Inicio Blog

FuturENERGY estrena página web

¡Te invitamos a visitarla!

Hemos dado un cambio a nuestra web para que sea un fiel reflejo de la continua evolución que la revista está teniendo desde su lanzamiento y que nos ha permitido posicionarnos como líderes en el mercado internacional con especial enfoque en Latinoamérica, donde ya hemos abierto nuestra primera delegación en México. Además, durante este período FuturENERGY ha potenciado y se ha adaptado a las necesidades del mercado actual, particularmente el de la Eficiencia Energética donde se ha establecido como publicación de referencia del sector.

Como verás, le hemos dado un diseño cómodo y atractivo, con un rápido acceso por Temas, para facilitarte la localización y acceso a cualquier noticia, artículo, reportaje o evento de tu interés dentro del sector que más te interese.

En nuestra sección de Actualidad encontrarás las principales novedades nacionales e internacionales en el mundo de la energía y la eficiencia energética. La noticia que se está produciendo y en el momento que se produce.

Otra de nuestras secciones estrella es la de Especiales y Reportajes. En ella encontrarás todos los reportajes de plantas y especiales temáticos (eficiencia energética en hoteles, eficiencia energética en el sector residencial, vehículo eléctrico…) perfectamente clasificados por temas, que se han publicado en FuturENERGY.

Los principales eventos nacionales e internacionales del sector los encontrarás en la sección Agenda. ¡Para que no te pierdas ninguno!

Y por supuesto no dejes de visitar FuturENERGY Digital:

  • Con lo más destacado del Número Actual.
  • Todas las versiones digitales editadas.
  • Y un apartado especial para que conozcas nuestra oferta digital: newsletter y alertas de la versión digital.

Así que sin más, te invitamos a conocer nuestra nueva web.

La UE debe acelerar la implantación de infraestructura de recarga para promover el avance de la electromovilidad

La UE debe acelerar la implantación de infraestructura de recarga para promover el avance de la electromovilidad
Corredores de la red básica de la RTE-T/TEN-T core network corridors

Según un nuevo informe del Tribunal de Cuentas Europeo (el Tribunal) la UE sigue muy lejos de alcanzar su objetivo del Pacto Verde de tener 1 millón de puntos de recarga para 2025, y carece de una hoja de ruta estratégica general para la electromovilidad, por lo que debe acelerar la implantación de infraestructura de recarga. A pesar de logros tales como promover una norma común de la UE para la recarga de vehículos eléctricos y mejorar el acceso a las diferentes redes de carga, siguen existiendo obstáculos para desplazarse por la UE en vehículos eléctricos. Según los auditores, la disponibilidad de estaciones públicas de recarga varía sustancialmente entre los diferentes países, los sistemas de pago no están armonizados y no hay suficiente información en tiempo real para los usuarios.

En 2020, pese al descenso general de las matriculaciones de nuevos vehículos como consecuencia de la pandemia de COVID-19, se incrementó significativamente la cuota de mercado de los vehículos eléctricos con batería y de los vehículos híbridos eléctricos enchufables. Sin embargo, las redes de recarga no se desarrollaron al mismo ritmo.

«La electromovilidad requiere una infraestructura de recarga suficiente, pero, para construir esta infraestructura, es necesaria una mayor certeza sobre los niveles de aceptación de estos vehículos«, afirma Ladislav Balko, Miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable del informe. «El año pasado, uno de cada diez turismos vendidos en la UE era eléctrico, pero en la UE existe un acceso desigual a las infraestructuras de recarga. Consideramos que la Comisión debería hacer más para extender la cobertura de la red a toda la UE, y además garantizar que la financiación de la UE se destine allí donde es más necesaria«.

La UE apoya la implantación de infraestructura de recarga eléctrica por los Estados miembros mediante instrumentos políticos, coordinación y financiación. Según los auditores, no se realizó un análisis exhaustivo del déficit de infraestructuras para determinar cuántas estaciones de recarga serían necesarias, dónde deberían ubicarse o qué tipo de energía deberían suministrar. La financiación proporcionada a través del Mecanismo «Conectar Europa» no siempre llegó allí donde era más necesaria, ni existían objetivos ni requisitos mínimos de infraestructura claros y coherentes. La experiencia del usuario se complica por la coexistencia de diferentes sistemas de pago y de información. Por ejemplo, hay poca información coordinada sobre disponibilidad, datos de la recarga y detalles de facturación entre las diferentes redes, en tiempo real.

Teniendo en cuenta la revisión en curso del marco político y legislativo clave en el ámbito de la electromovilidad, los auditores han recomendado que la Comisión Europea elabore una hoja de ruta estratégica global para alcanzar los objetivos de infraestructura de recarga y establezca normas y requisitos mínimos. Recomiendan, asimismo, que la financiación se otorgue en función de criterios objetivos y análisis de carencias, y que se asegure de que los proyectos cofinanciados garantizan un acceso sostenible y no discriminatorio a todos los usuarios.

Información de referencia

En virtud del Pacto Verde Europeo anunciado en diciembre de 2019, el objetivo actual de la UE es reducir de aquí a 2050 las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte en un 90 % con respecto a los valores de 1990, en el marco de su objetivo principal de llegar a ser una economía climáticamente neutra. El transporte (principalmente el transporte por carretera, con un 72 %) representa aproximadamente una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE. Para reducir las emisiones del transporte por carretera es esencial la transición a combustibles alternativos y con menor emisión de carbono.

