacionarias. Las proyecciones sugieren que en 2050, podrían estar disponibles alrededor de 14 TWh de baterías de vehículos eléctricos para proporcionar servicios de red, en comparación con solo 9 TWh de baterías estacionarias.

La implementación de sistemas de recarga inteligente varía de lo más básico a lo más avanzado. Los enfoques más simples alientan a los consumidores a diferir su recarga de los períodos de mayor a menor demanda. Los enfoques más avanzados, que utilizan tecnología digital, como los mecanismos de control directo, pueden ser útiles en el futuro para el sistema eléctrico al proporcionar balance de energía casi en tiempo real y servicios auxiliares.

Formas avanzadas de recarga inteligente

Un enfoque avanzado de recarga inteligente, llamado Vehículo a la red (V2G), permite que los vehículos eléctricos no solo extraigan la electricidad de la red, sino que también la inyecten. La tecnología V2G puede crear un caso de negocios para los propietarios de vehículos eléctricos, a través de agregadores, para proporcionar servicios auxiliares a la red. Sin embargo, para ser atractiva para los propietarios de vehículos eléctricos, la recarga inteligente debe satisfacer las necesidades de movilidad, lo que significa que los vehículos se deben cargar cuando sea necesario, al coste más bajo, y los propietarios posiblemente deberían recibir una remuneración por prestar servicios a la red. Los instrumentos políticos, como los descuentos para la instalación de puntos de recarga inteligente y las tarifas de tiempo de uso, pueden incentivar un amplio despliegue de la recarga inteligente.

Hemos visto probar esto en Reino Unido, Holanda y Dinamarca. Por ejemplo, desde 2016, Nissan, Enel y Nuvve se han asociado y trabajan en una solución de gestión energética que permite a los propietarios de vehículos y usuarios de energía operar como centros de energía individuales. Sus dos proyectos piloto en Dinamarca y Reino Unido han permitido a los propietarios de vehículos eléctricos Nissan ganar dinero inyectando energía a la red a través de los cargadores bidireccionales de Enel.

¿Solución perfecta?

Si bien los vehículos eléctricos tienen mucho que ofrecer para acelerar el despliegue de la energía renovable variable, su aceptación también presenta desafíos técnicos que deben superarse.

El análisis de IRENA sugiere que la recarga no controlada y simultánea de vehículos eléctricos podría aumentar significativamente la congestión en los sistemas energéticos y la carga máxima. Esto se traduce en limitaciones para aumentar la proporción de energía solar fotovoltaica y eólica en los sistemas energéticos, y la necesidad de costes adicionales de inversión en infraestructura eléctrica en forma de reemplazo y cables adicionales, transformadores, interruptores, etc., respectivamente.

Un aumento en la conducción autónoma y de la “movilidad como servicio”, es decir, las innovaciones para compartir coche o aquellas que permitirían a vehículo transportar a personas diferentes al propietario éste no lo esté usando, podrían reducir la potencial disponibilidad de vehículos eléctricos conectados a la red y funcionando como estabilizadores de la misma, ya que las baterías se conectarían y estarían disponibles para la red con menos frecuencia.

Impacto de la recarga según el tipo

También ha quedado claro que las recargas rápida y ultrarrápida son una prioridad para el sector de la movilidad, sin embargo, la recarga lenta es más adecuada para la recarga inteligente, ya que las baterías están conectadas y disponibles en la red durante más tiempo. Para la recarga lenta, es fundamental la ubicación de la infraestructura de recarga en el hogar y en el lugar de trabajo, un aspecto a considerar durante la planificación de la infraestructura. Las recargas rápida y ultrarrápida puede aumentar la tensión de demanda máxima en las redes locales. Las soluciones como el intercambio de baterías, las estaciones de recarga con almacenamiento en búfer y la recarga nocturna pueden ser necesarias, en combinación con las recargas rápida y ultrarrápida, para evitar grandes inversiones en infraestructura.

La división de Energía de Acciona ha desarrollado una solución pionera a nivel global en el campo de la hibridación entre la energía eólica y fotovoltaica consistente recubrir la torre de un aerogenerador con paneles orgánicos flexibles destinados a producir energía para el consumo eléctrico interno del aerogenerador. El proyecto de innovación permitirá estudiar tanto el comportamiento de los paneles orgánicos –una tecnología fotovoltaica emergente- como su aplicación para mejorar la eficiencia del aerogenerador.

El sistema ya ha sido instalado en una de las turbinas del parque eólico de Breña (Albacete), que Acciona opera en propiedad. Se trata de un aerogenerador AW77/1500 de tecnología Nordex-Acciona Windpower, asentado sobre torre de acero de 80 m de altura de buje.

