Monthly Archives: octubre 2019

La movilidad eléctrica es imparable y una oportunidad industrial tecnológica y de servicios para la nueva automoción. Así se ha confirmado en el V Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico CEVE2019 celebrado en Madrid y que ha reunido a más de 450 personas entre asistentes y panelistas en torno a lo eléctrico como eje principal de la descarbonización del transporte.

Inauguró el primer día del V Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico CEVE2019 el Secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Pedro Saura, quien destacó la necesidad de plantear un Pacto de Estado que desemboque en una Ley de Movilidad Sostenible que garantice el derecho a la movilidad, como eje fundamental de acceso a otros derechos básicos como la vivienda, sanidad, educación y trabajo; una movilidad segura, sostenible y conectada y un cambio de prioridades hacia aquellas que aportan mayor valor añadido social, tales como seguridad, conservación y mantenimiento, movilidad cotidiana, digitalización e intermodalidad.

Para Saura, el coche eléctrico representa en España una oportunidad medioambiental, capaz de disminuir entre el 40 y 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero; energética, dada su eficiencia, clave en un país tan dependiente del petróleo; industrial, cuando España produce más de 3 millones de vehículos al año; tecnológica, por el reto que supone en I+D+i para el desarrollo de baterías, y en las TIC por la conectividad y los sistemas de recarga inteligente.

La voz de los jóvenes dio la bienvenida a los asistentes al Congreso

Tras la intervención de Saura, la bienvenida del Congreso corrió a cargo de Lidia Carmona, una joven que se presentó para hablar en representación de la infancia y juventud españolas dirigiéndose al auditorio para señalar que “soy muy joven y no tengo todas las respuestas, ni tampoco las soluciones. Pero quiero que entiendan que ustedes tampoco las tienen. Por eso, debemos escucharnos los unos a los otros”.

La joven dijo saber que “las decisiones importantes no se toman para hacer de éste un mundo mejor, sino más rentable económicamente, pero que la economía y la ecología comparten el mismo principio y si se hace bien y con voluntad, las dos tienen mucho sentido juntas”.

Terminó señalando que “ni yo, ni los niños y niñas de mi generación, podemos tomar hoy las decisiones que afectarán a nuestro futuro, pero ustedes sí. Ustedes pueden marcar la diferencia y hacer con cada decisión personal y en conjunto un mundo mejor, una economía sólida, una industria próspera, pero también un Planeta respirable, verde, limpio y habitable. Confío en ustedes y les pido que en este Congreso que hoy arranca, tomen las mejores decisiones para que podamos crecer felices en su compañía y tener un futuro”.

Menos procrastinar y más actuar

El Director General de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, dijo que el cuarto de los lamentos se ha cerrado y que era el momento de dejar de hablar para empezar a actuar con firmeza, “ya que procrastinar durante décadas nos ha llevado a una situación de emergencia climática y de tener que actuar con rapidez y decisión”.

Destacó el papel del vehículo eléctrico no solo en las estrategias de descarbonización del transporte, sino también y sobre todo como eje de eficiencia energética en el impulso de las energías renovables, la generación distribuida, el almacenamiento energético y el autoconsumo, “siendo el único sistema de propulsión capaz de interactuar con el sistema eléctrico, en un mundo que cada vez reclama mayor consumo eléctrico”, dijo.

Asimismo, Pérez de Lucia señaló que el objetivo de implementación de vehículos eléctricos en España a 2030 es de 5 millones de unidades, “lo que equivale al 16% del parque total actual en 10 años, por lo que no es lógico que se genere una situación de estrés ni en la industria ni en la sociedad, ya que durante décadas van a tener que convivir los vehículos eléctricos con otras tecnologías de propulsión que, eso sí, deberán de ser más eficientes respecto a sus emisiones de CO2 y de partículas contaminantes”, al tiempo que puso de relieve que los verdaderos retos del sector están en un objetivo de reducción de emisiones medias en Europa de 130 a 95 gCO2/km a partir de 2020, y que serán más duras en los años venideros; a una revolución industrial ligada a procesos de robotización en la producción y al despertar de mercados emergentes dispuestos a comerse literalmente el mundo; a una revolución tecnológica con la llegada de los vehículos conectados y autónomos y a una revolución de servicios con los nuevos modelos de movilidad compartida, donde el vehículo eléctrico es una herramienta más que ayude al sector a lograr mantener su competitividad.

Mesas sectoriales

La industria en la nueva automoción; las nuevas fronteras en la gestión del sistema eléctrico, y el mercado del VO y los valores residuales de los vehículos eléctricos fueron las mesas sectoriales que pusieron de relieve la realidad industrial, tecnológica y de servicios en torno a la movilidad eléctrica, a la que se sumaron también una mesa política con representantes de las formaciones PP, PSOE, C´s y Podemos.