España, séptimo país de la UE en inversiones en proyectos eólicos en 2020 con 1.500 M€

España, séptimo país de la UE en inversiones en proyectos eólicos en 2020 con 1.500 M€

La eólica europea invirtió 43.000 M€ en 2020, cubriendo 20 GW de potencia para nuevos parques eólicos que se construirán en los próximos años, 13 GW de ellos en la UE. Esta cifra de inversión es la segunda cantidad anual más alta que hay registrada y un 70% más que en 2019, según un informe de WindEurope. España es el séptimo país en inversiones en 2020 en proyectos eólicos.

Reino Unido fue el mayor inversor en 2020 aportando 13.500 M€ de los 43.000 M€ totales. Le siguen Países Bajos, con cerca de 8.000 M€; Francia (6.500 M€) y Alemania (4.300 M€). Estos dos últimos países fueron los países que más invirtieron en energía eólica marina. Turquía fue el quinto mayor inversor, con 1.600 M€, y Polonia el sexto con la misma cantidad. España aparece en séptimo lugar, con 1.500 M€ de inversión para financiar 1,5 GW.

España se consolida como un mercado potente en eólica terrestre en los próximos años. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) tiene como objetivo 50,3 GW de potencia eólica en 2030. Para conseguir este objetivo es necesaria la instalación de potencia eólica a un ritmo constante y estable de 2,2 GW anuales, con mecanismos que permitan velar por la cadena de valor de nuestro país.

Para Juan Virgilio Márquez, CEO de la Asociación Empresarial Eólica (AEE): “Al igual que a nivel europeo, las inversiones en proyectos eólicos en España, aun siendo significativas, están todavía por debajo del ritmo anual necesario para garantizar la consecución de los objetivos del PNIEC para 2030, un 32% inferior al volumen anual necesario para alcanzarlos. Parte de la solución sería incrementar los cupos para la eólica en las próximas subastas, acercándolos más a la capacidad de producción industrial que tiene nuestro país, a la vez que continuar formalizando PPAs”.

Respecto a la actividad de adquisiciones de proyectos a nivel europeo, en 2020 ascendió a 15.100 M€, cifra inferior a los dos años anteriores (17.500 M€ y 19.600 M€s en 2019 y 2018 respectivamente). No obstante, teniendo en cuenta estas cifras inferiores, las inversiones de capital se apresuraron a recuperarse después de la conmoción inicial provocada por la pandemia de COVID19. España fue el mercado europeo con la mayor actividad de adquisición de proyectos e instalaciones de energía eólica terrestre, con 2.500 M€ por un total de 2,4 GW eólicos.

De los 43.000 M€ de inversión en 2020, 17.000 M€ se destinaron a proyectos de eólica terrestre, cubriendo 13 GW de nueva capacidad, y 26.000 M€ fueron a parar a la energía eólica marina, cubriendo 7 GW de nueva capacidad. WindEurope advierte que los 13 GW de nueva potencia invertida en la UE no son suficientes para alcanzar los objetivos climáticos y energéticos para 2030. La UE necesita construir 27 GW de nueva potencia eólica al año para cumplir su nuevo objetivo de reducción de emisiones del 55%. El principal problema es la lentitud en la tramitación administrativa de los parques eólicos.

Se sigue invirtiendo en eólica a pesar del COVID, pero ¿hay suficientes proyectos?

Se sigue invirtiendo en eólica a pesar del COVID, pero ¿hay suficientes proyectos?

Europa confirmó 43.000 M€ de inversiones en nuevos parques eólicos en 2020, la segunda cantidad más alta registrada y un 70% más que en 2019, de acuerdo con el informe anual de WindEurope “Wind Energy Financing and Investment Trends”. Esta inversión cubre 20 GW de nueva capacidad que se construirán en los próximos años, 13 GW en la UE. 17.000 M€ se destinaron a eólica terrestre, y cubren 13 GW de nueva capacidad. 26.000 M€ se destinaron a eólica marina, cubriendo 7 GW de nueva capacidad. Los grandes proyectos impulsaron los números de la eólica marina, incluido Dogger Bank en Reino Unido, que será el parque eólico más grande de Europa cuando esté terminado, y Hollandse Kust Zuid en Países Bajos.

La energía eólica siguió siendo una inversión atractiva a pesar de la pandemia. Si existen los mecanismos adecuados de estabilización de ingresos, hay mucho capital disponible para financiar energía eólica. Esto confirma que la energía eólica está perfectamente posicionada para apoyar la recuperación económica de Europa de la crisis generada por el COVID. Cada nuevo aerogenerador genera 10 M€ de actividad económica en Europa. Y la expansión de la energía eólica prevista en los planes nacionales de energía y clima puede crear 150.000 nuevos puestos de trabajo para 2030”, afirma Giles Dickson, director ejecutivo de WindEurope.

Reino Unido representó 13.000 M€ de las 43.000 M€ de inversiones. Países Bajos fueron los siguientes con 8.000 M€, seguidos por Francia (6.500 M€) y Alemania (4.300 M€). Alemania y Francia fueron los que más invirtieron en eólica terrestre. Francia también financió su segundo y tercer parque eólico marino. Turquía fue el quinto mayor inversor con 1.600 M€ y Polonia el sexto con 1.600 M€.

La inversión total de 43.000 M€ en nuevos parques eólicos puede ser la segunda cantidad anual más alta registrada y una fuerte señal de resiliencia. Sin embargo, no basta con cumplir los objetivos energéticos y climáticos de Europa. El nuevo objetivo de reducción de emisiones del 55% de la UE para 2030 requiere 27 GW al año de nueva energía eólica en la UE. Pero las inversiones del año pasado cubren solo 13 GW de nueva capacidad eólica en la UE.