Adheridos a la torre, se han instalado 120 paneles solares ubicados en orientación sudeste-sudoeste para captar el máximo de energía a lo largo de la jornada, y se han distribuido en ocho alturas, ocupando una longitud total de unos 50 m de torre. Los módulos fotovoltaicos, que totalizan una potencia de 9,36 kWp, son de tecnología Heliatek, modelo HeliaSol 308-5986. Tienen un grosor de tan sólo 1 mm, y una superficie unitaria de 5.986×308 mm.

A diferencia de la tecnología convencional de fabricación de módulos fotovoltaicos basada en el silicio, los paneles orgánicos utilizan el carbono como materia prima, y se caracterizan por su flexibilidad estructural –lo que los hace adaptables a muy diversas superficies-; son también reseñables sus menores costes de mantenimiento, el menor consumo de energía en su fabricación, sus facilidades logísticas y el reciclaje íntegro de los materiales utilizados, pero su eficiencia es todavía inferior a la de los módulos de silicio.

El proyecto de hibridación de Breña supone una optimización del uso del espacio para la producción renovable y nos va permitir probar la eficiencia de la fotovoltaica orgánica, una tecnología que creemos tiene una de las mayores curvas de mejora de eficiencia tecnológica. Por eso hemos decidido pilotarla”, afirma Belén Linares, directora de Innovación de Energía en Acciona.

Optimizar la generación

La aplicación inmediata del proyecto de Breña es producir parte de la energía que necesitan los sistemas internos del aerogenerador. Cuando éste se halla en funcionamiento, parte de la energía generada es utilizada para alimentar dichos sistemas auxiliares. En situación de parada, algunos sistemas deben seguir funcionando, por lo que son alimentados desde la red, con lo que el aerogenerador registra entonces un consumo neto de energía.

El nuevo sistema fotovoltaico adherido a la torre permitirá cubrir en todo o en parte esa demanda inherente al funcionamiento del aerogenerador, cuando exista radiación solar e incluso -en una eventual fase posterior del proyecto-, en ausencia de sol mediante el uso de un sistema de almacenamiento en baterías, lo que redundará en todo caso en una mejora de la producción neta aportada a la red.

Los paneles orgánicos van conectados a dos inversores que transforman la corriente continua en corriente alterna, para su conexión posterior a la red que alimenta los equipos eléctricos del aerogenerador.

Todo el sistema está monitorizado al objeto de poder evaluar la solución adoptada en condiciones reales tanto desde el punto de vista de la producción energética como de la degradación de los paneles solares. Conceptualmente, supone una configuración muy novedosa con respecto a las experiencias existentes de hibridación eólico-fotovoltaica, basadas en la instalación de paneles en suelo.

La iniciativa se enmarca en un proyecto de innovación de más amplio alcance impulsado por Acciona para estudiar diversas tecnologías fotovoltaicas emergentes con el fin de ser pionera en adoptar las soluciones más eficientes en cada caso y consolidar su liderazgo como promotor fotovoltaico, con más de 1.200 MWp operativos o en construcción en diversas regiones del mundo.

0 4

Directores y responsables de Recursos Humanos y Formación del sector eólico, así como representantes del sector académico han analizado en la jornada #WINDTALENT sobre cómo atraer al mejor talento y contribuir en el avance a la transición energética. La jornada, organizada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE) en colaboración con la consultora Robert Walters y el Instituto de Empresa, se ha inaugurado con la participación de Juan Virgilio Márquez, director general de AEE. Márquez ha destacado el momento histórico actual de la eólica como segunda tecnología del mix eléctrico y que, en breve, seremos la primera fuente en España. “Hay que aprovechar esta oportunidad de crecimiento para la industria eólica española, que cuenta con el 100% de la cadena de valor, y donde las empresas del sector necesitarán incorporar en la próxima década nuevos profesionales que sumarán valor al cambio“.

Actualmente, el sector eólico español emplea a más de 22.500 profesionales y las estimaciones para 2030 apuntan a duplicar esa cifra. Las empresas españolas de la cadena de valor de la energía eólica constituyen un tejido empresarial dinámico, innovador y líder mundial en innovación y tecnología, con la generación de empleo muy especializado y bien remunerado.

En los últimos dos años, el empleo en el sector eólico ha aumentado un 9%, debido a que las empresas han contratado profesionales para afrontar la instalación de la potencia eólica adjudicada en las subastas de 2016 y 2017. Otra razón también ha sido el fuerte desarrollo de la energía eólica en los mercados internacionales, que supone una oportunidad para las compañías españolas.

Márquez ha destacado que con la celebración de #WINDTALENT “queremos hablar de la cadena de valor integral de la gestión del talento en el sector eólico y reflexionar sobre las necesidades futuras de las empresas eólicas para atraer talento, así como la oferta académica existente, y recopilar una serie de recomendaciones y pautas para seguir avanzando en la transición energética“.

