Monthly Archives: marzo 2020

Desarrollada, construida y operada por el grupo español Solarpack, la planta fotovoltaica Granja está ubicada en el desierto de Atacama en Chile y comenzó a suministrar electricidad a la red nacional del país el 2 de marzo de 2020. LONGi, único proveedor de los módulos fotovoltaicos, proporcionó 123 MW de sus módulos PERC monocristalinos para el proyecto.

Fundada en 2005, Solarpack fue uno de los primeros desarrolladores de energía solar fotovoltaica y productores independientes de energía en España, y se ha convertido en una organización multinacional especializada en el desarrollo, financiación, construcción, operación y gestión de plantas de energía solar fotovoltaica a gran escala, con presencia. en mercados de rápido crecimiento en Europa, Norteamérica, América Latina, Asia y África.

La planta fotovoltaica Granja de 123 MW representó una inversión de más de 110 M$ y fue financiada por el KfW IPEX-Bank a través de un préstamo de financiamiento de proyectos a largo plazo de hasta 91 M$. Según Solarpack, Granja venderá su electricidad desde 2021 hasta 2040 a través de contratos de venta a largo plazo (PPA) firmados con 25 compañías de distribución regionales, y el resto de la energía producida se venderá en el mercado spot.

El proyecto se conectó a la red 10 meses antes de la fecha de inicio de los PPA y hará una contribución significativa a la reducción del precio de la energía para los hogares chilenos.

La combinación de los módulos de alta eficiencia de LONGi, basados en tecnología líder, y la sólida bancabilidad de la compañía son siempre factores clave en la toma de decisiones de las instituciones financieras en todo el mundo. Recientemente, LONGi logró recientemente la puntuación más alta en el ránking Altman-Z del Global PV Outlook de BloombergNEF, y también recibió la calificación AAA, la más alta de PV Tech. Numerosas clasificaciones de primer nivel en la industria solar y un sólido rendimiento operativo en 2019 han subrayado la bancabilidad mundial de LONGi.

0 11

La Asociación Empresarial SECARTYS ha puesto todos sus recursos administrativos y logísticos, así como su red de contactos al servicio de la lucha contra el coronavirus. Para hacerlo, ha lanzado la plataforma FightCOVID-19, para coordinar los donativos y peticiones de ayuda nacidos de la crisis sanitaria que estamos viviendo.

El trabajo de SECARTYS abarca una gran variedad de sectores que van desde la electrónica hasta el almacenamiento energético, pasando por el audiovisual profesional, las energías renovables, la iluminación y las tecnologías inteligentes. La asociación pone ahora su bagaje y experiencia profesional al servicio de las iniciativas que están surgiendo estos días para dar apoyo al sistema sanitario.

Mediante FightCOVID-19, SECARTYS podrá gestionar la demanda de ayuda, así como las aportaciones económicas, logísticas o de componentes y pondrá en contacto a los agentes de ambas partes para asegurar la rapidez y eficacia que el proceso necesita.

El proyecto OxyGEN es la primera iniciativa en la que se involucra la asociación, liderada por un socio de SECARTYS llamado Protofy.xyz cuyo objetivo es desarrollar un dispositivo que permita la automatización de los respiradores manuales AMBU. SECARTYS se implicó desde el minuto 0 en la coordinación de este proyecto sin ánimo de lucro que surge con el único objetivo de salvar vidas. SECARTYS quiere hacer un llamamiento a todas las empresas que dispongan de Dimers LED 12V>8 con certificado CE, ya que se necesitan un total de 2.200 unidades para OxyGEN. De la misma forma que se necesitan 1.000 fuentes de alimentación de pc ATX de 500 W.

Gracias a su red de contactos y a la implicación de sus miembros, el proyecto cuenta con la colaboración y el interés de muchos de los asociados de SECARTYS, pero la asociación quiere hacerlo extensivo a muchas más empresas.