Los permisos siguen siendo el principal cuello de botella. Las reglas y procedimientos de permisos son demasiado complejos, lo que retrasa los proyectos y agrega costes; esto da como resultado que se desarrollen menos proyectos. Y no hay suficiente personal en las autoridades que concenden los permisos para procesar las solicitudes, ni siquiera los volúmenes existentes, y mucho menos los volúmenes más altos necesarios para a los objetivos climáticos y energéticos. La mayoría de los Estados miembros no cumplen los plazos de autorización establecidos en la Directiva de energías renovables de la UE.

Europa quiere más energía eólica para cumplir sus objetivos climáticos y energéticos. La tecnología está disponible, también el dinero. Pero faltan las políticas adecuadas, en particular sobre la concesión de permisos para nuevos parques donde las reglas y los procedimientos son demasiado complejos. La revisión de la Directiva de energías renovables de la UE en el paquete «Fit for 55» debe abordar este problema. Los gobiernos deben simplificar sus permisos y asegurarse de que haya personas para procesar las solicitudes de permisos. De lo contrario, no tiene sentido tener un objetivo de energías renovables más alto”, dice Giles Dickson.

Los parques eólicos continúan financiándose con un 70-90% de deuda y un 10-30% de capital. La financiación bancaria sigue siendo crucial, y cada vez más es específica del proyecto en lugar de deuda corporativa, especialmente en el caso de la eólica marina. Los parques eólicos más grandes se están convirtiendo cada vez más en entidades comerciales con sus propios equipos de gestión e informes financieros, capaces de endeudarse por sí mismos. Los bancos prestaron un récord de 21.000 M€ de deuda sin recurso a nuevos parques eólicos en 2020.

Otra tendencia importante es el creciente papel de los acuerdos corporativos de compra de energía renovable (PPAs) en el apoyo a la financiación de parques eólicos. Los consumidores de energía corporativos e industriales están cada vez más interesados en obtener energía directamente de los parques eólicos. En 2020 se firmaron 24 nuevos PPAs de energía eólica que cubren más de 2 GW de capacidad, en una variedad de sectores que incluyen productos químicos, farmacéuticos, telecomunicaciones y TIC. Los PPAs proporcionan ingresos estables a largo plazo para la energía eólica y facilitan la obtención de deuda a bajo interés. Lo mismo se aplica a los Contratos por Diferencia (CfD) que los gobiernos ofrecen cada vez más en sus subastas de energía eólica: como mecanismos de estabilización de ingresos, los CfD reducen los costes de financiamiento y, por tanto, reducen los costes totales de la energía eólica.

TECNALIA y H2SITE lanzan el primer reactor de membranas a escala industrial para producir hidrógeno

TECNALIA y H2SITE lanzan el primer reactor de membranas a escala industrial para producir hidrógeno

El hidrógeno es un elemento clave en el futuro cercano para la descarbonización de la energía, la industria y la movilidad y, por tanto, para acelerar la necesaria transición energética hacia una economía baja en carbono. El reto es generarlo a gran escala y de forma sostenible. Para lograrlo, nace hace un año la start-up H2SITE, de la colaboración del centro de investigación y desarrollo tecnológico TECNALIA con la empresa francesa ENGIE y la Universidad de Eindhoven (TUe), con el objetivo de desarrollar una tecnología más eficiente y rentable para la generación distribuida de hidrógeno a pequeña y mediana escala, de elevada pureza y bajo coste, mediante reactores avanzados de membrana.

Actualmente, H2SITE está construyendo su propia planta de fabricación de membranas en Loiu (Bizkaia) que dará empleo a 50 personas en los próximos 5 años. Se trata de una planta única en el mundo que permitirá industrializar la producción de membranas, utilizadas en la fabricación de los reactores de producción de hidrógeno. Estos reactores son una alternativa a la electrólisis y proponen un hidrógeno renovable a un precio competitivo, utilizando tecnología desarrollada en Europa y construida en Euskadi. El primero de estos reactores ya está en marcha, tal y como han comprobado en una visita hoy en las instalaciones de Azaro Fundazioa en Markina (Bizkaia),  Ainara Basurko, Diputada de Promoción Económica en la Diputación Foral de Bizkaia, Joseba Mariezkurrena, Director de Emprendimiento y Competitividad Empresarial de la Diputación Foral de Bizkaia, y Olatz Goitia, directora de BEAZ Bizkaia, acompañados por Iñaki San Sebastián, CEO de TECNALIA y Andrés Galnares, CEO de H2SITE.

Se trata del primer reactor a escala industrial para la generación de hidrógeno para pequeños y medianos consumidores, de elevada pureza y bajo coste. La tecnología ha sido desarrollada por TECNALIA y TUe, y se basa en la intensificación de procesos, a través de reactores avanzados de membrana logrando maximizar la eficiencia del proceso de producción de hidrógeno y minimizando los recursos necesarios (energía, espacio, materias primas, etc.).

«Es un gran éxito para nosotros y creemos que también lo es para el sector. Se trata de un hito que materializa el resultado de más de 10 años de colaboración entre la TUe y TECNALIA en el ámbito de los reactores de membranas, que ahora traducen los equipos de H2SITE en un producto industrial único, capaz de producir hidrógeno verde in situ. El reto ahora es producir suficientes membranas para satisfacer la demanda de nuestros clientes, acompañándolos en la reducción de su huella de carbono«, ha asegurado Andrés Galnares.

