Acciona.org da acceso a la electricidad a 2.250 personas con su primer proyecto en Panamá

acciona.org –anteriormente Acciona Microenergía- ha llevado a cabo su primer proyecto en Panamá, llevando luz eléctrica mediante módulos fotovoltaicos a 400 familias de siete comunidades rurales aisladas situadas en la zona occidental de Panamá, concretamente en la comarca indígena Ngäbe Buglé. Para ello se han instalado sistemas fotovoltaicos domiciliarios de tercera generación que proporcionan un servicio básico de electricidad a cambio del que los usuarios aportan una cuota mensual inferior al coste que suponían para ellos los sistemas alternativos de iluminación (velas, pilas, mecheros de combustible…).

Este modelo –que ya ha sido implantado por acciona.org en alrededor de 12.000 hogares de comunidades rurales sin expectativas de conexión a la red eléctrica convencional en México y Perú- asegura la sostenibilidad del proyecto a largo, así como su escalabilidad para aumentar el número de beneficiarios.

Así, gracias a este proyecto piloto, 2.250 panameños (más de la mitad de ellos, niños) de la región de Ngäbe-Buglé, contarán con luz eléctrica durante seis horas diarias y con la posibilidad de acceder a sistemas de telecomunicaciones y pequeños electrodomésticos (cargar un teléfono móvil y conectar aparatos eléctricos de bajo consumo como radios, televisiones), etc.

Además, acciona.org ha puesto a disposición de estos usuarios un Centro Luz en Casa, a cargo de un emprendedor local formado específicamente para la venta del servicio de electricidad así como asesoramiento, reparación de los equipos y venta de aparatos eléctricos compatibles, contribuyendo así, tanto a la dinamización de la economía local, como al máximo aprovechamiento del acceso a la electricidad.

Modelo de electrificación de poblaciones aisladas: una apuesta por la sostenibilidad

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo en Panamá, en el país quedan 90.000 familias sin acceso a electricidad, lo que afecta no solo a su calidad de vida, sino también a las condiciones sanitarias, acceso a la educación y desarrollo socioeconómico de estas regiones.

La comarca indígena Ngäbe-Buglé es una de las que tiene un menor Índice de Desarrollo Humano, por debajo de 0,5, lo que la convierte en la zona más empobrecida del país.

La fundación acciona.org ha desarrollado un modelo de electrificación de comunidades aisladas basado en sistemas solares fotovoltaicos domiciliarios que, por su facilidad de instalación y mantenimiento, se adapta a este tipo de poblaciones aisladas a las que no está prevista la llegada de la red eléctrica convencional.

Los sistemas fotovoltaicos de tercera generación que proporciona a acciona.org constan de un panel solar (50 W), una batería de litio, un controlador de carga, además de tres lámparas led. Estos equipos cuentan con una tecnología denominada “plug&play” que hace que su transporte e instalación sea muy sencilla y tienen una vida útil estimada en más de 20 años.

A cambio, los usuarios contribuyen con una cuota mensual que es un 25% inferior al coste que tenían que invertir hasta el momento en métodos alternativos de iluminación (velas, linternas a pilas …). Es decir, hacen frente a una cuota de 5 balboas por familia/mes frente a las 7,5 que gastaban antes. De esta manera se asegura la sostenibilidad económica del proyecto a largo plazo.

acciona.org ha llevado a cabo este proyecto con el visto bueno de las autoridades locales, como el Consejo Indígena Ngäbe-Buglé, asegurando así la implicación de los usuarios. Así, los beneficiarios han recibido formación para la instalación y mantenimiento de los sistemas, y se ha creado un primer centro Luz en Casa para que emprendedores locales lleven a cabo servicios de reparaciones y suministro de equipos compatibles, supervisados por acciona.org.