Dada la capacidad de gestión logística, industrial y operativa de la organización empresarial, nos ponemos a disposición de cualquier nueva iniciativa en la fabricación de respiradores que esté disponible y homologada para entrar en fase de producción. Así, animamos a otras plataformas a contactar abiertamente con nosotros y facilitaremos todo lo que SECARTYS pueda aportar en estos proyectos. Aquellas empresas interesadas en participar o hacer un donativo, podrán hacerlo a través de FightCOVID-19, quedando en manos de SECARTYS la coordinación del donativo.

Desde Secartys haremos todos los esfuerzos y pondremos todos los medios a nuestro alcance para ayudar en la lucha contra el virus. Este virus lo paramos unidos.

0 9

Endesa ha adoptado todas las medidas de seguridad a su alcance en los cinco centros de control de la red eléctrica con los que cuenta en los territorios donde opera como distribuidora (Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña y Extremadura) para asegurar la calidad del servicio eléctrico ante el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Los centros de control de la red son los puntos neurálgicos del sistema eléctrico desde donde se controla y supervisa la transformación y la distribución de la energía eléctrica desde la red de transporte hasta su consumo final durante 24 horas al día los 365 días del año. Por ello, su correcto funcionamiento es clave para garantizar un servicio tan esencial para la sociedad.

En el contexto de excepcionalidad ocasionado por el coronavirus, Endesa implantó al comienzo de esta crisis sanitaria un Plan Operativo de Emergencia para asegurar el desempeño de estos centros de control con medidas como su duplicación, activando espacios gemelos desde donde se puede gestionar la red en paralelo; la interoperabilidad de los diferentes centros y puestos, para compartir la gestión desde diversos puntos; la separación en grupos a los empleados para prevenir posibles contagios; así como extremar las medidas de limpieza e higiene tanto personal como de los puestos de trabajo.

Asimismo, debido a que constituyen un punto esencial dentro del sistema eléctrico, estos centros cuentan con una serie de medidas de protección orientadas a garantizar su funcionamiento mediante conmutación automática, con más de una fuente eléctrica para conmutarlas en caso necesario; Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI), a través de baterías y otros elementos almacenadores de energía; y grupos electrógenos; que entran en funcionamiento si el corte de alimentación persiste.

De esta manera, desde estos centros de control se está llevando a cabo un exhaustivo trabajo de supervisión y monitorización de las más de 19.500 km líneas de Alta Tensión, 115.900 km líneas de Media Tensión, 1.275 subestaciones o 151.700 centros de transformación que conforman la red de Endesa para poder dar una respuesta inmediata si surge cualquier imprevisto.

Además, estos centros de control están conectados directamente con el centro de atención telefónica de Endesa, donde llegan los avisos de los clientes que han notado algún problema en sus suministros, para poder ofrecer así una gestión unificada de todos los recursos de la compañía. En esta línea, estos centros de control ofrecen también un servicio de información técnica exclusivo para los municipios, con el objetivo de coordinar con los servicios técnicos de los ayuntamientos la gestión de las posibles incidencias; así como para los servicios de emergencia locales y regionales y para las fuerzas de seguridad del Estado.

Digitalización de la red eléctrica

Gracias al avance en la mejora y digitalización de la red de Endesa, con la incorporación de telemandos que permiten el control remoto, desde el CORE se puede realizar una actuación inmediata ante cualquier incidencia, disminuyendo notablemente el tiempo de respuesta, y repercutiendo positivamente en la calidad de suministro de los más de 12.449.500 clientes de la Compañía.

Los telemandos son unos elementos que permiten mejorar la gestión de las redes eléctricas a través de la automatización, pudiendo de este modo realizar maniobras a distancia y en tiempo real sin necesidad de enviar una brigada técnica a la zona para realizar las primeras operaciones. De este modo, en caso de incidencia se reducen los tiempos de intervención en las instalaciones, acortando el periodo de reposición del servicio eléctrico.