Por su parte, Ainara Basurko, Diputada de Promoción Económica en la Diputación Foral de Bizkaia, «H2Site es un magnífico ejemplo del papel estratégico que juegan y pueden seguir jugando los centros tecnológicos en el impulso de nuevos negocios innovadores de base tecnológica. Y es, además, un buen ejemplo de la importancia creciente que tiene la cooperación entre diferentes agentes para hacer viable un proyecto empresarial, compartiendo objetivos a corto y medio plazo. Desde el departamento de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia y Beaz, hemos apoyado a H2Site desde sus primeros pasos y estamos seguros de que vamos a seguir haciéndolo porque es una startup con mucho recorrido y capacidad de crecimiento y desarrollo en el modelo que estamos construyendo en Bizkaia; presenta una oferta de valor añadido y diferenciado en un contexto en el que es preciso apostar por la transición energética y por tanto con potencial de crecimiento«.

Finalmente, Iñaki San Sebastián, CEO de TECNALIA, ha afirmado que «queremos ser un actor relevante como agente de transformación de la industria convirtiendo el desarrollo tecnológico en soluciones para hacer más competitivas las renovables, para avanzar hacia el hidrógeno de alto valor. Esperamos, así, poder multiplicar el número y alcance de oportunidades de negocio desarrolladas para nuestra industria«.

Hidrógeno, el nuevo vector de energía verde

El hidrógeno es un gas de elevado contenido energético, capaz de almacenar energía y liberarla en los momentos en los que resulta necesaria, contribuyendo así a superar uno de los retos principales de la generación de energía renovable: su producción intermitente desacoplada de la demanda. Su uso está muy extendido a nivel industrial, sin embargo, el origen de su producción es no renovable y se obtiene a partir del reformado de gas natural en grandes plantas centralizadas, lo que genera costes económicos y medioambientales para su compresión y transporte a los puntos de uso. De igual manera, el transporte y almacenamiento del hidrógeno es complejo y costoso, y a menudo va acompañado de fugas que encarecen el producto y gravan el medio ambiente. Es necesario desarrollar soluciones sostenibles que fomenten su generación de forma rentable, sostenible y local, tal y como propone H2SITE.

La nueva empresa, apoyada desde su inicio por la Diputación Foral de Bizkaia, proporcionará hidrógeno distribuido a pequeña y mediana escala, de gran pureza y bajo coste, tanto para aplicaciones estacionarias (usos industriales y generación de electricidad), como para áreas aisladas que requieran energía (islas, áreas sin acceso a red eléctrica…) y en movilidad. En este sentido, H2SITE va a facilitar el despliegue de la movilidad 100% eléctrica verde, abriendo la posibilidad a sistemas embarcados, dentro de los propios vehículos, de generación de hidrógeno. Como plataforma tecnológica de hidrógeno, H2SITE será capaz de producir hidrógeno a partir de varios compuestos, como pueden ser amoniaco, biometanol, bioetanol o gas, entre otros.

En cuanto a sus clientes industriales, H2SITE ofrecerá una reducción de hasta el 40% de sus costes actuales asociados al consumo de hidrógeno, disminuyendo a su vez impactos ambientales y evitando problemas reglamentarios y de seguridad asociados al almacenamiento de este gas, al tratarse de una generación in situ a demanda. Los sectores industriales con mayor potencial de aplicación son el químico, alimentario, metalúrgico, vidrio y electrónica, que en su conjunto suponen una gran parte del PIB autonómico y nacional.

Así, H2SITE busca apoyarse en su tecnología de membranas única para convertirse en referente internacional en la generación y separación de hidrógeno rentable y bajo carbono y por tanto, en una palanca relevante en la necesaria transición energética.

El Plan MOVES III dará ayudas de hasta 7.000 € a la compra de vehículos eléctricos

El Plan MOVES III dará ayudas de hasta 7.000 € a la compra de vehículos eléctricos
Foto cortesía de AEDIVE

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado la tercera edición del programa MOVES de incentivos a la movilidad eficiente y sostenible, una línea con continuidad hasta finales de 2023 con un presupuesto de inicial de 400 M€ ampliables, al menos, a 800 M€, que cuadriplica la dotación de la convocatoria anterior. El Plan MOVES III dará ayudas de hasta 7.000 € a la compra de vehículos eléctricos. Dotado con los fondos Next Generation, este programa constituye la primera línea de actuación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de movilidad sostenible.

Según las estimaciones del MITECO, el programa puede contribuir con más de 2.900 M€ al PIB y generar más de 40.000 empleos a lo largo de toda la cadena de valor.

El Plan MOVES III refuerza las convocatorias anteriores e incorpora el aprendizaje adquirido en las ediciones pasadas. Esta línea mejora las ayudas para infraestructura de recarga para particulares, comunidades de propietarios y pequeñas y medianas empresas, así como para infraestructuras de recarga rápida y ultrarrápida.

Además, establece la obligatoriedad de que los puntos de recarga de acceso público apoyados por el MOVES III estén continuamente disponibles para el usuario y que sean accesibles de forma directa, sin necesidad de registro previo.

Esta nueva edición también refuerza las ayudas directas para particulares y autónomos. Con el objetivo de acelerar la renovación de la flota y la sustitución de vehículos antiguos y contaminantes, MOVES III subvenciona con un máximo de hasta 7.000 € para la compra de vehículos eléctricos y con hasta 1.300 € la compra de una motocicleta eléctrica si el usuario achatarra un vehículo de más de 7 años de antigüedad. En caso de que no se achatarre un vehículo antiguo, las ayudas podrán alcanzar los 4.500 €.

Asimismo, la compra de furgonetas eléctricas se subvencionará con hasta 9.000 € en caso de que el usuario achatarre su viejo vehículo y con hasta 7.000 en caso de que no lo haga.

