2020: un año récord para la industria eólica mundial

2020 fue el mejor año de la historia para la industria eólica mundial con 93 GW de nueva capacidad instalada, un aumento interanual del 53%, aunque el nuevo informe publicado por el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC) advierte que este crecimiento es no es suficiente para garantizar que el mundo logre el cero neto para 2050. Según el Global Wind Report 2021, el decimosexto informe anual insignia de GWEC, el mundo debe instalar eólica tres veces más rápido durante la próxima década para mantenerse en el camino hacia el cero neto y evitar los peores impactos del cambio climático.

Los 93 GW de nuevas instalaciones elevan la capacidad eólica global acumulada hasta 743 GW. En el mercado terretre, se instalaron 86,9 GW, un aumento del 59% en comparación con 2019. China y EE.UU. siguieron siendo los mercados más grandes del mundo para nuevas instalaciones de eólica terrestre, y las dos principales economías del mundo juntas aumentaron su participación de mercado entre un 15% y un 76%, impulsadas por el fin de la tarifa de alimentación (FiT) en China y la eliminación programada del crédito fiscal a la producción (PTC) en EE.UU., respectivamente.

A nivel regional, 2020 también fue un año récord para las instalaciones en tierra en Asia Pacífico, Norteamérica y Latinoamérica. Las tres regiones combinadas instalaron un total de 74 GW de nueva capacidad eólica terrestre el año pasado, o un 76% más que el año anterior. Debido a la lenta recuperación de las instalaciones terrestres en Alemania el año pasado, Europa experimentó solo un crecimiento interanual del 0,6% en nuevas instalaciones eólicas terrestres. Los mercados en desarrollo de África y Oriente Medio registraron instalaciones en tierra de 8,2 GW el año pasado, casi lo mismo que en 2019.

En el mercado eólico marino, el año pasado se pusieron en marcha 6,1 GW en todo el mundo, lo que convierte a 2020 en el segundo mejor año de la historia. China instaló la mitad del total de nueva capacidad eólica marina en un año récord. En Europa se registró un crecimiento constante con Países Bajos a la cabeza, seguidos de Bélgica, Reino Unido, Alemania y Portugal. Las nuevas instalaciones eólicas marinas restantes en 2020 fueron compartidas por EE.UU. y Corea del Sur. La capacidad eólica marina total ha superado los 35 GW, lo que representa el 4,8% de la capacidad eólica total acumulada mundial.

Dinámica de mercado

Si bien la primera mitad de 2020 vio cómo se posponían o cancelaban subastas debido al COVID-19, el sector se recuperó con vigor en el segundo semestre del año a medida que los mercados eólicos maduros y emergentes clave comenzaron a superar los impactos de la pandemia. Según GWEC Market Intelligence, se adjudicaron casi 30 GW de nueva capacidad eólica a nivel mundial a través de subastas en la segunda mitad de 2020, lo que representa un ligero aumento en comparación con los 28 GW adjudicados durante el segundo semestre de 2019.

Aunque solo se adjudicó 1 GW de capacidad eólica marina a través de subastas en todo el mundo, en 2020 se lanzaron más de 7 GW de subastas / licitaciones de eólica marina. Este aumento de la nueva capacidad a subastar es una señal clara de que la industria está de nuevo en marcha y de que la cartera mundial de proyectos eólicos sigue creciendo.

A través de la innovación tecnológica y las economías de escala, en 2020 la eólica continuó aumentando su ventaja competitiva en todo el mundo. El verano pasado, un consorcio formado por Shell y Eneco ganó la tercera licitación de eólica marina sin subsidios en Países Bajos. En Latinoamérica, dado que la eólica ya tenía precios muy competitivos, ya han surgido las subastas privadas o PPA bilaterales como mecanismo alternativo a las subastas gubernamentales para impulsar el crecimiento. Según BloombergNEF, el año pasado se firmaron 6,5 GW eólicos a través de PPAs corporativos a nivel mundial, un 29% menos que el año anterior. Teniendo en cuenta el hecho de que las interrupciones de la COVID-19 en todo el mundo han provocado una caída en picado de los ingresos de muchas empresas, el nivel de compromiso con la energía verde sostenible sigue siendo impresionante.

