Monthly Archives: septiembre 2019

0 77

La firma Enercapital Developments, especializada en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos y eólicos, está protagonizando un importante crecimiento en España donde ya ha ejecutado proyectos de energía solar fotovoltaica que suman 1,5 GW. Actualmente tiene en estudio más de 1,6 GW repartidos en diferentes zonas de la geografía española que pueden elevar la cifra total de desarrollos finalizados a los 3,5 GW al acabar 2019.

Detrás de este crecimiento está un equipo altamente profesional y una trayectoria de más de 15 años en el sector de la energía solar fotovoltaica con multitud de proyectos realizados en Europa y Latinoamérica. La empresa apuesta por las energías renovables no solo como medio de contribuir a la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera sino también con el objetivo de impulsar el desarrollo social y económico en las localidades donde se implantan los proyectos.

Enercapital está demostrando que las energías limpias son el mejor camino para conseguir una sociedad más sostenible y rentable en términos socioeconómicos con visión de futuro. Con el fin de apoyar y divulgar los beneficios de estas energías, la empresa se ha volcado este año en el patrocinio de un equipo de motociclismo, “Enercapital Developments”, que compite en el Campeonato Autonómico, y que está demostrando no solo su rendimiento en la categoría de motos eléctricas, donde está en estos momentos clasificada en primer lugar, sino que supera incluso a otras motos de combustión tradicional.

Aunque la firma está presente en varios países, con Latinoamérica, Portugal o Italia como principales mercados, desde la dirección de empresa se señala que España sigue siendo el principal mercado estratégico: “realizamos todo el proceso de desarrollo de un parque solar fotovoltaico, desde la búsqueda del terreno hasta el estado RTB, con un nivel de éxito muy alto. La seguridad para el cliente es lo más importante”, comentan desde la empresa.

Enercapital Developments trabaja con las firmas más importantes de España del sector energético y cuenta actualmente con oficinas en Logroño (La Rioja) y Málaga.

0 30

Los promotores españoles de energías renovables, los propietarios de activos y los productores independientes de electricidad (IPP por sus siglas en inglés) están desaprovechando oportunidades para contactar con los inversores internacionales y maximizar el valor de sus activos en los mercados primario y secundario. Esta afirmación la realiza Augusta & Co., asesor financiero especializado en el sector de las energías renovables, que ha gestionado transacciones por un valor total de más de 10.000 M€ en toda Europa.

En particular, Augusta ha puesto de relieve las limitaciones de un enfoque restrictivo, según el cual los propietarios de activos españoles que venden proyectos optan por entablar conversaciones bilaterales con inversores conocidos, en lugar de tratar de ampliar el grupo de posibles compradores, tanto nacionales como internacionales, a través de un proceso de ventas estructurado.

Estas conversaciones bilaterales limitan el valor que los vendedores pueden desbloquear de sus activos y a menudo permiten que los compradores tomen la delantera y terminen dictando los precios. También vuelve a los vendedores vulnerables a las complejidades o debilidades del posible acuerdo de compraventa con respecto a factores tales como las garantías otorgadas o las sanciones financieras.

De hecho, Augusta estima que los productores independientes de electricidad y los promotores españoles podrían estar perdiendo hasta un 20% del valor potencial de sus activos como resultado de las limitaciones del poder de negociación y de la incapacidad de contactar plenamente con la comunidad inversora internacional.

Actualmente, España es un referente para las energías renovables europeas y ha registrado un enorme flujo de operaciones en los últimos 18 meses, lo que demuestra el considerable apetito de los inversores“, declara Axel Narváez, Director General y Responsable de Augusta & Co. en España. “Sin embargo, para mantener este impulso y para que los propietarios puedan sacar el máximo provecho de sus proyectos operativos o en desarrollo, el mercado debe asegurarse de que está abierto a los inversores que mejor se adaptan a estos activos y de que los hagan partícipes“.

Al entrar en un proceso de ventas estructurado, apoyado por un asesor con una red genuinamente internacional, los desarrolladores y los productores independientes de electricidad en España pueden mitigar los riesgos inherentes al trato con una sola parte, y asegurar que logran un valor de venta óptimo.