Gracias a estos telemandos, se consigue mejorar la operatividad y la capacidad de maniobra de la red de distribución de energía eléctrica lo que redunda en el incremento de la calidad del servicio.

0 22

Las empresas del sector fotovoltaico están llevando a cabo un importante esfuerzo para garantizar el funcionamiento de su actividad en todas las etapas de la cadena de valor de la tecnología, desde los fabricantes de materiales y estructuras, hasta los desarrolladores de proyectos, al tiempo que dan todos los pasos necesarios para limitar al máximo el impacto del COVID-19 a nivel humano, social y económico. La continuidad de la actividad de las empresas fotovoltaicas es fundamental porque permite, por un lado, que las plantas fotovoltaicas ya en funcionamiento sigan suministrando energía, y por otro, que siga adelante la construcción de los nuevos proyectos, elemento fundamental para garantizar el cumplimiento de los objetivos establecidos por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y de los compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático.

En este sentido, entre las medidas puestas en marcha en aras de garantizar la seguridad y la salud de los profesionales, destacan la reducción al mínimo posible del personal presente en las obras de construcción de nuevos parques, procurando que se trate de personal local para evitar desplazamientos de otras regiones.

En el caso de empresas que se encargan de la operación y el mantenimiento de las plantas fotovoltaicas ya existentes, se está impulsando el uso del vehículo personal con un único ocupante y se está proporcionando a los profesionales equipos de protección individual, como mascarillas o guantes.

Adicionalmente, al cierre de las oficinas y la implementación del teletrabajo para personal administrativo, técnico y comercial, entre otros, se le une la suspensión de los desplazamientos de los instaladores de infraestructura de autoconsumo fotovoltaico, con el fin de evitar su exposición al riesgo de contagio. No obstante, el seguimiento del rendimiento de estas instalaciones continúa con normalidad a través de herramientas online.

Todas estas medidas de prevención, unidas a la información sobre las normas higiénicas a respetar, garantizan el compromiso con la seguridad y la salud de los trabajadores, al tiempo que se asegura la continuidad de un sector fundamental para la economía española, que en estos primeros tres meses de 2020 generó 2.354 GWh de energía limpia, que emplea a más de 29.000 personas y que contribuye al PIB nacional en más de 5.000 M€.

Desde UNEF pedimos que, considerado el importante papel que el sector fotovoltaico desempeña en la lucha contra el cambio climático y la riqueza del tejido industrial asociado, el Gobierno considere nuestro sector como “actividad estratégica” en el caso de que tenga que tomar medidas más estrictas para frenar la expansión del COVID-19.

0 12

BBVA, a través de BBVA Consumer Finance, y Otovo, compañía noruega especializada en la instalación de módulos fotovoltaicos en viviendas unifamiliares, han firmado un acuerdo para financiar instalaciones solares de uso residencial en España. Este acuerdo forma parte del compromiso y de la responsabilidad de ambas entidades con el medioambiente y con la sociedad.

BBVA Consumer Finance proveerá de financiación a los clientes de Otovo para la adquisición de paneles solares en viviendas unifamiliares.

El CEO de Otovo España, Iñigo Amoribieta, asegura que “en Otovo queremos ayudar a las personas a generar energía limpia de manera fácil y rápida. Para ello, hemos elegido BBVA como socio estratégico por su marca y reconocimiento en España, su apuesta por las energías renovables y la sostenibilidad en su Compromiso 2025, y por su magnífica tecnología y plataforma para dar respuestas ágiles y competitivas a nuestros clientes”.

En 2018, BBVA anunció su Compromiso 2025, por el que se compromete a movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 en financiación verde, infraestructuras sostenibles, emprendimiento social e inclusión financiera. Hasta diciembre de 2019, BBVA ha movilizado 30.000 millones de euros, un tercio de todo lo comprometido.