Teresa Ribera inauguró la jornada europea del Congreso

La Ministra de Transición Ecológica en funciones inauguró la segunda jornada del V Congreso resaltando que para avanzar hacia la descarbonización de la movilidad, es necesario tener la mente abierta y contemplar el vehículo eléctrico como una las principales palancas que nos va a permitir resolver el problema.

Para Teresa Ribera es necesario abordar los retos inherentes a la movilidad como la salud, calidad del aire, cambio climático, ocupación del espacio, ordenación del territorio y en este escenario, el papel del ciudadano es crucial. Por tanto “hay que poner a su alcance servicios de movilidad en los que la respuesta eléctrica es una parte importante de la solución: vehículo eléctrico, carsharing, motosharing…”.

El Gobierno, señaló la titular en funciones del MITECO, ha dado pasos claros y decididos empezando por emitir señales en el medio y en el largo plazo con el borrador de plan integrado Energía y Clima 2021-2030 que fija un objetivo de 5 millones de vehículos eléctricos en torno al 15% de la flota manteniendo la flota en cifras equivalentes a las actuales para el 2030. Es un objetivo que se apoya en medidas concretas y se prevé la generalización en las ciudades de más de habitantes de 50.000 habitantes de zonas de bajas emisiones. También ha subrayado que el Programa MOVES ha tenido para este año 45 millones en ayudas para adquirir vehículos eléctricos e instalar infraestructuras de recarga. Asimismo, ha señalado que es intención del Gobierno ampliar en próximos ejercicios los 15 millones de euros con que ha nacido el Programa MOVES Proyectos Singulares, destinado a incentivar soluciones para entornos urbanos y proyectos de innovación en movilidad eléctrica.

Proyectos Europeos

Diversos proyectos europeos fueron desgranados en la segunda jornada del Congreso, donde la implementación de infraestructuras de recarga bidireccionales que entregan electricidad al vehículo y también la toman de éste para la red son una realidad en localidades como Molins del Rei, en Barcelona.

Asimismo, el Consejero de Industria del Principado de Asturias, Enrique Fernández, y su directora de Energía, Belarmina Díaz, pusieron de relieve el impulso que esta comunidad autónoma está dando para descarbonizar el transporte, y también para situarla como referente industrial.

Por lo pronto, proyectos como un corredor cantábrico de carga rápida que vertebre territorio y conecte con los corredores eléctricos diseñados en Europa; el desarrollo de un prototipo de coche para competición en carreras de montaña y de un kart eléctrico de competición, en colaboración con la Fundación Fernando Alonso; el desarrollo e implementación de una prueba piloto con autobús eléctrico, alimentado con renovables para transporte de estudiantes de la Universidad de Oviedo entre los campus de Oviedo y de Gijón y otra prueba piloto con autobús eléctrico en una línea circular de Oviedo, sustituyendo los autobuses actuales por 7 autobuses eléctricos de 12 metros; la implementación de paquetes turísticos cero emisiones; el establecimiento de una estación recarga con hibridación y almacenamiento; una estación móvil de recarga con energía fotovoltaica y un proyecto industrial para desarrollar vehículos eléctricos en Asturias forman parte del portafolio de actuaciones de la región vinculadas a este mercado.

Las conclusiones del proyecto NeMo para la interoperabilidad y servicios integrados en la recarga de vehículos eléctricos corrió a cargo del director de vehículo eléctrico de Barcelona, Ángel López, mientras que IK4-Tekniker desgranó las características del vehículo eléctrico ultraligero de proyecto WEEVIL.

Proyectos como Car-E-Service, de economía circular para la reutilización , reacondicionamiento y reciclaje de vehículos eléctricos; el T2UES para el transporte turístico Urbano Eléctrico a cargo de la Agencia Andaluza de la Energía o la electrificación por pantógrafo en autopistas para camiones pesados, que explicó el experto Gerrit Stumpe, de Siemens, completaron la presentación de proyectos europeos que cerró el director técnico de AEDIVE con el CIRVE, a través del cual se están instalando hasta 40 puntos de carga rápida en España por parte de diferentes operadores para trabajar en la interoperabilidad de las infraestructuras.

Cerró la edición del 2019 del CEVE el Comisionado europeo de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, subrayando las “notables” oportunidades que se abren para el vehículo eléctrico en este contexto, pues para 2025 se necesitará que circulen 5 millones de vehículos de cero emisiones en Europa, frente al millón que hay en la actualidad. El comisario ha indicado que para apoyar la implantación del vehículo eléctrico se va a revisar la directiva de infraestructuras para vehículos no convencionales y el próximo año se lanzará la primera convocatoria de un fondo de innovación, que se financiará con lo obtenido en las subastas de derechos de emisión de CO2 y que contará con más de 11.000 millones en los próximos años.