El análisis en esta jornada no se ha centrado exclusivamente en hablar de generación de empleo y atracción de profesionales al sector. Se han analizado todos los puntos de la cadena de valor del talento, desde las etapas educativas y académicas, hasta la evolución de los servicios y productos que el mercado exige a las compañías y que van a tener que perfeccionar en un futuro, con la visión de las nuevas generaciones que incorporan valores diferentes a los existentes, pasando por la perspectiva de los profesionales de selección de talento y, por supuesto, la necesaria coordinación en los estamentos políticos e institucionales para adoptar las mejores políticas transversales.

La jornada, celebrada en la sede del Instituto de Empresa, ha contado en la apertura con la participación de Ricardo Mesquita, Head of Immersive Learning de IE University, y de Raúl Herrero, director de las Divisiones de Ingeniería y S&M de Robert Walters. Mesquita ha analizado las nuevas oportunidades dentro del desarrollo profesional y las nuevas skills que se requieren indicando que “debemos estar disponibles para aprender cada día más y buscar nuevas generaciones con talento“. Por su parte, Herrero ha indicado que hay muchos factores dentro de las empresas que están cambiando y modernizándose, pero las personas son claves. “No debemos olvidar que el éxito de las empresas son las personas” ha matizado el representante de Robert Walters.

En la primera mesa redonda de la jornada se han analizado las necesidades empresariales para incorporar a los nuevos profesionales, en la que ponentes de EDPR, Siemens Gamesa, Naturgy, Viesgo, Endesa y Vestas han participado.

Cristina Cano, directora de RRHH Europa y Brasil de EDPR, ha indicado que “toda acción de la empresa en el mercado genera una propuesta de valor y hay que reflexionar sobre cómo gestionamos los equipos, la política de RRHH, la imagen que da al mercado de sus valores, transparencia, ambiente de trabajo, etc”. Cano destaca que una de las principales fuentes de reclutamiento en EDPR son los propios empleados que actúan como embajadores de la empresa.

Por su parte, Carlos Jambrina, Global Head Development & Leadership de SiemensGamesa, ha afirmado que “lo más importante para atraer el talento a una empresa es generar una experiencia diferenciadora del empleado para que opinen satisfactoriamente y estén felices“.

Celestino Martínez, director de Recursos de Generación de Naturgy, indica que para atraer talento de nuevos candidatos hay que trasladar la capacidad de emocionar a los candidatos y llegar al nivel de ‘enamoramiento’. “Seamos un proyecto atractivo para la carrera profesional de las personas. Que alguien se quede toda la vida dependerá de la capacidad de la empresa de reinventarse“.

Carlos Molinero, vicepresident People & Culture MED de VESTAS, ha destacado que “la energía renovable en general, y la eólica en particular, afrontan un reto de enorme crecimiento y rápida innovación a corto plazo. Vestas apuesta por el talento comprometido en la innovación y desarrollo de las soluciones energéticas del futuro que supongan un punto de inflexión en la lucha contra el cambio climático, dando respuesta a los retos de la industria y de la humanidad“. Molinero ha recalcado que pocas industrias tienen tanta perspectiva de crecimiento como el sector eólico.

Ignacio Martínez Patiño, head of Learning and Development de Viesgo, ha remarcado que el talento está en nuestro país, pero tenemos que atraerlo y que “cuando das desarrollo a una persona es cuando se suma a tu proyecto“.

Ana Espinaco, responsable de People & Organization Enel Green Power España, destaca un factor fundamental para atraer a candidatos: darles a conocer el plan industrial de la compañía con su plan estratégico y sus proyectos, para que esa ilusión sea a largo plazo.

Los ponentes de esta primera sesión han destacado que, dentro de los skills que valoran las empresas en sus empleados y nuevos candidatos, aprecian la inteligencia emocional, el trabajo en equipo y la educación de las empresas para incorporarlo, la eliminación del miedo al cambio, la desenvoltura del empleado con las herramientas que la empresa le facilita, así como la capacidad de curiosidad y aprendizaje la resolución de problemas en el día a día.

La segunda mesa redonda de #WINDTALENT ha estado dedicada a la reflexión sobre la oferta de los programas de formación vs la demanda de talento, con la participación de representantes académicos de la universidad y de centros de FP, tales como el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid, la ETSI de Minas y Energía de Madrid, la Universidad de Salamanca y el IES Pacifico de Madrid.

Susana Lagüela, directora de Cátedra Iberdrola VII Centenario de la Universidad de Salamanca, ha afirmado que dentro de la formación académica de las universidades hay que cumplir con las peticiones de las empresas y con las de los alumnos. Lagüela ha destacado que es necesario acercar a la sociedad los temas técnicos y hacerlos atractivos.