El achatarramiento de vehículos antiguos no solo es importante para reducir emisiones y mejorar la seguridad vial, sino que permite reforzar cadenas de valor en sectores como el aluminio, el acero, el cobre, ciertos metales preciosos, los plásticos, las gomas o los cauchos, contribuyendo a la economía circular.

Esta nueva edición de MOVES también incluye mayores cuantías a los autónomos (taxis y VTC) para la compra de vehículos eléctricos que utilicen para trabajar, lo que permite ayudar a un sector clave de la economía española y favorece la sustitución de vehículos que realizan un elevado número de kilómetros.

Alineado con la agenda de Reto Demográfico, el programa MOVES III proporciona ayudas de un 10% adicional a actuaciones en municipios de menos de 5.000 habitantes tanto para la instalación de infraestructuras de recarga en estos territorios como para la compra de vehículos por parte de personas que estén empadronadas en ellos. También dota con un 10% extra la ayuda que reciben las personas con movilidad reducida.

Particulares y autónomos pueden beneficiarse ya de las ayudas de la nueva convocatoria en la compra de vehículos eléctricos y puntos de recarga. MOVES II seguirá vigente hasta el término de las convocatorias, lo que permitirá evitar un periodo sin ayudas. Los usuarios podrán decidir a qué línea acogerse durante el tiempo en que ambas líneas coexistan.

Para ayudar al ciudadano a resolver sus dudas sobre el nuevo MOVES III y, especialmente, sobre a qué ayudas acogerse en el periodo de vigencia de ambas líneas, o sobre la documentación necesaria para ser beneficiario del nuevo programa, la web del MITECO publica un documento elaborado junto con el sector que da respuesta a las preguntas y respuestas más frecuentes.

Transformación de la movilidad

El programa MOVES III está coordinado por el IDAE y gestionado por las comunidades y ciudades autónomas, que deben realizar las convocatorias correspondientes en sus territorios. El criterio de reparto del presupuesto inicial (400 M€) se ha consensuado con la Conferencia Sectorial de Energía, el órgano de coordinación entre el MITECO y las administraciones autonómicas en esta materia, y está basado en el Padrón de habitantes publicado por el INE.

Programas como el Plan MOVES contribuyen a aumentar la penetración del vehículo eléctrico en España para alcanzar el objetivo de 100.000 puntos de recarga y 250.000 vehículos eléctricos para 2023 marcado por el Gobierno en el contexto del Plan de Recuperación, lo que permitirá evitar más de 450.000 toneladas de CO2 y generar empleo y actividad a lo largo de toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica.

En la actualidad se fabrican en España más de una docena de turismos eléctricos, y es un país líder en fabricación de motocicletas eléctricas y de infraestructuras de recarga. Programas como el MOVES permiten acelerar la transformación hacia un modelo de velocidad sostenible gracias a la electrificación del transporte.

Marco normativo coherente

La transformación de la movilidad requiere actuaciones globales y coherentes que, acompañadas del desarrollo de un marco normativo estable junto con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que incluye tanto mecanismos de apoyo como reformas, nos va a permitir maximizar esta oportunidad histórica, donde la movilidad es fundamental.

Con este nuevo plan se abre el periodo de audiencia e información pública del Real Decreto de puntos de recarga por el que se regula la actividad de prestación de servicios de recarga energética de vehículos eléctricos, así como de la orden que determina la información a remitir al MITECO y a las comunidades autónomas por parte de los prestadores de servicios.

Este Real Decreto regula las condiciones que deben cumplir los gestores de información de recarga y la remisión de información por parte de los prestadores de servicios de recarga energética. Toda la información que no sea confidencial será incorporada y publicada por el MITECO en un Geoportal que mostrará un mapa de puntos de recarga, lo que facilitará a los ciudadanos conocer la localización, características, precio y disponibilidad de los puntos de recarga de acceso público, aportando transparencia y claridad al mercado.

Plan de recuperación

El MOVES III es solo la primera de las líneas de intervención previstas en materia de movilidad limpia en el marco del Plan de Recuperación, que contará con actuaciones lideradas no solo por el MITECO, sino también por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA). Ambos departamentos trabajarán de forma conjunta en el impulso del cambio modal, la definición y la implementación de zonas de bajas emisiones en línea con la obligación incluida en la Ley de Cambio climático y Transición Energética –aprobada ayer por el Congreso- en municipios de más de 50.000 habitantes. Asimismo, MITMA llevará a cabo actuaciones para incentivar el transporte público y la movilidad a pie y en bicicleta en todo el territorio.

El MITECO también colabora con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para reforzar la cadena de valor del vehículo eléctrico y la fabricación nacional, y con el Ministerio de Ciencia e Innovación sobre nuevos desarrollos y sobre Investigación, Desarrollo e innovación.

Para contribuir al diseño de las líneas de Plan de Recuperación, el pasado mes de diciembre el MITECO lanzó una manifestación de interés sobre movilidad eléctrica a fin de identificar proyectos y nuevas líneas de actuación, gracias a la cual se han recibido propuestas que han permitido reforzar y mejorar la línea MOVES.

Además, de acuerdo con la información obtenida por estas expresiones de interés, en los próximos meses se desarrollarán varias convocatorias para proyectos singulares con un presupuesto de al menos 300 M€. Estas convocatorias serán de gestión centralizada, abiertas, transparentes y en concurrencia competitiva, y permitirán seleccionar los mejores proyectos con unas condiciones claras de plazos de ejecución, conceptos subvencionables y requisitos administrativos.