SolarPower Europe y el programa europeo GET.invest han anunciado una nueva asociación para contribuir al desarrollo amplio y sostenido del mercado de las energías renovables en la región de África, Caribe y Pacífico (ACP). La asociación se desarrolla bajo el apoyo de la Unión Europea, Alemania, Suecia, Países Bajos y Austria a GET.invest para promover la acción del sector privado para construir mercados de energía sostenible en los países socios.

SolarPower Europe utilizará su red para movilizar a las compañías de energía solar europeas y de la región ACP para el desarrollo comercial conjunto; Esto incluye el desarrollo de capacidades y el apoyo a las asociaciones de la industria renovable en la región ACP, así como una mayor visibilidad de los proyectos relacionados.

Para este esfuerzo, SolarPower Europe se basará en el conocimiento de GET.invest, un programa respaldado por la Unión Europea, Alemania, Suecia, Países Bajos y Austria. GET.invest ofrece varios servicios a desarrolladores y empresas de proyectos de energía renovable. Hasta la fecha, GET.invest ha respaldado más de 100 transacciones de mercado en todo el África subsahariana con un volumen de inversión total proyectado de más de 1.000 M$.

Solo con el apoyo del sector privado se puede ganar la carrera contra el cambio climático y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular el ODS 7. La UE apoya a las empresas que invierten en energía sostenible a través de su Plan de Inversión Externa.

La asociación entre SolarPower Europe y GET.invest tiene como objetivo informar mejor al sector privado, conectando empresas e inversores en países socios.

Partiendo de la colaboración previa de SolarPower Europe con el predecesor de GET.invest, el Programa de Cooperación de Energía Renovable África-UE (RECP), la nueva asociación incluye actividades tales como eventos de información, desarrollo de capacidades para asociaciones nacionales, intercambios de socios, divulgación y movilización, así como creación de capacidad general del sector privado.

0 15

La Fundación Renovables ha presentado el informe “El Contrato Social de la Energía: Electrificar para democratizar” que supone un paso conceptual importante y que, a la vez, engloba toda su aportación de ideas, propuestas y análisis publicados a lo largo de los últimos nueve años y que tienen en la consideración la energía como un bien básico de primera necesidad cuyo acceso debe ser garantizado como servicio público, el punto de partida de su discurso. El “think thank” ciudadano aporta esta iniciativa como base para el permanentemente reclamado Pacto de Estado de la Energía. Entre las ideas más significativas figuran la reivindicación de que la señal precio responda al pago por uso y no por inversiones y la constatación de que el sector tradicional no podrá nunca protagonizar un cambio radical que va contra sus propios intereses.

Para la Fundación Renovables la electrificación de la demanda, de origen renovable, es la única vía para lograr un futuro sostenible bajo criterios de eficiencia, equidad, justicia social y pleno respeto al medio ambiente. Ello exige rediseñar por completo el sistema eléctrico de nuestro país, evolucionando e innovando, de manera disruptiva, gracias a la tecnología ya disponible hasta alcanzar un nuevo sistema descentralizado y multidireccional, en el que la ciudadanía tenga capacidad de decisión tanto para comprar como para generar electricidad.

El informe se estructura en tres partes. En la primera, titulada “Razones para el cambio”, se repasan los motivos que justifican la necesidad de actuar para cambiar el sistema eléctrico. Entre ellos encontramos: el no acceso universal a la energía y la persistencia de la lacra de la pobreza energética; la absoluta falta de transparencia en la fijación de precios y la flagrante asimetría en la asignación de los costes de un sistema que es opaco y nada democrático; el grave problema reputacional que tienen las empresas del sector; el control de la propiedad de las infraestructuras por parte de unas pocas manos; la perversa conversión de ciertos trámites administrativos en verdaderos bienes especulativos; la inexistencia de grados de libertad de los consumidores; la carencia de una política fiscal activa y finalista y la ineludible obligación de erradicar los combustibles fósiles y culminar a tiempo la transición energética, por razones de emergencia ambiental y en consecuencia social.

Efectuado el diagnóstico, el informe aborda en su segunda parte “Las palancas del cambio”, aquellos instrumentos o mecanismos que permiten sustituir ya el paradigma actual por otro. Uno de ellos es sin duda la aparición de escenarios tecnológicos (internet de las cosas, blockchain, etc.) con capacidad para provocar el cambio de modelo de abajo a arriba, junto al hecho incontestable de que la propia necesidad de cambiar cada día goza de mayor aceptación social. En efecto, la preocupación de la sociedad cada vez es más determinante en la asunción de compromisos políticos frente a la presión real y efectiva de los lobbies empresariales.