Por su parte Óscar García, director de la Escuela de Ingenieros Industriales de Madrid, ha destacado que hay que revalorizar el papel del ingeniero en la industria y las empresas. “Este tipo de formación ha perdido interés en los jóvenes aunque la rama de Energía en esta carrera tiene demanda, sobre todo renovables”. García ha expresado que una de las carencias de la universidad española es la falta de mejora en los MOOCs ya que “no hay política que incentive a los profesores a hacerlos y sería una buena herramienta para mejorar la formación”.

César Franco, decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid ha indicado que las demandas y necesidades de los nuevos profesionales son más cortoplacistas y la docencia ha de saber gestionar estas necesidades. Franco ha destacado el talento que hay en España, pero que en nuestro país no estamos ofreciéndoles mejores condiciones que en el extranjero, “y muchas veces se genera un problema de expectativa entre lo que genera la universidad y lo que demanda la empresa“.

Ángel Vega, catedrático de Ingeniería Eléctrica en el Departamento de Energía y Combustibles de la ETSI de Minas y Energía, ha destacado que hay que potenciar y enfatizar el compromiso con el alumnado. Los planes académicos deberían estar mejor coordinados con la industria. César Franco ha destacado que hay que reforzar la conexión de empresas y universidades. “En España siempre la formación ha sido responsabilidad de las universidades primero y luego de las empresas. Ahora es una responsabilidad propia de la persona“.

Por su parte, Agustín Martín, jefe del Departamento de Electricidad Electrónica del IES Pacifico en Madrid, ha expresado que los ciclos formativos en FP es posible que vayan lentos respecto a lo que demanda la industria. “El diseño de un nuevo plan de Formación Profesional tendrá que responder a las necesidades actuales de las empresas y, para ello, es preciso mayor diálogo”.

En definitiva, una jornada en la que hemos analizado y reflexionado sobre las necesidades futuras de profesionales en las empresas del sector eólico, así como la oferta académica existente y su relación con las empresas.

0 16

MasterD, empresa dedicada a la formación de profesionales del sector de las renovables con 25 años de experiencia, desarrolla todos sus programas formativos con el objetivo de que sus alumnos accedan a un puesto de trabajo. Para ello, apuesta por una formación abierta, adaptada al alumno para estudiar a distancia online, con un campus virtual de última generación, y con la posibilidad de realizar prácticas presenciales en aulas especializadas en los centros de MasterD repartidos por toda España.

El Instituto Tecnológico de MasterD cuenta con másteres profesionales en energías renovables y eficiencia energética, así como una oferta más específica como los cursos de Energía Eólica, Solar Fotovoltaica o Térmica.

La formación, en un tema tan vigente, actual e importante como las Energías Renovables, debe estar en continua actualización, ya que esta industria, como sucede en el resto de ramas como la automatización o comunicaciones, está en un continuo cambio, movido por los avances tecnológicos que suceden a velocidades de vértigo.

Nuevas tecnologías como las baterías de litio para aplicaciones solares, que van a revolucionar el mercado con sus altísimas eficiencias, varios miles de ciclos de vida útil, ausencia de efecto memoria, nulo mantenimiento, y otra serie de ventajas, han de estar presentes en toda formación en la materia que se precie. MasterD ha apostado e introducido en su oferta formativa esta tecnología, ya que pronto se extenderá y con los años se convertirá en el nuevo estándar de baterías solares.

MASTERD-2Además, “vamos a introducir los reguladores MPPT (seguimiento del punto de máxima potencia) en nuestros contenidos, al ser mucho más eficientes que los convencionales PWM (Pulse Width Modulation), ya casi en desuso y que pronto serán sustituidos”, explican desde MasterD.

Así mismo, MasterD utiliza en sus formaciones de renovables las últimas versiones de programas de cálculo como PVSol y TSol. Y, a partir de ahora, programas de comunicación con los inversores solares, como por ejemplo el programa VE Configure, para poder entender muchos más parámetros y conceptos relativos a los inversores y cargadores solares.

Con los recientes cambios en la legislación sobre autoconsumo, a partir de este año vamos a experimentar de nuevo un boom solar, y será frecuente que las empresas demanden constantemente perfiles especializados para poder cubrir sus necesidades. Entre ellos, destacan los ingenieros y técnicos en energía solar, con formación específica como el Máster Profesional en Energías Renovables, que en MasterD cuenta cada vez con más alumnos de éxito que consiguen trabajo gracias a que se trata de una formación muy específica.

Además, MasterD sigue colaborando activamente con empresas líderes del sector de las renovables, tanto en distribución de material fotovoltaico, como Sumsol, o directamente con fabricantes como Ferroli, Ingeteam y próximamente, Goodwe; realizando talleres y jornadas prácticas abiertas, donde se imparten contenidos de actualidad, como el ya mencionado autoconsumo solar, ahora en boca de todo el mundo.