Para los propietarios de activos españoles, un proceso de ventas estructurado gestionado de forma independiente atraerá a una gama más amplia de inversores potenciales, incluidos los inversores institucionales de España y del extranjero. Esto creará un entorno más competitivo en el que los vendedores tendrán un mayor control sobre los términos de la operación y la valoración de su proyecto o cartera.

Al crear, y luego seleccionar, una lista restringida de inversores, los asesores pueden asegurar que se buscan compradores con un interés genuino en el activo y que están dispuestos a ofrecer un precio óptimo. A su vez, el contacto con la comunidad inversora internacional en su conjunto apoyará los objetivos de España de duplicar con creces su base instalada de activos renovables y alcanzar el ambicioso objetivo del 74% de generación eléctrica renovable en el año 2030.

Gasinera. Foto cortesía de Endesa

Según un informe elaborado por la Fundación para el Fomento de la Innovación Industrial de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid que recoge datos de emisiones de 30 estudios científicos nacionales e internacionales, el gas natural como combustible garantiza la calidad del aire reduciendo hasta un 90% las emisiones de NOx y hasta un 75% las partículas.

Para la elaboración de este informe se ha llevado a cabo una revisión de 30 estudios científicos donde se han empleado metodologías contrastadas de medición de emisiones a la atmósfera procedentes de distintas tipologías de vehículos, bajo condiciones reales de circulación urbana e interurbana.
El estudio compara las emisiones del diesel y el gas natural en autobuses y camiones y las conclusiones son determinantes. En vehículos pesados, el gas natural reduce las emisiones de NOx hasta un 86% y las partículas un 75%. En el caso de los autobuses, el gas natural reduce las emisiones de NOx hasta un 90% y las emisiones de partículas hasta un 69% con respecto al diesel.

Adicionalmente, el gas natural no presenta azufre en su composición, por lo que a diferencia del diesel elimina las emisiones de SOx por completo.

Desde Gasnam, destacamos la importancia de utilizar una metodología rigurosa y avalada científicamente a la hora de comparar emisiones contaminantes puesto que, de otro modo, las interpretaciones pueden inducir a error.

En el marco del proyecto de investigación PVP4GRID, financiado por la Unión Europea, y del cual la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) forma parte, se han examinado las condiciones en ocho países europeos bajo los cuales el autoconsumidor puede generar, almacenar y consumir energía solar. Las directrices, que contienen información sobre las condiciones del marco legal, técnico y económico, así como ejemplos prácticos, están disponibles de forma gratuita para su descarga.

El objetivo del proyecto europeo PVP4Grid es mejorar la integración de la fotovoltaica en el sistema eléctrico con un enfoque en la integración en el mercado.

El actual marco normativo español crea un contexto de libre mercado para los autoconsumidores. El autoconsumo es un pilar fundamental de la transición energética y confiamos en que cada vez más hogares, empresas y administraciones públicas apuesten por esta tecnología, reduciendo su factura eléctrica y contribuyendo a la lucha contra el cambio climático” afirma José Donoso, Director General de la Unión Española Fotovoltaica.

El paquete legislativo “Energía Limpia para todos los Europeos”, aprobado a finales del año pasado, otorga a todos los ciudadanos de la Unión Europea por primera vez el derecho de producir y consumir su propia electricidad. “Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico puede reducir los costos de energía para todos los consumidores, beneficiar a la red eléctrica y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero“, afirma Carsten Körnig, Director Gerente de BSW-Solar, coordinador del proyecto PVP4GRID.

En condiciones favorables, los autoconsumidores podrían cubrir casi la mitad de la demanda total de electricidad de la Unión Europea en el año 2050. Sin embargo, para poder alcanzar este objetivo, los Estados Miembros deben primero agilizar la implementación del paquete legislativo europeo en la legislación nacional.

Tal y como ha resaltado la Presidenta Electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en su carta de mandato dirigida a la Comisaria de Energía, es importante que los europeos tengan acceso a una energía limpia a la vez que segura, asequible y confiable y que se fomente el empoderamiento del ciudadano en el uso de las energías renovables a través del autoconsumo, uno de los pilares de la transición energética.