Ingeteam consolida su presencia en Panamá con su primer contrato con AES

Ingeteam consolida su presencia en Panamá con su primer contrato con AES

Ingeteam ha conseguido un nuevo contrato en Panamá para llevar a cabo las tareas de operación y mantenimiento (O&M) de la subestación del Parque Eólico de Penonomé, el primero de Panamá y uno de los mayores de América Central. Incluyendo AES Eólico Penonomé, que consta de 22 aerogeneradores y cuya  potencia es de 55 MW,  y el cual se localiza en la provincia de Coclé, en la zona centro de Panamá. El proyecto entró en operación en 2014 y marcó un hito, pues fue el primero de energía eólica en el país.

Desde el año 2012 la filial panameña de Ingeteam Service se encuentra vinculada al complejo realizando trabajos de puesta en marcha, operación y mantenimiento para Goldwing durante 4 años y, actualmente, ampliando sus capacidades con este nuevo contrato para AES Panamá, asumiendo las tareas de O&M de la subestación del parque.

Este contrato supone el primer proyecto de colaboración entre Ingeteam Service y AES Panamá, el cual abre la puerta a futuras acciones de colaboración entre ambas entidades. AES Panamá, subsidiaria de la estadounidense The AES Corporation, adquirió la participación de Goldwind en el complejo eólico de Penonomé en agosto de 2020. AES Panamá, es actualmente la generadora de electricidad más grande del país y un gigante energético a nivel internacional.

La Alianza por el Autoconsumo rechaza la propuesta del Gobierno y reivindica unos coeficientes dinámicos reales para impulsar el autoconsumo

La Alianza por el Autoconsumo rechaza la propuesta del Gobierno y reivindica unos coeficientes dinámicos reales para impulsar el autoconsumo

La Alianza por el Autoconsumo, de la que forman parte más de 60 entidades, muestra su firme desacuerdo con la propuesta de Orden por la que se modifica el Anexo I del Real Decreto 244/2019, al no tratarse en realidad de coeficientes de reparto dinámicos, que son absolutamente necesarios para apoyar el desarrollo de autoconsumo compartido y las comunidades energéticas.

La principal causa de este rechazo es que los nuevos coeficientes propuestos por el Gobierno se deben establecer previamente a que se produzcan los consumos, lo que no aporta ninguna solución novedosa a la rigidez que venía soportando el sector con los coeficientes fijos. Esta restricción choca con las expectativas de todos los integrantes de la Alianza por el Autoconsumo e, incluso, con el objetivo mismo del RD 244/2019 que promulga un cambio de modelo energético con una ciudadanía activa en el centro del sistema. Es el momento de que todos podamos compartir con nuestros vecinos la energía producida en nuestros tejados sin restricciones administrativas injustificables.

El nuevo criterio de reparto que se plantea desde el Gobierno que, en lugar de un sistema dinámico, realmente es un reparto fijo-horario, se obliga a informar con una antelación de 12 meses de los repartos horarios de la energía producida por el colectivo, lo que mejoraría solo ligerísimamente la situación actual, al no coincidir nunca con la realidad prevista de los consumos y no poder anticipar variaciones en las pautas de consumo que se producen habitualmente. Con ello, más allá de impulsar, parece que lo que se pretende es disuadir a las personas consumidoras de contratar una instalación propia de autoconsumo colectivo.

Como ya propuso en el pasado la Alianza por el Autoconsumo, para cumplir un auténtico reparto dinámico es necesario emplear datos reales de consumo y no meras previsiones. Esto pasa necesariamente por que los coeficientes de reparto se determinaran a posteriori (cuando los consumos reales se hayan registrado), y no a priori como propone la propuesta de orden. Alianza por el Autoconsumo defiende que este es el verdadero significado y concepto de los coeficientes dinámicos o variables, y para ello propone dos alternativas de reparto dinámico:

  • La sustitución de los coeficientes definidos previamente por una regla de cálculo que, aplicada por la distribuidora, permitiría calcular los coeficientes horarios basándose en datos reales de consumos ya producidos (“reparto dinámico por defecto” de la normativa francesa”).
  • La definición de los coeficientes para cada hora por parte del colectivo (o entidad que los represente), en base a los datos de consumo y a los criterios que hubieran acordado, siendo aplicados por la distribuidora (“reparto dinámico” de la normativa francesa).

En ambos casos, es necesario, además, habilitar la figura del representante del colectivo que, además de responsabilizarse de informar de los coeficientes a aplicar, permita agilizar los trámites con la compañía distribuidora de electricidad.

A su vez, Alianza por el Autoconsumo pide habilitar expresamente un procedimiento mediante el cual se pueda convertir un autoconsumo individual en otro colectivo para compartir los excedentes, permitiendo así aprovechar al máximo la superficie de los tejados de nuestras ciudades.

Además, denuncia que siguen siendo numerosas las barreras que impiden el despegue del autoconsumo colectivo en España, siendo significativo y urgente avanzar en: eliminar la distancia de 500 m en los puntos de generación y consumo, incorporar la red de media tensión en el autoconsumo de proximidad y aligerar las cargas burocráticas para facilitar la tramitación de las instalaciones por parte de los ayuntamientos, las comunidades autónomas y las distribuidoras.

En Francia se han desarrollado muchas de las soluciones propuestas anteriormente, con un gran número de autoconsumos colectivos operando actualmente, lo que nos indica que las soluciones que proponemos son viables y factibles de aplicar en España. Dos años después de la aprobación del congelado Real Decreto 244/2019, Alianza por el Autoconsumo hace estas propuestas para acelerar y desbloquear su desarrollo con el fin de otorgar a los colectivos una mayor libertad y capacidad de gestionar su propia energía, cumpliendo así con todos los mandatos europeos y estrategias nacionales propuestas en materia de transición energética.