Pero lo mejor de todo es que los alumnos del Instituto Tecnológico de MasterD pueden realizar las prácticas formativas de su curso en estas y otras muchas empresas de renovables, además de acceder automáticamente a una bolsa de empleo exclusiva para estudiantes de MasterD.

Si quieres saber más sobre autoconsumo, te recomendamos que veas el siguiente vídeo; y si estás interesado en formarte en este sector, con una previsión de futuro espectacular, no dejes de informarte sobre la formación de la mano de las empresas más potentes del sector que ofrece el centro MasterD.

Soltec lanza la segunda edición de su programa formativo Solteach. La empresa líder en fabricación y suministro de seguidores solares, con sede en Molina de Segura (Murcia), pone a disposición de los profesionales de la Ingeniería a nivel nacional 20 plazas libres a ocupar por los mejores expedientes al finalizar sus estudios y por aquellos profesionales que quieran especializarse en renovables en el sector de la energía fotovoltaica.

El plazo para inscribirse comenzó el 15 de mayo. Las solicitudes podrán enviarse hasta el domingo 2 de junio y se tratará de un curso intensivo de 80 horas en dos semanas. La primera semana las clases se impartirán en la Escuela de Negocios y Administración de Empresas ENAE (Murcia), y la segunda semana será en las instalaciones de Soltec. La formación también incluye una visita a una de las plantas fotovoltaicas de la compañía.

Este programa busca dar la oportunidad a los profesionales más brillantes de acercarse y formarse en la empresa referente en Murcia de Energías Renovables con mayor crecimiento en los últimos años y mayor cota de mercado en Latinoamérica y EEUU. Además, el becario tendrá la suerte de formarse de la mano de nuestra experimentada plantilla de ingenieros, posibilitando la ampliación de sus conocimientos, participando en nuestros proyectos y favoreciendo así su inserción laboral.

Durante la formación, los docentes evaluarán a todos los alumnos y, aquellos con mejores resultados, serán contratados en prácticas durante tres meses. Después de este periodo, los seleccionados podrán entrar a formar parte de la plantilla de la empresa.

“En Soltec estamos muy comprometidos con la creación de empleo y, a través de este programa, buscamos dar la oportunidad a los mejores profesionales del sector de formarse en energía renovable”, afirma Raúl Morales, CEO de Soltec.

Más información y envío de solicitudes AQUÍ

De acuerdo con la última revisión anual de la Agencia Internacional de la Energía, la inversión mundial en energía se estabilizó en 2018, terminando con tres años consecutivos de disminución, ya que el gasto de capital en el suministro de petróleo, gas y carbón se recuperó, mientras que la inversión se estancó en eficiencia energética y renovables.

Los hallazgos del informe World Energy Investment 2019 señalan un desajuste creciente entre las tendencias actuales y los caminos para cumplir con el Acuerdo de París y otros objetivos de desarrollo sostenible.

La inversión global en energía totalizó más de 1,8 b$ en 2018, un nivel similar al de 2017. Por tercer año consecutivo, el sector eléctrico atrajo más inversiones que la industria del petróleo y el gas. El mayor salto en la inversión total en energía se produjo en EE.UU., impulsada por un mayor gasto en el segmento upstream, en particular en el gas de esquisto, pero también en las redes eléctricas. El aumento redujo la brecha entre EE.UU. y China, que sigue siendo el mayor destino de inversión del mundo.

Aún así, incluso cuando las inversiones se estabilizaron, la aprobación de nuevos proyectos convencionales de petróleo y gas no alcanzó lo que se necesitaría para satisfacer el sólido y continuo crecimiento de la demanda energética mundial. Al mismo tiempo, hay pocos signos de una reasignación sustancial de capital hacia la eficiencia energética y las fuentes de suministro más limpias, necesaria para alinear las inversiones con el Acuerdo de París y otros objetivos de desarrollo sostenible.

La inversión en energías renovables disminuyó, ya que las adiciones netas de capacidad se mantuvieron estables y los costes se redujeron en algunas tecnologías, pero también fueron respaldadas por las plantas en desarrollo. La menor inversión en energía solar fotovoltaica en China se vio compensada en parte por un mayor gasto en renovables en algunas áreas (por ejemplo, EE.UU., países en desarrollo en Asia).

El gasto en eficiencia energética se mantuvo estable por segundo año consecutivo, con un progreso limitado en la expansión de la cobertura de políticas. A pesar de las crecientes ventas de vehículos eléctricos, la eficiencia del transporte se ha estancado, mientras que el gasto en edificios disminuyó.