Los resultados de la “Energy Storage Inspection 2020” de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berlín (HTW) se publicaron a principios de marzo. El inversor híbrido Fronius Symo GEN24 10.0 Plus junto con la batería BYD Battery Box H11.5 impresionaron en los dos casos de referencia del estudio, obteniendo el primer y segundo puesto.

Entidades de verificación independientes probaron la eficiencia general de 21 sistemas domésticos de almacenamiento de energía y analizaron la interacción entre inversores fotovoltaicos y sistemas de almacenamiento por batería de los 14 fabricantes participantes. El estudio destaca la importancia de la eficiencia energética de los sistemas de almacenamiento de energía solar y sostiene que: Con un sistema menos eficiente de los aquí probados se echan a perder casi 1.100 kWh al año debido a pérdidas durante la conversión, 600 kWh más que con el sistema de Fronius ganador de la prueba.

El estudio cuantifica la eficiencia general con el índice de rendimiento del sistema (SPI, por sus siglas en inglés). Para la evaluación se han utilizado dos casos de referencia diferentes: el primer caso de referencia combinaba una instalación fotovoltaica de 10 kWp con una bomba de calor y automóvil eléctrico, con un consumo doméstico medio anual de 5010 kWh/año. El segundo caso de referencia analizaba el SPI de una instalación fotovoltaica de 5 kWp con el mismo consumo medio anual que el caso anterior.

En la primera categoría, el caso de 10 kWp, destacó la combinación del inversor híbrido Fronius GEN24 10.0 Plus y la BYD Battery Box H11.5, que consiguió un SPI del 94%, puntuación jamás alcanzada. Siendo la única combinación con la clase A de eficiencia energética, se llevó el primer puesto, superando con creces al resto de sistemas probados. Este dúo también obtuvo el segundo puesto en la categoría de 5 kWp con un SPI del 92,3%, siguiendo muy de cerca al ganador. Estos dos sistemas fueron los únicos que alcanzaron la clase A de eficiencia energética en esta categoría.

Cargacoches, empresa especializada en la movilidad eléctrica, que además de ofrecer soluciones para la recarga del vehículo eléctrico en todos sus ámbitos y a todo tipo de clientes, se ha sumado a otras iniciativas empresariales destinadas a paliar los devastadores efectos de la pandemia facilitando los desplazamientos al personal sanitario y a todos los héroes del coronavirus.

El personal sanitario así como taxistas, repartidores o conductores que ofrecen servicios de diversas maneras en estos momentos de crisis sanitaria que se mueven en vehículo eléctrico, tienen a su disposición la red de puntos de recarga de Cargacoches de manera totalmente gratuita.

El procedimiento es realmente sencillo: todos aquellos usuarios que tengan que desplazaros por motivos sanitarios o porque teletrabajar en el estado de alarma no su vuestra opción pueden enviar un mail a info@cargacoches.com identificándose con nombre, teléfono de contacto, vehículo y motivo del desplazamiento. Cargacoches se encarga de gestionar la tarifa gratuita durante este periodo de cuarentena que esperamos finalice lo antes posible.

Todos los puntos de recarga de vehículos eléctricos de Cargacoches se usan a través de la plataforma Charge & Parking, aplicación que puede descargarse: Apple Store o Google Play.

Cargacoches se quiere sumar así a diversas iniciativas ciudadanas y empresariales que han surgido a raíz de la pandemia del coronavirus facilitando el desplazamiento del personal sanitario y de aquellas personas que continúan con su frenética actividad para garantizarnos los suministros, y, por supuesto, apoyando el llamamiento a que todo el mundo se confine en casa.

Consultar la red de puntos de recarga de Cargacoches repartida por toda España aquí

Atos ha presentado los resultados del proyecto europeo SHAR-Q, que ha liderado y coordinado durante 3 años, cuyo objetivo es optimizar los sistemas de almacenamiento de energía e integrarlos en las redes eléctricas. SHAR-Q mejora el aprovechamiento de fuentes de energía renovable y maximiza la eficiencia de los modelos de negocio asociados, al asegurar la reducción de costes en cada fase de la cadena de valor de la energía: generación, almacenamiento, distribución y consumo.