EL ITE desarrolla un nuevo cátodo para baterías de litio que reduce su precio y aumenta su capacidad

EL ITE desarrolla un nuevo cátodo para baterías de litio que reduce su precio y aumenta su capacidad

Los laboratorios del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) están trabajando en el desarrollo de una espinela de alto voltaje para cátodos de última generación de las baterías de litio que incorporan un nuevo material activo más económico y libre de cobalto y permiten trabajar a las celdas de las baterías hasta 5V, aumentando así su capacidad. En este proyecto, bautizado con el nombre de Catoli, se investiga para implementar técnicas novedosas en la deposición de los electrodos, como es el caso de la impresión

En un entorno en el que cada vez se toma más distancia de los combustibles fósiles y se invierten importantes esfuerzos para migrar hacia la electrificación de la economía, el desarrollo de soluciones de acumulación energética que permitan almacenar electricidad con un coste cada vez más bajo y con gran capacidad de autonomía, como es el caso de las baterías de litio, es totalmente estratégico. Además, es importante tener en cuenta que el cobalto es un material que se caracteriza por la fluctuación constante de su precio, por lo que prescindir de él es una de las mejores estrategias para lograr reducir el precio de las baterías de litio.

La investigación en torno a las posibilidades de almacenamiento que ofrece el litio es una de las áreas de investigación del ITE, que cuenta con el apoyo de Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), en el desarrollo de esta labor.

La principal novedad del proyecto Catoli radica en el diseño de una tinta para la aplicación de componentes catódicos de alto voltaje por impresión. Esta técnica de elevada precisión permite obtener los cátodos conforme a las necesidades de cada batería, pudiendo imprimir los electrodos directamente según el diseño deseado y la deposición de finas películas de material, lo que permite alcanzar mejoras para aplicaciones de celdas de elevada potencia.

Hasta el momento, el equipo investigador del instituto ha desarrollado una composición óptima de los cátodos de elevado voltaje, que se han obtenido mediante deposición por casting, y se ha verificado su correcto funcionamiento mediante caracterización electroquímica. Actualmente, trabaja en el desarrollo de las tintas que permitan implementar esta composición de los cátodos para la deposición por impresión.

El ITE aborda este proyecto en solitario, pero son varias las empresas que ya se han interesado en este producto y, fruto de ello, están colaborando con dos empresas de la Comunidad Valenciana. Una de ellas, especializada en materiales cerámicos, está centrada en desarrollar materiales activos de alto voltaje, la otra cubre el desarrollo de materiales poliméricos para usarlos en las celdas y poder mejorar así las prestaciones de las baterías.

Pero el desarrollo de estos nuevos procesos es muy amplio. Orientados al desarrollo de baterías de futura generación, como son la tecnología de alto voltaje e incluso las baterías en estado sólido, son aplicables a cualquier campo de la fabricación de celdas, especialmente las que requieran de una configuración especial, ya que la técnica permite la obtención de los electrodos de morfología ad hoc con elevada precisión.

Este proyecto está financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) con expediente IMDEEA/2020/101.

El coste nivelado del hidrógeno producido con renovables caerá más rápido de lo estimado anteriormente

El coste nivelado del hidrógeno producido con renovables caerá más rápido de lo estimado anteriormente

BloombergNEF (BNEF) ha publicado un informe con nuevos pronósticos sobre los costes del hidrógeno producido con renovables. El informe, titulado 1H 2021 Hydrogen Levelized Cost Update, encuentra que el LCOH2, coste nivelado del hidrógeno producido con renovables, caerá más rápido de lo estimado anteriormente, impulsado por una revisión a la baja de la previsión de costes de la electricidad solar fotovoltaica.

El pronóstico de coste del hidrógeno renovable de BNEF es un 13% más bajo para 2030 que en su previsión anterior, y un 17% más bajo en 2050.

BNEF encuentra que el hidrógeno verde, producido con renovables, debería ser más barato que el gas natural (sobre una base de energía equivalente) para 2050 en 15 de los 28 mercados estudiados, suponiendo que el crecimiento continúe. Estos países representaron un tercio del PIB mundial en 2019.

El hidrógeno azul será desplazado por el verde, ya que en todos los mercados modelados, el hidrógeno verde debería ser más barato que el hidrógeno azul (producido a partir de combustibles fósiles con captura y almacenamiento de carbono – CCS) e incluso que el hidrógeno gris, más contaminante, producido a partir de combustibles fósiles sin CCS.

El coste de producir hidrógeno verde con renovables deberían caer hasta un 85% desde hoy hasta 2050, lo que generará costes por debajo de 2 $/kg para 2030 y muy por debajo de 1 $/kg (7,4 $/MMBtu) para 2050 en la mayoría de los mercados estudiados.

El pronóstico actualizado de BNEF sobre el coste nivelado de la electricidad renovable (LCOE) es el principal impulsor de la caída en la proyección del LCOH2. Para 2030, el hidrógeno producido con energía fotovoltaica o eólica terrestre debería costar menos que el H2 producido a partir de gas natural con captura y almacenamiento de carbono en los 28 países estudiados. La caída de costes de la energía solar fotovoltaica es el factor clave detrás de la reducción. BNEF ahora cree que la electricidad fotovoltaica será un 40% más barata en 2050 de lo que pensaban hace solo dos años, impulsada por una fabricación más automática, menos consumo de silicio y plata, mayor eficiencia fotovoltaica de las células solares y mayores rendimientos utilizando paneles bifaciales.

El coste de la electricidad representará la mayor parte del costo de producir H2 renovable para 2030, y los costes relacionados con el electrolizador representarán el resto. Para 2050, la proporción de LCOH2 impulsado por electricidad debería acercarse al 90% cuando se genere a partir de energía eólica terrestre.