La inversión en calor y transporte renovables disminuyó, pero el gasto en nuevas plantas de biocombustibles creció.

grafica

El mundo está presenciando un cambio en las inversiones hacia proyectos de suministro energético que tienen plazos de construcción más cortos. En generación de energía y en el sector upstream de petróleo y gas, la industria está poniendo en marcha capacidad más de un 20% más rápido que a principios de la década. Esto refleja que la industria y los inversores buscan gestionar mejor los riesgos en un sistema de energía cambiante, y también que mejoraron la gestión de proyectos y disminuyeron los costes de los activos de ciclo más corto, como la energía solar fotovoltaica, la energía eólica terrestre y el gas de esquisto americano.

A pesar de que las decisiones de invertir en centrales eléctricas de carbón disminuyeron a su nivel más bajo en este siglo y las paradas aumentaron, la flota global de carbón continuó expandiéndose, particularmente en los países asiáticos en desarrollo.

Las inversiones continuas en plantas de carbón, que tienen un ciclo de vida largo, parecen estar dirigidas a llenar una brecha creciente entre la mayor demanda de energía y una nivelación de la generación esperada de las inversiones en tecnologías bajas en carbono (renovables y nucleares). Sin tecnología de captura de carbono o incentivos para retiros anticipados, la energía del carbón y las altas emisiones de CO2 que produce, seguirán siendo parte del sistema energético mundial durante muchos años. Al mismo tiempo, para cumplir los objetivos de sostenibilidad, la inversión en eficiencia energética debería acelerarse, mientras que el gasto en energía renovable se duplicará para 2030.

Entre los principales países y regiones, India tuvo el segundo mayor salto en inversión en energía en 2018 después de EE.UU. Sin embargo, las regiones más pobres del mundo, como el África subsahariana, enfrentan riesgos financieros persistentes. Solo recibieron alrededor del 15% de la inversión en 2018, aunque representan el 40% de la población mundial. Mucho más capital debe fluir hacia los países menos desarrollados para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible.

El informe también encontró que el gasto público en investigación, desarrollo y demostración en energía está muy lejos de lo que se necesita. Mientras que el gasto público en este segmento aumentó moderadamente en 2018, liderado por EE.UU. y China, su participación en el producto interio bruto se mantuvo estable y la mayoría de los países no están gastando más de su producción económica en investigación energética.

Destacando su creciente fuerza en la industria, LONGi ha lanzado una nueva serie de módulos fotovoltaicos que establecen un punto de referencia en la industria: la nueva generación de módulos de alta eficiencia Hi-MO4 y REAL BLACK.

Hi-MO4 tiene todas las ventajas de la serie anterior de módulos Hi-MO, pero mejorado con una nueva generación de células PERC monocristalinas avanzadas y la tecnología de encapsulación de las tecnologías de media célula y bifacial. Con Hi-MO4, la industria ahora tiene una nueva opción de módulo fotovoltaico con una potencia más alta y más fiable.

En comparación con el módulo bifacial de medias células Hi-MO3 lanzado en 2018, Hi-MO4 conserva las características Hi-MO3 de una excelente generación de energía bifacial, logrando un 8-20% de ganancia en la generación de energía por la cara posterior en diferentes tipos de suelo, junto con una altanfiabilidad y baja atenuación. Los aspectos más destacados de HI-MO4 son:

1. Potencia del módulo muy mejorada
Hi-MO4 implementa tecnología PERC actualizada basada en seis barras colectoras, con una eficiencia de célula que alcanza el 22,5%. Mientras que la potencia frontal del Hi-MO3 es de 380 W (72 células), Hi-MO4 aumenta esto a más de 420 W, llegando hasta 430 W.
2. Menos LCOE
Cuando se compara con el módulo Hi-MO3, el coste del BOS (cuando se implementa el módulo Hi-MO4) puede reducirse en aproximadamente un 7% y el LCOE en un 1,4%. Combinado con sistemas de seguimiento, el LCOE puede reducirse aún más.

Con su avanzada tecnología de productos, LONGi se ha clasificado en el primer lugar en el envío de módulos y células monocristalinas a nivel mundial durante cuatro años consecutivos. El envío total de módulos bifaciales alcanzó 1,5 GW.

Junto con el modelo Hi-MO4 se ha lanzado una nueva serie de módulos totalmente negros: la serie REAL BLACK. Diseñada con las ventajas de “buena apariencia, alta potencia y alta fiabilidad”, la serie REAL BLACK estará disponible para aplicaciones fotovoltaicas sobre tejado. Con su apariencia completamente negra y su color consistente, REAL BLACK se adapta perfectamente al tejado y el entorno circundante, maximizando la estética y la alta potencia.

Al presentar los nuevos productos, Li Zhenguo, Presidente de LONGi, dijo: “La innovación tecnológica para LONGi es fabricar productos rentables y de alta calidad de manera eficiente. Esperamos que el lanzamiento de Hi-MO4 juegue un papel importante para reducir el coste de la electricidad e impulsar la paridad de la red. REAL BLACK traerá una nueva estética y alta potencia a los usuarios de fotovoltaica sobre tejados. LONGi continuará invirtiendo en investigación y desarrollo para desarrollar productos fiables de alta eficiencia y para ayudar a la industria fotovoltaica a actualizar su tecnología“.