Otro importante mecanismo que impulsa el cambio de modelo es que la generación de electricidad a partir de fuentes renovables es, hoy día, más barata que el uso de combustibles fósiles. Y todo ello sin considerar las externalidades negativas que tienen las energías fósiles, por un lado, y los beneficios inducidos por el empleo de fuentes renovables autóctonas, por otro.

El autoconsumo, por su parte, supone un inigualable instrumento para el cambio, al abrir la puerta a una nueva forma de relacionarnos socialmente con la energía, convirtiendo al conjunto de la ciudadanía en gestora de su propia energía y afianzando nuevos comportamientos y responsabilidades. Finalmente, el almacenamiento de electricidad en baterías será clave tanto para la electrificación de la demanda como, sobre todo, para la gestionabilidad del sistema y la reducción de inversiones de generación con baja utilización.

En la tercera parte, titulada “Los caminos del cambio”, el informe repasa aquellas actuaciones que debemos llevar a cabo para culminar con éxito la transformación del sistema energético, particularmente del sistema eléctrico. Entre ellas: el diseño de una tarifa eléctrica transparente y con una señal precio real; la digitalización del propio sistema eléctrico; la consolidación de la figura del agregador de demanda; la corresponsabilidad en el cumplimiento de compromisos de cobertura de la demanda con renovables; el cambio de modelo en la propiedad y gestión de las infraestructuras; la reforma fiscal, que genere una política fiscal activa y finalista y la articulación de un nuevo modelo eléctrico en el que la electricidad esté considerada como un bien de primera necesidad y como un servicio público.

Como vehículo para lograrlo se propone “El Contrato Social de la Energía”. En él, la Fundación Renovables antepone las necesidades del conjunto de la sociedad a los intereses individuales, como exigencia de derechos, pero también de obligaciones, y apuesta de forma valiente por cambiar el orden moral del sistema actual, con un papel del Estado más comprometido y activo. A partir de un concepto más social de la energía, la define como un servicio público y como un bien de utilidad pública cuyo acceso universal debe quedar garantizado, al menos, en su formato eléctrico a partir de fuentes renovables. Se detallan las bases y los derechos sobre los que pivota la propuesta del Contrato Social de la Energía, cuyo paso siguiente ha de ser alcanzar un Pacto de Estado de la Energía con el mayor consenso posible.

Finalmente, el informe presenta sus propuestas de actuaciones legislativas para desarrollar el referido Contrato Social, como la Ley de cambio climático, ley “paraguas” de un desarrollo normativo compacto que incluya, entre otras, la Ley de Reforma del Sector Eléctrico, una reforma fiscal que garantice la justicia social e intergeneracional y la reforma de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, asumiendo que el compromiso nace desde la necesaria actuación urbana.

En palabras de Fernando Ferrando “este es un modelo de todos y para todos, en el que el acuerdo social es base para que todos asumamos los derechos y las obligaciones que conlleva”.

0 22

La primera plataforma con el aerogenerador totalmente instalado de Windfloat Atlantic ha partido del puerto de Ferrol hacia su destino final a 20 km de la costa de Viana do Castelo, en Portugal. Una vez llegue a su emplazamiento definitivo, las tres estructuras flotantes —con una altura de 30 m y una distancia de 50 m entre cada una de sus columnas— se instalarán y formarán el primer parque eólico marino flotante de Europa continental.

La estructura que ha partido desde el puerto exterior de Ferrol engloba una plataforma flotante y un aerogenerador, el más grande jamás instalado en una superficie de estas características. En los próximos meses, se incorporarán las otras dos plataformas para completar el parque eólico que, con sus 25 MW de potencia instalada, podrá generar la suficiente energía como para abastecer al equivalente a 60.000 usuarios al año.

El proyecto pertenece al consorcio Windplus, que es propiedad conjunta de EDP Renováveis (54,4%), Engie (25%), Repsol (19,4%) y Principle Power Inc. (1,2%). La instalación cuenta con tres aerogeneradores montados sobre plataformas flotantes ancladas solo con cadenas al lecho marino a una profundidad de 100 m. Cuenta con tecnología de vanguardia que minimiza el impacto medioambiental y facilita el acceso a recursos eólicos sin explotar en aguas profundas. Asimismo, esta tecnología supone grandes ventajas que la convierten en más accesible y económica, como el hecho de que su ensamblaje se realice en seco, que no sea necesario un buque de transporte específico para su remolque y no depender de complejas operaciones marinas asociadas a la instalación de las estructuras fijas tradicionales.