En 2018, España disminuyó la intensidad de sus emisiones un 4,1%, convirtiéndose en el cuarto país que más la redujo en relación con los países del G20. Por delante de España, se encuentran Alemania, México y Francia, mientras que la media mundial se sitúa muy por debajo, en el 1,6%. Así se refleja en la nueva edición del Low Carbon Economy Index, elaborado por PwC por undécimo año consecutivo y que analiza el progreso de los países del G20 en materia de descarbonización de la economía y reducción de las emisiones. Estas cifras contrastan con las registradas a nivel mundial, que hacen cada vez más difícil cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

Las condiciones climáticas en España han hecho que, respecto al 2017, en el 2018 haya sido posible emplear un 87% más de energía de origen hidráulico y un 3% más de eólica reduciendo, así, en un 17% la energía procedente de carbón. En cualquier caso, España se sitúa aún muy lejos de su objetivo de reducción de emisiones para 2030 y no debe ser motivo de satisfacción el hecho de que las emisiones se reduzcan fundamentalmente porque las condiciones climatológicas acompañen. España tiene, por tanto, el gran reto de conseguir mayores tasas de descarbonización en situaciones climatológicas adversas, actuando no solo en el sector energético, sino también sobre los sectores transporte, residencial, agrícola, etc.

Los objetivos del Acuerdo de París, todavía más lejos

A nivel mundial, la tasa de descarbonización se ha ralentizado hasta el 1,6%, el ritmo más bajo desde 2011, después de varios años de avances moderados. Esta caída representa menos de la mitad de la tasa de descarbonización registrada en 2015 -del 3,3%-, cuando más de 190 gobiernos se comprometieron con el Acuerdo de París. A este ritmo, los países ni siquiera alcanzarán sus propios objetivos nacionales (NDC) ni mucho menos el objetivo mundial, mucho más ambicioso. PwC estima que la tasa media de descarbonización necesaria para cumplir con los objetivos nacionales para las economías del G20 es del 3% anual hasta 2030.

Según el análisis, será necesario un índice de descarbonización mundial del 7,5% anual para tener una probabilidad de dos tercios de limitar el calentamiento a 2ºC. En comparación, Francia descarbonizó al 4% anual, cuando acometió su apuesta por la energía nuclear en los años 80, y Estados Unidos al 3% anual en la revolución del shale gas. El año pasado, el PIB mundial creció hasta el 3,7%, aupado por el desarrollo de las economías emergentes, que crecieron por encima del 5% (China, India e Indonesia). Y aunque la economía mundial es cada vez más eficiente desde el punto de vista energético, su consumo creció un 2,9% en 2018.

El desarrollo de industrias que demandan un consumo intensivo de energía, como la construcción o el acero, en economías como la china, la india o la indonesia, que se encuentran en plena industrialización, es una de las principales causas de este crecimiento. Además, los patrones climatológicos extremos registrados alrededor de todo el mundo, también llevaron a aumentar la demanda de electricidad y gas para calefacción y aire acondicionado, en una clara advertencia de los posibles efectos asociados al cambio climático.

Las energías renovables – incluyendo biocombustibles, biomasa, la energía geotérmica, la hidroelectricidad, la energía solar y la eólica- alcanzaron la tasa más alta desde 2010, del 7,2%, pero siguen representando menos del 12% del sistema energético. El grueso del crecimiento de la demanda de energía fue cubierto por los combustibles fósiles, que incrementaron las emisiones mundiales en un 2%, lo que supone el mayor aumento registrado desde 2011.

E.ON ha mejorado sus baterías de emergencia en una de sus subestaciones de distribución en el noroeste de Hungría en un proyecto piloto, al cambiar baterías de plomo-ácido a baterías de níquel de Saft. El objetivo es mostrar cómo se puede instalar la última tecnología Saft como reemplazo directo “Plug and Play” de baterías de plomo-ácido. E.ON es uno de los primeros en beneficiarse de la última tecnología de batería de níquel sin mantenimiento, Uptimax de Saft, que se lanzó a finales de 2018.

La batería Uptimax es una nueva generación de baterías de níquel que puede cargarse completamente a un nivel de tensión único en lugar de uno doble. Como resultado, E.ON podrá actualizar las baterías mientras mantiene el cargador existente.