El proyecto, financiado con 4 M€ por la Comisión Europea dentro del programa H2020, se basa en una plataforma virtual de colaboración entre usuarios, que pueden ser generadores y consumidores de energía, que facilita la interoperabilidad entre las capacidades locales de generación y almacenamiento de energía y su integración con la red de distribución de energía eléctrica, mejorando las ratios de aprovechamiento de energía.

Tres pilotos

Para su validación, la plataforma se desplegó en tres escenarios piloto: un laboratorio solar en Portugal, orientado a la producción renovable distribuida con capacidades compartidas de almacenamiento; una Comunidad de productores-consumidores en Austria con foco en la colaboración y compartición de recursos energéticos; y una instalación en Grecia centrada en servicios relacionados con movilidad eléctrica.

El análisis de los procesos de negocio energético permitió la definición y desarrollo de los requerimientos funcionales en modelos basados en la integración e interoperabilidad como la gestión distribuida de la flexibilidad, la colaboración entre sistemas de almacenamiento y el gestor de la red de distribución y la colaboración de vehículos eléctricos y gestores de fuentes renovables y los mercados de energía “peer-to-peer”.

Desde la perspectiva de sostenibilidad de la plataforma, los resultados de validación analizados permiten establecer requerimientos mínimos de interoperabilidad e integración en mercados locales de energía basados en colaboración. Estos mercados se lideran y promueven en el “Green Energy Package” de la Unión Europea y están alineados con la gestión eficiente de operaciones de activos energéticos.

Según Andrea Rossi, Head del Mercado de Energía, Movilidad y AI del grupo de I+D de Atos, “el objetivo del proyecto se ha centrado en mejorar la capacidad de transformación digital de grandes comunidades (ecosistemas locales). Los resultados se aplicarán a otros proyectos de I+D para mejorar el alcance y las capacidades de las funcionalidades, y flexibilizar y balancear todos los aspectos relacionados a la cadena de valor del sector energético.

Además del desarrollo técnico, el proyecto SHAR-Q ha contado con el apoyo y representación de importantes agentes europeos del sector energético, cuyo soporte ha sido clave para garantizar la coherencia de los resultados del proyecto de acuerdo con las expectativas y necesidades del mercado. Por su parte, el comité asesor aportó su valoración en momentos críticos del desarrollo del proyecto, lo que ha permitido orientar los resultados finales a un entorno real y así mismo, analizar nuevos procesos de colaboración entre los diferentes actores de la cadena de valor de la energía.

La sexta edición de la feria Vehículos Eléctricos Madrid, VEM2020, tendrá lugar del 18 al 20 de septiembre de 2020 en la plaza de Colón de Madrid, coincidiendo con la celebración de la Semana Europea de la Movilidad, que este año se festeja del 16 al 22 de septiembre.

El VEM2020 estaba previsto inicialmente celebrarse del 29 al 31 de mayo, pero AEDIVE, la asociación empresarial para el desarrollo e impulso de la Movilidad Eléctrica, y el Ayuntamiento de Madrid han decidido trasladar la fecha a la Semana Europea de la Movilidad, en previsión de la situación de alerta sanitaria creada por el coronavirus.

VEM2020 es la sexta edición de una exposición y prueba de vehículos eléctricos dirigido a la ciudadanía madrileña

Su fin principal es acercar la movilidad cero emisiones tanto al particular como al profesional (flotas) público y privado. Aunque la información sobre la oferta de productos y servicios en torno a este sector es cada vez mayor, el impulso definitivo para el acceso a la movilidad eléctrica es, sin duda, la prueba del vehículo.