El proyecto WindFloat Atlantic está avalado por el éxito del prototipo WindFloat1. Este prototipo de 2 MW, que estuvo operativo entre 2011 y 2016, fue capaz de generar energía de forma ininterrumpida durante cinco años, superando condiciones climatológicas extremas, como oleajes de hasta 17 m de altura y vientos de 60 nudos, sin sufrir daños.

Solo el transporte de la primera de las tres estructuras flotantes que compondrán el parque eólico de Viana do Castelo ya supone un hito en sí mismo, dado que evita la necesidad de contar con un buque de arrastre especializado. Esto, junto a la facilidad de anclado, hace replicable esta iniciativa en otras localizaciones y elimina los condicionantes geográficos a la hora de acometer este tipo de infraestructuras.

WindFloat también permite contar con los aerogeneradores más grandes del mundo disponibles comercialmente, de casi 9 MW cada uno, lo que contribuye a incrementar la generación de energía y fomenta una reducción considerable de los costes asociados al ciclo de vida.

Las plataformas se construyen entre los dos países de la península ibérica: dos de ellas en los astilleros de Setúbal (Portugal) y la tercera en los astilleros de Avilés y Ferrol (España). Un proyecto que aplica una tecnología disruptiva, denominada WindFloat, que permite la instalación de plataformas eólicas en aguas profundas, inaccesibles hasta la fecha, donde se pueden aprovechar abundantes recursos eólicos.

Esta iniciativa ha contado con el apoyo de instituciones públicas y privadas, lo que se ha traducido en la participación de empresas líderes en sus mercados y en el apoyo, vía financiación, del Gobierno de Portugal, la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones.

Entre los proveedores que han hecho posible la realización de este proyecto destacan, junto a Principle Power, la joint-venture Navantia/Windar, el grupo A. Silva Matos, Bourbon, el proveedor de aerogeneradores MHI Vestas y el proveedor de cables dinámicos JDR Cables.

Las ventas de vehículos con motor alternativo siguen un patrón muy desigual en todos los estados miembros de la UE, según los nuevos hallazgos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA). De hecho, la adopción por parte de los consumidores de vehículos eléctricos puros, híbridos enchufables y no enchufables, así como de vehículos a gas natural o hidrógeno, difiere mucho de un país a otro, como señala un informe reciente.

Por ejemplo, el número de vehículos eléctricos puros e híbridos enchufables (vehículos eléctricos) vendidos el año pasado varió de solo 93 automóviles en Letonia (0,6% de cuota de mercado) a 67.504 en Alemania (2% de cuota de mercado), tal y como muestran los datos de ACEA.

Esta imagen es muy representativa, ya que la adopción del vehículo eléctrico por parte de los consumidores es particularmente baja en Europa Central y Oriental, Polonia, por ejemplo, apenas vende (0,2% de las ventas totales de automóviles de pasajeros). Una cuota de mercado de vehículos eléctricos de más del 1,5% es algo exclusivo de los países de Europa occidental.

Cuando se trata de vehículos eléctricos, el informe de ACEA destaca no solo una división este-oeste, sino también una marcada distinción norte-sur. De hecho, los automóviles eléctricos representan menos del 1% de las ventas totales en Italia y España, tercera y cuarta economías más grandes de la UE, respectivamente.

Claramente, la adopción del vehículo eléctrico se correlaciona con el nivel de vida de un país, con la mitad de todos los estados miembros de la UE con una cuota de mercado inferior al 1%. En solo cuatro países de la UE, los vehículos eléctricos representan más del 2,5% del mercado de automóviles.

El informe de ACEA también muestra que las ventas de automóviles a gas natural se concentran principalmente en Italia y Alemania (74% del total de la UE), y que los automóviles con pila de combustible representan una proporción insignificante de las ventas totales de automóviles de pasajeros de la UE por el momento.

Si se quieren alcanzar los extremadamente ambiciosos objetivos de CO2 para 2025 y 2030 establecidos por la UE, las ventas de todo tipo de vehículos con motor alternativo tendrán que recuperarse rápidamente en todos los estados miembros.

La actividad de licitación de la industria energética en septiembre de 2019 vio anunciar 642 licitaciones, lo que representa una caída del 37% respecto al promedio de los últimos 12 meses de 1.018 licitaciones, según la base de datos de energía de GlobalData.

Al comparar la actividad de licitación en diferentes regiones del mundo, Asia-Pacífico ocupó el primer puesto con 425 licitaciones y una participación del 66,2%, seguida de Oriente Medio y África con 122 licitaciones y una cuota del 19% y Europa con 70 licitaciones y una participación del 10.9%. En cuarto lugar, se sitúa Norteamérica con 22 licitaciones y una cuota del 3,4% y en quinto lugar, América del Sur y Central con tres licitaciones y una participación del 0,5%. Con referencia a los últimos 12 meses, la región Asia-Pacífico es líder con 620 licitaciones, seguida de América del Norte con 146.