La tecnología de batería de níquel Saft Uptimax ofrece un valor a largo plazo durante la vida útil de una instalación. Proporciona una larga vida operativa, alta disponibilidad y robustez. A diferencia del plomo-ácido, las baterías de níquel Uptimax no experimentan una muerte súbita ni necesitan mantenimiento. Además, pueden aceptar una carga rápida para un breve retorno al servicio después de un corte de energía, lo que reduce el riesgo y los requisitos de respaldo.

Los modelos anteriores de baterías de níquel necesitaban una tensión de carga más alta, que requería el reemplazo de los cargadores de batería existentes o una actualización para ajustar la tensión de carga. Sin embargo, esto no es necesario para la última generación de Uptimax, lo que facilita la instalación y disminuye el coste general de los sistemas de CC.

Roland Knobloch, gerente de ventas de Saft para Europa Central, dijo: “Al instalar las últimas baterías de níquel Saft Uptimax, E.ON se beneficiará de la fiabilidad a largo plazo, la operación sin mantenimiento y el rápido retorno al servicio, todo sin reemplazar o actualizar su cargador de batería. Creemos que este es el primero de muchos éxitos para la nueva Uptimax“.

Saft está suministrando dos sistemas de baterías de níquel, cada uno compuesto por 170 celdas Uptimax 195 Ah y fabricado en la fábrica de Saft en Oskarshamn, Suecia, a través de Statron Hungría, el integrador de suministros de energía industrial. Las dos empresas formaron una asociación en 2017 para identificar emplazamientos potenciales para reemplazar las baterías de plomo-ácido existentes en la red de distribución de 120 kV de Hungría.

Las subestaciones requieren sistemas de energía de respaldo de batería para operar la aparamenta eléctrica, así como sistemas de monitoreo y control, en caso de un corte de energía. Las baterías proporcionan la energía para maniobrar las configuraciones de red, eliminando faltas y ayudando a los operadores a realizar reparaciones de la red de manera segura.

Tras las exitosas actividades organizadas en 2019, Latam Mobility ha presentado su estrategia de fomento de la movilidad sostenible para el año 2020. Con la incorporación de nuevas actividades en el Cono Sur (Chile) y el Caribe, la organización regional de movilidad se propone seguir consolidando la transformación del sector en la región.

Durante los meses de Enero (Chile), Febrero (México), Junio (Colombia) y Octubre (Centroamérica & Caribe), se llevarán a cabo actividades regionales con presencia de expertos internacionales referentes en movilidad sostenible. Representantes públicos de Chile, México, Colombia y el Caribe compartieron el mensaje común sobre el honor de contar con la celebración de este importante evento en sus respectivos países: “Queremos que Latinoamérica se convierta en región de referencia en movilidad sostenible. Tenemos todos los recursos para ser líderes en esta transformación: Materias primas, capital humano, grandes urbes y población concienciada” declaró un alto ejecutivo de la Banca Multilateral.

Las recomendaciones de los expertos internacionales participantes de esta importante red de actividades comienzan con el logro inicial de superar las barreras que existen en Latinoamérica con relación al desarrollo de la movilidad sostenible; en particular en lo que se refiere al desarrollo de infraestructura. Exponencialmente se invierte más infraestructura de movilidad sostenible, pero aún se requieren decisiones más profundas en materia de política pública en la región más urbanizada a nivel mundial. Y llegan hasta el incremento de la cadena de valor regional aprovechando la disponibilidad de recursos como el litio o la robustez del sector automoción en países como México.

Los fabricantes de vehículos eléctricos coinciden en la apuesta por la innovación y el incremento de la competitividad basada en los avances tecnológicos y las economías de escala, así como en el potencial de Latinoamérica para la implantación de plantas de producción, en especial países como México, Chile o Colombia. En lo que se refiere a incentivos, la caída de costos de las baterías y el desarrollo tecnológico que ha derivado en una mayor eficiencia han permitido un cambio de modelo de negocio en un entorno de libre competencia.