El lanzamiento de la nueva generación Hi-MO4 y REAL BLACK liderará una nueva tendencia en el desarrollo tecnológico de módulos fotovoltaicos y ayudará a hacer realidad la paridad de red.

Se espera que en Argentina la potencia renovable (excluyendo la pequeña hidroeléctrica) muestre una tasa de crecimiento significativa, registrando una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 17,8% durante 2019-2030. El sector de instalaciones renovables aumentará en 14,7 GW para satisfacer la creciente demanda, según GlobalData.

El último informe de GlobalData, Argentina Power Market Outlook to 2030, Update 2019 – Market Trends, Regulations, and Competitive Landscape, que proporciona un análisis de la estructura reguladora del mercado eléctrico de Argentina, de las tendencias de importación y exportación, del panorama competitivo y de los proyectos energéticos, revela que se espera que la implementación de subastas de energía renovable en el marco del Programa RenovAr impulse la expansión del sector renovable.

Algunos de los proyectos aprobados en varias rondas de subastas de años anteriores dieron como resultado un aumento repentino de las instalaciones de solar y eólica en 2018. El impulso continuará ya que se están construyendo alrededor de 4 GW de capacidad renovable y se pondrán en servicio a corto plazo. Además, se ofrecen incentivos financieros que incluyen una depreciación acelerada y exenciones fiscales para fomentar la inversión en generación renovable.

Argentina ha enfrentado una grave escasez de energía en los últimos años, lo que ha llevado al gobierno a centrarse en aumentar la capacidad instalada. La capacidad instalada actual no puede satisfacer la demanda, que está aumentando a un ritmo elevado. Existe un gran potencial de energía eólica y solar sin explotar en Argentina, lo que presenta una oportunidad para que las renovables crezcan.

En 2018, el gas dominó el mix energético de Argentina, con una participación del 59,6% de la capacidad instalada total, seguido de la hidroeléctrica con el 25,5%. Argentina tiene reservas sustanciales de gas, lo que explica su dominio en el mix de generación eléctrica. Si bien las fuentes de energía térmica seguirán siendo las que más contribuyan a la capacidad instalada total de Argentina en el período del pronóstico, su participación disminuirá del 67,1% en 2018 al 50% en 2030, debido principalmente al aumento de la capacidad de energía renovable.

Sin embargo, existen varios desafíos que afectan la inversión en el sector eléctrico de Argentina. El sector eléctrico ha sido privatizado, pero las tarifas aún están controladas por el gobierno. Como resultado, no ha habido un aumento en las tarifas durante mucho tiempo. Los precios de la energía siguen estando altamente subsidiados, y esto ha ejercido una fuerte presión sobre las finanzas gubernamentales. Una estructura de tarifas poco realista ha llevado a la falta de inversión en la infraestructura de suministro energético por parte de las entidades privadas que operan la red.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI), en colaboración con la empresa de opinión pública mundial YouGov, ha publicado la sexta y última edición de la encuesta del BEI sobre el clima, que evalúa la percepción del cambio climático que tienen los ciudadanos en la UE, EE.UU. y China. Esta última ronda de resultados aborda las expectativas de los ciudadanos con respecto a la UE a la hora de luchar contra el cambio climático y sus preferencias en cuanto a políticas de acción por el clima.

La encuesta concluye que los ciudadanos españoles ven a la UE como la entidad pública más relevante en la lucha contra el cambio climático, con un impacto mayor que el de los gobiernos nacionales y locales. El 26% de los españoles se siente respaldado por la UE en sus acciones y comportamientos a favor del clima. Este porcentaje es 10 puntos más alto que el respaldo percibido del gobierno nacional (16%) y 3 puntos más alto que el referente a los gobiernos locales (23%). Este sentimiento en España está en línea con la percepción general en toda Europa, ya que el 27% de los europeos se siente respaldado por la UE en sus esfuerzos para luchar contra el cambio climático.

No obstante, los españoles no están contentos con la eficacia de las medidas adoptadas por las instituciones públicas en la lucha contra el cambio climático. Solo un 21% considera eficaz las acciones de la UE para combatir el cambio climático. Los españoles son todavía más críticos con otras entidades públicas: las actuaciones de los gobiernos nacionales han sido valoradas positivamente solo por el 13% de los participantes. Hay que destacar que estas opiniones difieren significativamente según la edad de los encuestados, y que la generación más joven expresa una valoración más positiva. El 29% de la población con edades comprendidas entre los 18 y 34 años consideran eficaces las medidas aplicadas por la UE, mientras que en el caso de los españoles mayores de 55 años solo están de acuerdo un 16%.

