A punto de conectarse a la red la mayor planta solar fotovoltaica de Cantabria

A punto de conectarse a la red la mayor planta solar fotovoltaica de Cantabria

Durante el tercer trimestre de 2021 se procederá a la conexión a red de la planta solar fotovoltaica “La Lamilla”, situada en la población cántabra de Valderredible y compuesta por un total de 2.520 módulos fotovoltaicos, que suman una potencia total instalada de 1 MW; una vez concluyan los trabajos eléctricos que se están llevando a cabo actualmente en la planta.

El diseño, ingeniería, construcción y puesta en marcha de esta planta solar han corrido a cargo de la empresa cántabra INEKYA Ingeniería, que desde 2007 desarrolla su actividad principal en el ámbito de las instalaciones fotovoltaicas, tanto en autoconsumo residencial, como industrial y plantas de venta a red.

Para el diseño y construcción de la planta solar se ha tenido siempre presente que se debía hacer una construcción totalmente reversible que deje un rastro cero en el medio ambiente, y así se hizo. Los módulos fotovoltaicos se han instalado sobre una estructura solar fabricada e instalada por la empresa asturiana Alusin Solar, concretamente el sistema biposte tipo Muniellos. Esta estructura se hinca en el terreno, es decir “se clava” directamente en el terreno sin el uso de hormigones u otro tipo de elementos, se trata de una fijación meramente mecánica. Una vez que la planta solar llegue al final de su vida útil, estos postes se pueden retirar y reciclar, no solo ellos si no toda la estructura solar. En total se han colocado 988 hincas clavadas a 1,5 m de profundidad. Asimismo, se ha apostado por la calidad de los materiales, siendo el fabricante de los módulos solares Sharp y los inversores eléctricos SMA.

La planta solar se puede convertir en una reserva integral para la naturaleza donde insectos y rapaces pueden habitar. Durante el tiempo de uso de la planta solar, no habrá ningún tipo de actividad humana en la zona (más allá de las meras revisiones) permitiendo con ello que la fauna pueda tener un espacio para su total tranquilidad y desarrollo. El cierre perimetral de la parcela se ha realizado con estacas de madera y una malla cinegética, de tal manera que la fauna de pequeño tamaño que lo desee pueda cruzar a través de la planta con total tranquilidad.

La planta solar La Lamilla evita la emisión, cada año, de 1.091 t de CO₂ y podría abastecer a 450 viviendas al año.

Segundo proyecto en Cantabria

La planta solar de La Lamilla no es la única planta solar en Cantabria que está desarrollando INEKYA Ingeniería. En la Granja Munilla, también en la localidad cántabra de Valderredible, está a punto de conectarse a la red eléctrica una planta solar de menor tamaño, con 1.728 paneles solares y la misma tipología de estructura solar, con 682 hincas.