En pleno 2019, la idea de la movilidad sostenible como elemento de transformación del sector de movilidad deja de ser relevante y las tecnologías de movilidad sostenible se convierten en un elemento central del desarrollo socioeconómico de Latinoamérica. Desde Latam Mobility ponemos todo nuestro empeño en la mejora de la calidad de vida de los latinoamericanos y en la generación de oportunidades de negocio y desarrollo en un sector de futuro”, declaró Rebeca Gonzalez, Directora General y fundadora de la organización Latam Mobility.

Latam Mobility 2020 contará con ponencias de destacados representantes de los sectores público y privado. Más de 1.200 expertos, se darán cita en las 4 actividades que se desarrollarán a lo largo del próximo año en la región para discutir la actualidad de uno de los sectores más relevantes para la conservación de nuestro planeta y la mejora de nuestra calidad de vida.

Con la celebración de eventos de este nivel, Latinoamérica consolida su apuesta como región pionera en congresos y encuentros de negocios y se posiciona para atraer inversión extranjera en un sector que se encuentra en pleno apogeo y genera miles de empleos.

Como ya ocurriera en la edición de 2019. FuturENERGY ha cerrado un acuerdo de colaboración con Latam Mobility. Lo que nos permitirá distribuir nuestras revistas en estos eventos de alto nivel, llevando por toda Latinoamérica la imagen, productos, proyectos y servicios de nuestros colaboradores y anunciantes.

Panasonic Heating and Cooling ha participado en septiembre, en la feria Rebuild, punto de encuentro anual de innovación del sector de la edificación, que en esta edición se celebra en IFEMA de Madrid. La compañía japonesa, presente en el stand F645, mostrará una de sus contribuciones a una sociedad descarbonizada: la gama Aquarea All in One, la nueva bomba de calor aire-agua que reduce al máximo las emisiones de CO2 gracias a su capacidad de aprovechar la energía del aire exterior, usándola como energía renovable para climatizar y ofrecer agua caliente sanitaria a una vivienda.

Aquarea All In One, la nueva generación de bombas de calor aire-agua para calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria, utiliza la aerotermia para el ámbito doméstico. Esta tecnología, basada en el uso de energías renovables como el aire y que se encuentra reconocida como energía renovable en la Directiva Europea 2009/28/CR, destaca por su eficiencia, contribuye a la reducción de emisiones y a la descarbonización del planeta, además de facilitar su uso al usuario y al servicio de mantenimiento ya que es un sistema que puede ser controlado a través del móvil con la aplicación Aquarea Smart Cloud.

La nueva serie J de Aquarea All in One cuenta con el refrigerante R32, que es respetuoso con el medio ambiente y ofrece una eficiencia energética mejorada de hasta 5.33 de COP con una Clasificación de Eficiencia Energética A+++. El filtro de agua magnético permite una vida útil mejorada y se ha reducido el nivel sonoro del producto. La temperatura del agua en calefacción llega hasta los 60ºC.

Estos sistemas tienen una aplicación directa en los proyectos de casas pasivas, donde las energías renovables y la optimización completa de los espacios permiten conseguir un gran ahorro energético que puede llegar al 90%. Asimismo, complementan a la ventilación mecánica, recuperando el calor y optimizando el calor interior y las ganancias solares.

Entre los proyectos de casas pasivas en los que ha colaborado Panasonic destacan el proyecto Tierra, una casa pasiva construida en Llucmajor (Palma de Mallorca), certificada como la primera Passivhaus Premium de España. La compañía también ha colaborado en una de las últimas promociones de grupo LOBE, el proyecto residencial de Basa de la Mora, en Miralbueno (Aragón), un edificio multifamiliar de 186 viviendas, todas ellas casas pasivas, con un consumo energético prácticamente nulo.

La vocación de servicio y de diálogo abierto con la sociedad que caracteriza a la Fundación Renovables le lleva a compartir con el resto de actores y entidades que participan en la Semana Europea de la Movilidad (#SemanaDeLaMovilidad19, #SEM19) sus propuestas en materia de movilidad urbana sostenible, las cuales pueden consultarse en toda su extensión en el último informe publicado, titulado “Escenario, políticas y directrices para la transición energética”.