El año pasado también fuimos testigos de cómo los gobiernos de países como China, Japón y Corea del Sur asumieron compromisos de neutralidad de carbono / cero neto, y las principales empresas, incluidas las del sector del petróleo y gas, también asumieron compromisos similares. Para alcanzar los objetivos de cero neto, es imperativo completar una transición energética sistemática y radical de los combustibles fósiles a las energías renovables y las soluciones bajas en carbono. La crisis actual ofrece una oportunidad única para poner al mundo en una trayectoria sostenible y cumplir con los objetivos climáticos internacionales, pero debemos actuar ahora, o perder la oportunidad. Aunque alcanzar el cero neto requerirá acciones audaces por parte de un gran número de sectores y actores, la eólica se coloca como una de las piedras angulares de la recuperación verde y jugará un papel importante en la aceleración de la transición energética global.

Perspectiva del mercado

Después de un inusual 2020, es probable que el crecimiento del mercado eólico global se desacelere a corto plazo principalmente debido a una caída esperada en las instalaciones en tierra en China y EE.UU. por la expiración de los esquemas de incentivos. No obstante, las perspectivas del mercado para el período de pronóstico siguen siendo positivas. GWEC Market Intelligence espera que se agreguen más de 469 GW de nueva capacidad eólica en tierra y mar en los próximos cinco años, es decir, casi 94 GW de nuevas instalaciones al año hasta 2025, según las políticas y las carteras de proyectos actuales. GWEC espera que los gobiernos aumenten significativamente sus ambiciones y objetivos después de la COP26, y por esa razón está revisando al alza sus previsiones para el GWR2022.

La CAGR para la eólica terrestre en los próximos cinco años es del 0,3% y GWEC espera una instalación anual de 79,8 GW. En total, es probable que se construyan 399 GW en el período 2021-2025. La CAGR para la e eólica marina en los próximos cinco años es del 31,5%. Es probable que el nivel de instalaciones anuales se cuadriplique hasta 2025 desde 6,1 GW en 2020, lo que elevará la cuota de mercado global de las en nuevas instalaciones de eólica marina del 6,5% actual al 21% para 2025. En total, se espera agregar más de 70 GW en alta mar en todo el mundo entre 2021 y 2025.

El crecimiento mundial de la eólica debe triplicarse durante la próxima década para alcanzar el cero neto

Como la tecnología de energía limpia con el mayor potencial de descarbonización por MW, el informe muestra que la tasa actual de despliegue de energía eólica no será suficiente para lograr la neutralidad de carbono a mediados de este siglo, y los responsables políticos deben tomar medidas urgentes ahora para aumentar la energía eólica hasta el ritmo necesario.

Según los escenarios que han sido establecidos por organismos energéticos internacionales como IRENA y la AIE, el mundo necesita instalar un mínimo de 180 GW eólicos cada año para limitar el calentamiento global a muy por debajo de 2 °C por encima de los niveles preindustriales, y necesitará instalar hasta 280 GW anualmente para mantener una ruta que cumpla con el cero neto para 2050. Esto significa que la industria y los legisladores deben trabajar en colaboración y actuar con rapidez para acelerar la implementación.

GWEC hace un llamamiento a los legisladores para que adopten un verdadero enfoque de «emergencia climática» para permitir una aceleración más rápida que incluya:

  • Eliminar la burocracia y reformar las estructuras administrativas con el fin de acelerar y simplificar la concesión de licencias y permisos.
  • Llevar a cabo un aumento masivo de las inversiones en red, puertos y otra infraestructura necesaria para permitir el aumento de las instalaciones.
  • Renovar los mercados energéticos para garantizar que tengan en cuenta los verdaderos costes sociales de los combustibles fósiles contaminantes y facilitar una transición rápida a un sistema basado en renovables.