Por eso, tanto AEDIVE como el Ayuntamiento de Madrid tratan de acercar a todos los ciudadanos a un evento urbano y de acceso abierto, en el que decenas de empresas que conforman la cadena de valor industrial, tecnológica y de servicios de la movilidad eléctrica expondrán en la Plaza de Colón, un año más, sus vehículos eléctricos, puntos de carga, servicios compartidos y servicios energéticos.

El VEM2020 pretende además ser una fiesta familiar para toda clase de público y por ello ofrece, además de las últimas novedades en materia de movilidad eléctrica, actividades para los más pequeños, como pistas de kart eléctricos, castillos hinchables y payasos pintacaras que amenizan a los jóvenes y a los más pequeños, mientras los mayores se deleitan con las últimas novedades tecnológicas en materia de movilidad eléctrica.

0 45

La inminente medida decretada por el Gobierno de confinarnos en nuestros hogares para contener la propagación del coronavirus ha supuesto la implantación del teletrabajo de gran parte de los trabajadores de nuestro país. Según informes oficiales, la cifra de personas con posibilidad de trabajar desde casa en España se está acercado a los 4,5 millones, lo que equivale al 22,3% de la población ocupada.

Si bien es cierto que esta manera de desempeñar la jornada a distancia ahorrará determinados costes comunes, -como, por ejemplo, el transporte-, el incremento del número horas que vamos a pasar en nuestras casas se va a reflejar de forma proporcional en el consumo energético. Afrontar los gastos derivados de la calefacción o eléctricos debido al uso de los equipos informáticos (ordenador, impresoras) será asumido por los particulares.

A pesar de que nos encontramos en una situación excepcional, los expertos vaticinan que, tras la crisis del coronavirus, muchas empresas podrían optar por continuar con el teletrabajo, dado los beneficios que esta fórmula laboral reporta para el trabajador y, en algunos casos, para la propia empresa. No obstante, evitar que las facturas de electricidad se disparen en esos hogares es posible. La alternativa más razonable pasa por el autoconsumo energético a través de la implantación de módulos fotovoltaicos.

Los módulos fotovoltaicos se instalan con los recursos propios de una comunidad de vecinos (su tejado o su cubierta), reportando importantes beneficios a los miembros de la misma, siendo el principal de ellos una buena reducción en la factura. “El autoconsumo, especialmente en comunidades de vecinos, puede generar un ahorro en las facturas de hasta el 70%“, explica Sebastián Martínez, experto en energía solar fotovoltaica y CEO de PV Solar, compañía energética de autoconsumo pionera en la implantación de este sistema. “Es fundamental destacar, asimismo, que el horario laboral coincide con las horas en las que hay más sol, por lo que el consumo de la red eléctrica sería nulo, ya que durante el día los paneles solares no suponen un gasto económico”, añade Martínez.

Decantarse por el autoconsumo energético permite además aprovechar el inmenso potencial verde que tiene nuestro país. De hecho, tal y como reveló un estudio realizado por el Instituto de Investigación Ambiental CE Delft en 2016, uno de cada tres ciudadanos en España quiere producir su propia electricidad, de forma individual o colectiva. Un tercio que sumaría 15,5 millones de personas que podrían generar un alto porcentaje de la demanda de electricidad en 2030, y ser autosostenibles en 2050.

Siguiendo las palabras de Sebastián Martínez, “Si nuestro país aprovechara todo su potencial renovable tendría electricidad limpia de sobra para toda la población. Contamos con potencia eléctrica renovable suficiente para proveer a 84 millones de familias, que cuadriplica el número actual de hogares que hay en España”.

Señalar asimismo que, si el precio y la excesiva burocracia podían suponer hace unos años un hándicap para decantarse por esta alternativa, esas desventajas son menores en la actualidad. En 2007, un costaba 700 euros y un permiso se daba en un plazo medio de seis meses. En 2020, el precio ronda los 70 euros y en tan solo treinta días puede conseguirse la autorización necesaria para su instalación.

Growatt
SAJ Electric
AERZEN
COMEVAL