La solución al problema del transporte (atascos, ruidos, contaminación, etc.) no puede venir desde el propio sector del transporte (con la creación de más infraestructuras viarias para aliviar los atascos, pues estas volverán a saturarse, en una espiral sin fin) sino desde el urbanismo y la ordenación del territorio: ubicando más cerca los distintos bienes y servicios para que así no sea necesario desplazarse tan lejos. Se trata de procurar la máxima accesibilidad con la menor movilidad motorizada posible, especialmente si esta tiene lugar en modos motorizados privados. Ello solo es posible desde la “creación de cercanía”, esto es, recuperando el modelo de ciudad de distancias cortas, multifuncional y diversa que siempre había caracterizado a las ciudades españolas.

La Fundación Renovables considera por tanto que se debe gestionar la movilidad urbana y el sector transportes a través de planes integrales que, con criterios de sostenibilidad, ahorro y eficiencia, apuesten por un cambio radical en las tendencias y patrones actuales, de modo que:

  • Se gestione y racionalice la demanda de movilidad (demanda no equivale a necesidad), minimizándola gracias a una nueva configuración del espacio urbano en el que todos los servicios básicos municipales y comercios se encuentren a una distancia fácilmente accesible a pie. Dicho con otras palabras, se debe apostar por la recuperación de la escala de barrio.
  • Se haga hincapié en la gestión y conservación de las infraestructuras, frente al discurso hegemónico de nueva construcción o ampliación de las ya existentes, donde prima el beneficio económico.
  • Se apueste, de forma clara e inequívoca, por los modos no motorizados de transporte (marcha a pie y en bicicleta) en intermodalidad con el transporte público colectivo.

Defienden un cambio en la concepción de la movilidad, de manera que se consolide un criterio de servicio público y uso compartido, minimizando la demanda de movilidad motorizada por disponibilidad de bienes y servicios de cercanía, con prácticas de mínimo consumo y emisiones contaminantes y abandonando progresivamente la utilización de vehículos con motor de combustión interna. Este cambio en la concepción de la movilidad abre un amplio abanico de oportunidades para re-diseñar el modelo de ciudad, revitalizar el tejido productivo local y servir de mecanismo tractor de la economía.

El marco de actuación tiene como finalidad conseguir un cambio de modelo de movilidad urbana cuyo objetivo sea garantizar la accesibilidad a los distintos bienes y servicios sin necesidad de apostar necesariamente por el uso del automóvil privado. El nuevo modelo de movilidad urbana que defienden es bajo en carbono, con cero emisiones de gases contaminantes, más inclusivo y económico, en base a:

  • Una planificación y un diseño urbanístico que garanticen la máxima accesibilidad con la menor movilidad motorizada posible, de manera que se maximicen los desplazamientos a pie y en bicicleta en condiciones de seguridad.
  • El desarrollo de una red de transporte público colectivo suficientemente potente y accesible para el conjunto de la ciudadanía, de manera que pueda asumir el grueso de aquella movilidad motorizada que aún deba producirse tras la introducción de criterios de accesibilidad y creación de cercanía, pues no todo estará lo suficientemente cerca para todo el mundo y al mismo tiempo. Este transporte público deberá ser eléctrico y abastecido por completo con fuentes renovables de energía.

Para asumir la fracción restante de la movilidad motorizada (el grueso ha de ser asumida por transporte público colectivo) se debe potenciar el vehículo eléctrico (automóviles, bicicletas, patinetes, etc.), igualmente a partir de electricidad generada completamente con fuentes renovables y siempre desde una consideración de uso compartido (carsharing, carpooling, etc.).

La transición energética exige multiplicar por más de 10 la energía solar y por 5 la energía eólica en combinación con otras medidas tecnológicas para limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 °C y alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, según el último informe Perspectivas de transición energética: suministro y consumo energético de DNV GL. El informe establece que la transición energética avanza a un ritmo mayor del esperado, aunque todavía es demasiado lenta como para limitar el aumento global de las temperaturas muy por debajo de 2 °C, según lo establecido en el Acuerdo de París.

Al ritmo previsto, las predicciones de DNV GL apuntan a un mundo que probablemente será 2,4 °C más cálido a final de este siglo en comparación al final de período preindustrial. Ya existe la tecnología para limitar suficientemente las emisiones para alcanzar el objetivo climático. Lo que hace falta para garantizarlo son decisiones políticas de gran calado.