En cuanto a las licitaciones por tipo de tecnología, la térmica representó la mayor proporción con 102 licitaciones, lo que representa un 48,6%, seguida de la solar con 73 licitaciones y una participación del 34,8% y eólica con 14 licitaciones y una cuota del 6,7%.

En cuanto a las licitaciones de la industria energética divididas por segmento según GlobalData, los proyectos de transporte y distribución (T&D) fue el segmento más popular durante septiembre de 2019, con 296 licitaciones, seguido por el segmento de equipos de T&D (149) y de equipos de generación (99).

La proporción de licitaciones por categoría rastreadas por GlobalData en el mes fue la siguiente:

• Implementación de proyectos: 264 licitaciones (41,1%).
• Suministro y montaje: 207 licitaciones (32,2%).
• Reparación, mantenimiento, actualización y otros: 145 licitaciones (22,6%).
• Suministro de electricidad: 13 licitaciones (2%).
• Servicios de consultoría y similares: 9 licitaciones (1,4%).
• Acuerdos de compra de energía: 4 licitaciones (0,6%).

Los principales emisores de licitaciones del mes en términos de potencia involucrada fueron:

• NHPC (India): 2.000 MW, en una licitación.
• Baltimore Gas and Electric (Estados Unidos): 1.729 MW en una licitación.
• Solar Energy Corporation (India): 1.200 MW en una licitación.

Este mapa muestra la tecnología con el LCOE de referencia más bajo en cada mercado, excluyendo subsidios o créditos fiscales. CCGT: turbina de gas en ciclo combinado / This map shows the technology with the lowest benchmark LCOE in each market, excluding subsidies or tax credits. CCGT: Combined-cycle gas turbine. Fuente/Source: BloombergNEF.

Cada medio año, BloombergNEF elabora su Actualización del Coste Nivelado de la Electricidad (LCOE), una evaluación mundial de la competitividad en coste de diferentes tecnologías de generación y almacenamiento de energía, excluyendo subsidios. Las últimas cifras de BNEF muestran un LCOE de referencia global para proyectos eólicos terrestres y fotovoltaicos de 47 $/MWh y 51 $/MWh. Los números han bajado un 6% y un 11% respectivamente desde hace seis meses, principalmente debido a equipos más baratos. El LCOE de la eólica marina se ubica en 78 $/MWh, un 32% menos que el año pasado.

Estos son los resultados clave de alto nivel para la segunda mitad de 2019:

Las nuevas plantas de energía solar y eólica terrestre han alcanzado la paridad con los precios promedio al por mayor en California y partes de Europa. En China, sus costes nivelados están ahora por debajo del precio promedio regulado de la energía del carbón, el precio de referencia en el país. Estas tecnologías están ganando la carrera como las fuentes más baratas de nueva generación, con dos tercios de la población mundial viviendo en países donde la energía fotovoltaica o eólica son más baratas que las centrales eléctricas de carbón y gas.

El LCOE de referencia mundial de BNEF para proyectos eólicos terrestres y fotovoltaicos financiados en los últimos seis meses son de 47 $/MWh y 51 $/MWh, un 6% y 11% menos en comparación con el primer semestre de 2019. Para la eólica, esto se debe principalmente a la caída del precio de los aerogeneradores, un 7% más bajo en promedio a nivel mundial en comparación con finales de 2018. En China, el mercado solar más grande del mundo, el gasto de capital en plantas fotovoltaicas a gran escala ha caído un 11% en los últimos seis meses, llegando a 0,57 M$/ MW. La débil demanda de nuevas plantas en China ha dejado a los desarrolladores y las empresas de ingeniería, adquisiciones y construcción ansiosas por hacer negocios, y esto ha ejercido presión sobre el gasto de capital.

BNEF estima que algunos de los proyectos fotovoltaicos más baratos financiados recientemente podrán alcanzar un LCOE de 27-36 $/MWh, arrojando rendimientos competitivos para sus inversores de capital. Esos se pueden encontrar en India, Chile y Australia. Los mejores parques eólicos terrestres en Brasil, India, México y Texas ya pueden alcanzar costes nivelados tan bajos como 26-31$/MWh.

La eólica marina ha experimentado los descensos de costes más rápidos, un 32% menos que hace un año y un 12% en comparación con el primer semestre de 2019. La estimación actual de BNEF del LCOE de referencia global es de 78 $/MWh. Los nuevos proyectos de eólica marina en Europa ahora despliegan aerogeneradorews con potencias de hasta 10 MW, desbloqueando inversiones de capital y gastos de operación. En Dinamarca y los Países Bajos, BNEF espera que los proyectos recientemente financiados alcancen 53-64 $/MWh, excluyendo la transmisión.