Al preguntarles por las tres principales políticas de acción por el clima que pondrían en marcha si fueran jefes de gobierno, el 48% de los españoles optaría por que la totalidad de la producción de electricidad proviniera de energías renovables antes de 2050, y el 40% detendría la deforestación antes de 2025. Estos porcentajes también figuran entre los más elevados del resto de ciudadanos europeos.
Regionalmente, el 42% de los ciudadanos europeos y el 41% de los chinos estarían a favor de detener la deforestación para el año 2025 como primera prioridad política, mientras que el 30% de los estadounidenses elegiría como prioridad que toda la producción de electricidad procediera de energías renovables antes de 2050.

Emma Navarro, vicepresidenta del BEI responsable de la acción por el clima y el medio ambiente, ha reaccionado así a los resultados de la encuesta: “Estos últimos resultados de la encuesta del BEI sobre el clima ponen de manifiesto las altas expectativas que tienen los ciudadanos con respecto a la Unión Europea para luchar contra el cambio climático. Esto confirma la función de liderazgo que tiene que desempeñar el BEI y su responsabilidad como banco encargado de la acción por el clima en la UE y como la mayor entidad multilateral de financiación de proyectos de acción por clima en todo el mundo. Los resultados de las encuestas anteriores pusieron de relieve la necesidad de que el sector privado incremente sus esfuerzos en materia de acción por el clima y el alto nivel de compromiso de los propios ciudadanos. A la luz de todos estos resultados, seguiremos aumentando nuestras inversiones y movilizando la financiación privada para acelerar la transformación de nuestra sociedad hacia modelos de crecimiento más sostenibles y a ayudar a cumplir el Acuerdo de París“.

Las primeras decisiones de política climática que adoptarían los ciudadanos españoles si se convirtieran en jefes de gobierno:

– Hacer que el 100% de la producción eléctrica procediera de energías renovables antes de 2050 – 48%
– Detener la deforestación antes de 2025 (es decir, invertir en la lucha contra la deforestación mundial) – 40%
– Invertir en investigación y planificación de acciones para eliminar C02 – 35%
– Promover nuevas instalaciones industriales con bajas emisiones de carbono de aquí a 2025 – 27%
– Prohibir las bolsas de plástico para el año 2020 – 25%
– Asegurarse de que los edificios nuevos (casi) no consuman energía para el año 2020 – 23%
– Servicios de transporte público gratuito antes de 2020 – 22%
– Dejar de fabricar automóviles con motores de gasolina o diésel de aquí a 2030 – 19%
– Dejar de usar carbón para generar electricidad antes de 2025 – 17%
– Asegurarse de que los edificios existentes se renueven para que (casi) no consuman energía antes de 2050 – 16%
– No sé – 2%
– El cambio climático no existe – 1%
– Ninguna de las medidas anteriores – 0%

Soltec ha presentdoa en Intersolar Europe su SF7 Bifacial, el seguidor solar a un eje de Soltec con módulos bifaciales y que consigue aumentar la producción de energía hasta en un 19,2%.

La extensión de la tecnología de módulos bifaciales ha revolucionado el escenario de la energía solar. La tecnología bifacial afecta tanto al diseño de las estructuras de energía solar fijas y de seguimiento como, aunque en menor medida, al propio diseño de las plantas. Aspectos que se consideraban despreciables con módulos monofaciales ganan importancia y marcan la diferencia entre una planta bifacial eficiente y una ineficiente.

El principal éxito de la tecnología bifacial que explica su rápida extensión en el mercado se debe a su facilidad para adaptar el tradicional diseño de planta fotovoltaica para módulos monofaciales utilizando estructuras que permiten sacar el máximo rendimiento a los módulos bifaciales”, afirma Javier Guerrero, responsable de I+D en Soltec.

Una de las características principales del seguidor solar SF7 Bifacial es que posee una mayor altura de montaje de módulos. Esto hace que la intensidad de la sombra del propio seguidor se reduzca y, a su vez, maximiza el rendimiento bifacial. El SF7 Bifacial también evita la principal desventaja de otros competidores gracias a la configuración del seguidor: la sombra del eje sobre la parte trasera del panel bifacial.

Con el objetivo de analizar todos los parámetros que afectan a la ganancia bifacial, Soltec inauguró en julio de 2018 el Bifacial Tracker Evaluation Center (BiTEC) en California. Las mediciones tomadas por este centro tecnológico entre septiembre y noviembre de 2018 muestran ganancias superiores a un 19,2% en los módulos bifaciales de un seguidor bifacial SF7 y un albedo de 63% con suelo de color blanco. En el caso de los módulos bifaciales de un seguidor bifacial SF7 y un albedo de 32% con suelo de grava la ganancia bifacial estimada es del 12%.

COMEVAL