DNV GL recomienda adoptar las siguientes medidas tecnológicas para cerrar la brecha de las emisiones, es decir, la diferencia entre el ritmo previsto al que nuestro sistema reducirá las emisiones de carbono y el ritmo que debemos alcanzar, y limitar así el calentamiento global muy por debajo de los 2 °C establecidos en el Acuerdo de París.

Esta combinación de medidas incluye:

1. Aumentar la energía solar en más de diez veces hasta los 5 TW y la eólica cinco veces hasta 3 TW de aquí a 2030, lo que serviría para satisfacer el 50 % del consumo mundial anual de electricidad.
2. Multiplicar por 50 la producción de baterías para los 50 M de vehículos eléctricos necesarios cada año hasta 2030, junto con inversiones en nuevas tecnologías para almacenar el exceso de energía eléctrica y soluciones para que nuestras redes eléctricas asimilen el flujo cada vez mayor de energía solar y eólica.
3. Crear nuevas infraestructuras para recargar vehículos eléctricos a gran escala.
4. Invertir anualmente más de 1,5 MM$ para la expansión y el refuerzo de las redes eléctricas hasta 2030, lo que incluye redes de ultraalta tensión y soluciones amplias de adaptación a la demanda para equilibrar la cantidad variable de energía eólica y solar.
5. Aumentar la eficiencia energética mundial en un 3,5 % anual en la próxima década.
6. Hidrógeno verde para calefactar edificios e industrias, transporte de combustible y utilizar el exceso de energías renovables en la red energética.
7. Para el sector de la industria pesada: aumento de la electrificación de los procesos de manufacturación, incluyendo la calefacción eléctrica; fuentes renovables in situ combinadas con soluciones de almacenamiento;
8. Tecnologías de bomba de calor y mejora del aislamiento.
9. Expansión masiva del ferrocarril tanto para los desplazamientos en el ámbito urbano como para el transporte de pasajeros y mercancías a larga distancia.
10. Implantación rápida y amplia de instalaciones de captación, utilización y almacenamiento de carbono.

El impresionante ritmo de la transición energética sigue su curso. El informe de DNV GL prevé que, en 2050, la producción de energía solar fotovoltaica y energía eólica será de 36 000 TW/h anuales, más de 20 veces la producción actual. India y la región de la Gran China contarán con la proporción más amplia de energía solar a mediados de siglo, con un 40 % de la cuota de capacidad fotovoltaica global instalada en China, seguida por el subcontinente indio con un 17 %.

A nivel global, según el informe, la energía renovable supondrá casi el 80 % de la electricidad mundial en 2050. La electrificación aumentará el uso de bombas de calor y hornos de arco eléctrico e impulsará una revolución de los vehículos eléctricos, que representarán el 50 % de las ventas de coches nuevos en 2032.

A pesar de este ritmo veloz, la transición energética no es lo suficientemente rápida. Las previsiones de DNV GL dan la voz de alarma sobre que, para un límite de calentamiento de 1,5 °C, el presupuesto de carbono restante se habrá agotado ya en 2028, con un exceso de 770 Gt de CO2 en 2050.

El informe demuestra también que la transición energética es económica: el mundo gastará una proporción cada vez menor del PIB en energía. El gasto mundial en energía equivale actualmente al 3,6 % del PIB. pero se reducirá a un 1,9 % en 2050. La razón cabe encontrarla en la reducción de los costes de las renovables y otras eficiencias que permitirán invertir más para acelerar la transición.

DNV GL hace un llamado a los 197 países que firmaron el Acuerdo de París para que, con metas ambiciosas, aumenten y cumplan con sus contribuciones determinadas a nivel nacional (CDN) en 2020. Echando un vistazo a las primeras CDN enviadas a la secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el 75 % de ellas hacen referencia a energías renovables y el 58 % a eficiencia energética. DNV GL hace un llamamiento a los dirigentes políticos para lograr que estos porcentajes alcancen el 100 % en las segundas CDN.

COMEVAL
ELT
COFAST-PASCH
AERZEN
IMASA