Renault amplía el uso de sus vehículos comerciales ligeros eléctricos con hidrógeno. Probada desde 2014, la tecnología de hidrógeno de Groupe Renault se desarrolló en asociación con Symbio, subsidiaria de Groupe Michelin. Los vehículos están equipados con una pila de combustible con extensor de autonomía que proporciona una potencia eléctrica y térmica de 10 kW, ampliando la autonomía de los modelos Master Z.E. Hydrogen y Kangoo Z.E. Hydrogen a más de 350 km (frente a los 120 km y 230 km respectivamente de las versiones eléctricas). Otra ventaja del hidrógeno es que la carga tarda solo de cinco a diez minutos. El hidrógeno responde a requisitos de profesionales que los vehículos eléctricos aún no pueden cumplir, especialmente sus necesidades de viajes de larga distancia.

Esperado para el primer semestre de 2020, el Master Z.E. Hydrogen triplicará la autonomía de 120 km a 350* km y estará disponible en furgoneta (dos versiones) y cabina de chasis (dos versiones). Equipado con dos tanques de hidrógeno ubicados debajo de la carrocería del automóvil, el vehículo ganará en versatilidad sin comprometer el volumen de carga de 10,8 m3 a 20 m3 con un peso adicional razonable de 200 kg.

Desde finales de 2019, Renault KANGOO Z.E. Hydrogen contará con la mejor autonomía de cualquier furgoneta eléctrica en el mercado a 370* km (frente a los 230 km WLTP del modelo Kangoo Z.E.). Con un volumen de carga de 3,9 m3, a pesar de un peso adicional razonable de 110 kg.

Estos vehículos eléctricos de hidrógeno operan con una pila de combustible, que combina hidrógeno de sus tanques con oxígeno del aire para producir electricidad (para alimentar el motor eléctrico). La primera ventaja: estos vehículos cumplen con los nuevos desafíos ambientales de la movilidad urbana. Además, ofrecen mayor autonomía, recarga rápida de hidrógeno (de 5 a 10 minutos) y fácil mantenimiento. Estas ventajas hacen que los vehículos comerciales ligeros eléctricos de hidrógeno sean particularmente adecuados para las necesidades intensivas y los usos de profesionales en grandes áreas urbanas hasta la periferia de las ciudades: transporte y logística, entregas urbanas y servicios multitécnicos, servicios de autoridades municipales y locales, servicios de correo express y especiales,

* certificación WLTP en proceso

TERSA, compañía pública de gestión de servicios ambientales relacionados con la economía circular, ha asumido por parte del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) la gestión de ocho Instalaciones de Energía Solar Fotovoltaicas (IESFV), en modalidad de autoconsumo con compensación de excedentes, y 12 fotolineras.

Desde el año 2009, TERSA es la empresa encargada de la gestión municipal de las IESFV del Ayuntamiento de Barcelona y, con este nuevo encargo, amplía el ámbito de actuación en el área metropolitana de Barcelona.

Como novedad, destacar que es la primera vez que TERSA se responsabiliza de la gestión de las fotolineras, unas estaciones para la recarga de vehículos eléctricos. La electricidad de estas estaciones también sirve para abastecer los equipamientos públicos metropolitanos adyacentes. Además, una de ellas, la instalada en Molins de Rei, es de tecnología bidireccional o V2G: permite a los usuarios inyectar la energía proveniente de las baterías de los vehículos a la red, aportando una solución al reto del almacenaje de las energías renovables.

Actualmente las IESFV y fotolineras metropolitanas se encuentran en proceso de expansión. El AMB ya ha construido e instalado 14 instalaciones de este tipo, cuya gestión por parte de TERSA se hará de forma progresiva.

El encargo de gestión se aprobó el mes de mayo y supone un reconocimiento a la experiencia de TERSA en el ámbito de la gestión de instalaciones solares, y pone en valor la confianza de las administraciones públicas en la compañía.

En cumplimiento del Plan del Clima y Energía 2030 del AMB, y con el objetivo de promover una transición energética sostenible, el aumento del número de nuevas instalaciones y fotolineras para la generación eléctrica local contribuirá a la eficiencia energética de la movilidad y al consumo de energías renovables de los edificios públicos metropolitanos. Este plan comprende 480 nuevas instalaciones de generación con horizonte 2030, divididas en IESFV y 100 fotolineras laborales.