La Fundación Renovables considera que la Ley de Cambio Climático no aprovecha la oportunidad histórica para avanzar en la transición energética

La Fundación Renovables considera que la Ley de Cambio de Climático no aprovecha la oportunidad histórica para avanzar en la transición energética
La Fundación Renovables considera que la Ley de Cambio de Climático no aprovecha la oportunidad histórica para avanzar en la transición energética

La Fundación Renovables ha recibido con decepción la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética aprobada hoy en la Comisión de Energía y Clima del Congreso, tras analizar el contenido aprobado durante su tramitación y que ahora pasará al Senado, y así lo ha hecho público en nota de prensa. Pese a recibir su aprobación con satisfacción, de las más de 758 enmiendas presentadas, Fundación Renovables afirma que las admitidas a trámite no han cumplido su función de mejorar, desarrollar y dar un mayor alcance de actuación a la nueva Ley, sino que ha abierto huecos para seguir promoviendo prácticas contaminantes que pueden retrasar la transición ecológica.

Desde que el Proyecto de Ley se envió a las Cortes el día 19 de mayo de 2020, Fundación Renovables empezó a trabajar en analizar el contenido y proponer mejoras y enmiendas para tener una ley ambiciosa, fuerte y de gran calado normativo que permitiera liderar la lucha contra el cambio climático a nivel europeo, como así lo reflejó en su informe “Análisis del Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética”. Una vez revisado su articulado y las enmiendas aprobadas, Fundación Renovables refleja una desilusión objetiva al observar las carencias, que podían haber sido subsanadas, perdiendo así otra oportunidad para hacer una reforma profunda del marco legal y de seguir un camino que difícilmente se podrá recuperar hacia la creación de un futuro sostenible.

Para reflejar la valoración de la Fundación Renovables, hay que mirar los objetivos propuestos en el Artículo III. El de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en el conjunto de la economía española se aumenta del 20% al 23% respecto al año 1990. Aumentar la penetración de renovables en el consumo de energía final se eleva del 35% al 42% para alcanzar en 2030 un sistema eléctrico con el 74% de generación de renovables. Es decir, estos objetivos se han igualado con los contenidos en el PNIEC, salvo el de electrificación de la demanda de energía, que sigue sin aparecer en el articulado. Una primera revisión en 2023 de los objetivos, denota en si misma la poca fuerza y ambición con la que se aprueba la Ley.

Esto conlleva no solo que nos quedemos relegados de los objetivos definidos por la Unión Europea del 55% de reducción de emisiones para 2030, al subordinar los objetivos de la Ley a los del PNIEC y no seguir las indicaciones de la Comisión Europea, sino que se siga sin apostar decididamente por la mejora del aire en nuestras ciudades y, consecuentemente, de la salud de la ciudadanía. La Fundación Renovables propuso un incremento de la reducción de emisiones de GEI para 2030 por encima del 50%, estableciendo un 100% para 2050, y alcanzar un 50% de penetración de renovables en el consumo final de energía y un 80% en el sistema eléctrico en 2030, llegando al 100% de ambos objetivos en 2050. Respecto al objetivo de electrificación de la demanda energética planteó un 50% en 2030 y un 80% en 2050.

En cuanto al contenido, el artículo 8 favorece la continuidad de los procesos de explotación y exploración de hidrocarburos que hayan obtenido la licencia antes de la entrada en vigor de la Ley, prohibiendo los que sean posteriores.

Conjuntamente, Fundación Renovables recibe con escepticismo que se haya incluido una enmienda en el artículo 11, por la que se consideran los combustibles alternativos, no solo para el transporte aéreo, como se proponía previamente, sino en todo el transporte. Esto supone una puerta trasera para la entrada del gas que puede desacelerar la transición energética, con riesgo de incumplir los objetivos y, además, implica que la inversión, que se debiera enfocar en fuentes renovables, se siga derivando a los combustibles. Por otro lado, conlleva no electrificar los consumos energéticos y aletargar los procesos de combustión térmica, con las emisiones asociadas a cada combustible, además de no apostar decididamente por crear una industria competitiva y fuerte de vehículos eléctricos dejando de lado la movilidad sostenible.

Más allá de los nuevos agujeros abiertos en el texto, sigue faltando una apuesta por el desarrollo urbano y la actuación en las ciudades. Las propuestas de actuación urbanas se circunscriben principalmente a temas de movilidad y en municipios de más de 50.000 habitantes (148 municipios de los 8.131 existentes en España, que incluyen el 68% de la población), relegando al 32% restante o, lo que es lo mismo, al 98,2% de los municipios. Se mantiene la prohibición de la venta de vehículos ligeros impulsados por combustibles fósiles para 2040, cuando se ha demandado que se adelantara a 2030.

Fundación Renovables demanda que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética tenga mayor amplitud de cambio y de exigencia normativa, puesto que debe englobar en su articulado el desarrollo, la fijación, los plazos, las revisiones y el alcance de todos los objetivos, planes y estrategias de sostenibilidad. Es decir, no incluye una reforma del marco legal, como ya propusimos, propiciando la creación de una Ley de Fiscalidad Verde y la regulación del control en la ordenación del territorio con las energías renovables.

«Con todo ello, obtendríamos un resultado completamente diferente, puesto que, en definitiva, la nueva Ley es más mediática que funcional, con una escasa ambición que pagarán las próximas generaciones y sin consonancia con la emergencia climática a la que nos enfrentamos«, concluye la nota de prensa de Fundación Renovables.