0 33

La eólica marina se expandirá de manera impresionante durante las próximas dos décadas, impulsando los esfuerzos para descarbonizar los sistemas energéticos y reducir la contaminación del aire a medida que se convierta en una parte creciente del suministro de electricidad, según un informe publicado recientemente por la Agencia Internacional de Energía.

Offshore Wind Outlook 2019 es el estudio global más completo sobre el tema hasta la fecha, combina la última tecnología y los desarrollos del mercado con un nuevo análisis geoespacial especialmente encargado que mapea la velocidad y la calidad del viento a lo largo de cientos de miles de kilómetros de costa en todo el mundo. El informe es un extracto del informe insignia de la AIE World Energy Outlook 2019, que se publicará en su totalidad el 13 de noviembre.

La eólica marina actualmente proporciona solo el 0,3% de la generación de energía a nivel global, pero su potencial es enorme. La AIE considera que a nivel mundial la capacidad eólica marina puede aumentar 15 veces y atraer alrededor de 1 b$ de inversión acumulada para 2040. Esto se debe a la caída de los costes, las políticas gubernamentales de apoyo y algunos avances tecnológicos notables, como los aerogeneradores más grandes y las cimentaciones flotantes. Ese es solo el comienzo: el informe de la AIE descubre que la tecnología eólica marina tiene el potencial de crecer con mucha más fuerza con el apoyo intensificado de los responsables de la formulación de políticas.

Europa ha sido pionera en tecnología eólica marina, y la región está posicionada para ser la potencia de su desarrollo futuro. Hoy, la capacidad eólica marina en la Unión Europea es de casi 20 GW. Según la política actual, se espera que aumente a cerca de 130 GW para 2040. Sin embargo, si la Unión Europea alcanza sus objetivos de neutralidad de carbono, la capacidad eólica marina aumentaría a alrededor de 180 GW para 2040 y se convertiría en la fuente de electricidad más grande de la región.

Una visión aún más ambiciosa, en la que las políticas impulsen un gran aumento de la demanda de hidrógeno limpio producido por eólica marina, podría impulsar considerablemente más la capacidad eólica marina europea.

China también jugará un papel importante en el crecimiento a largo plazo de la eólica marina, impulsada por los esfuerzos para reducir la contaminación del aire. La tecnología es particularmente atractiva en China porque los parques eólicos marinos se pueden construir cerca de los principales centros de población repartidos por el este y el sur del país. Para alrededor de 2025, es probable que China tenga la mayor flota eólica marina de cualquier país, superando al Reino Unido. Se prevé que la capacidad eólica marina de China aumente de los 4 GW actuales a 110 GW para 2040. Las políticas diseñadas para cumplir con los objetivos mundiales de energía sostenible podrían impulsarlo aún más a más de 170 GW.

Estados Unidos tiene buenos recursos eólicos marinos en el noreste del país y cerca de los centros de demanda a lo largo de la densamente poblada costa este, ofreciendo una forma de ayudar a diversificar el mix energético del país. Las cimentaciones flotantes ampliarían las posibilidades de aprovechar los recursos eólicos en la costa oeste.

La gran promesa de la eólica marina se ve subrayada por el desarrollo de aerogeneradores flotantes que podrían desplegarse más lejos de la costa. En teoría, podrían permitir que la energía eólica marina satisfaga varias veces la demanda de electricidad de varios mercados eléctricos clave, incluidos Europa, Estados Unidos y Japón.

Los gobiernos y los reguladores pueden despejar el camino para el desarrollo de la eólica marina proporcionando la visión a largo plazo que alentará a la industria y a los inversores a realizar las principales inversiones necesarias para desarrollar proyectos de eólica marina y vincularlos a las redes eléctricas en tierra. Eso incluye un diseño cuidadoso del mercado, asegurando financiación de bajo coste y regulaciones que reconozcan que el desarrollo de la infraestructura de la red terrestre es esencial para la integración eficiente de la producción de energía eólica marina.

La industria necesita continuar con el rápido desarrollo de la tecnología para que los aerogeneradores sigan creciendo en tamaño y potencia, lo que a su vez ofrece mayor rendimiento y reducciones de costes, que permiten que la eólica marina sea más competitiva con la energía a gas y la eólica terrestre.

Además, existen grandes oportunidades de negocio para que las compañías del sector de petróleo y gas aprovechen su experiencia en el mar. Se estima que el 40% de los costes de por vida de un proyecto eólico marino, incluida la construcción y el mantenimiento, tienen sinergias significativas con el sector del petróleo y gas costa afuera. Eso se traduce en una oportunidad de mercado de 400.000 M$ o más en Europa y China durante las próximas dos décadas.

COMEVAL
ELT
COFAST-PASCH
AERZEN
IMASA