Amazon invierte en empresas de hidrógeno

Amazon invierte en empresas de hidrógeno

Las últimas inversiones del Climate Pledge Fund en hidrógeno verde contribuirán a reducir las emisiones globales de carbono del transporte pesado y de industrias como la acerera.

El Climate Pledge Fund, el fondo de Amazon dotado con 2.000 millones de dólares y conocido por sus inversiones en compañías como Rivian y Beta Techonologies, acelera sus esfuerzos para descarbonizar las operaciones de la compañía a nivel global a través del impulso al hidrógeno verde.

Así, el Climate Pledge Fund ha anunciado inversiones en Electric Hydrogen y en Sunfire, dos de las compañías estadounidenses y europeas -respectivamente- más prometedoras en el ámbito de desarrollo de electrolizadores, tecnología clave para generar hidrógeno sin emisiones empleando agua y electricidad renovable.

«Para frenar la crisis climática, necesitamos desarrollar de manera continua soluciones innovadoras y escalables, ya sea mediante la electrificación de los vehículos, las inversiones en soluciones basadas en la naturaleza, una red eléctrica descarbonizada o el aumento de la producción de hidrógeno verde», afirma Kara Hurst, vicepresidenta Mundial de Sostenibilidad de Amazon

Las soluciones de electrificación y de baterías no pueden alcanzar las cero emisiones netas de carbono por sí solas. El hidrógeno, cuando se produce con electricidad renovable, es una prometedora vía para la descarbonización de las industrias que no son susceptibles de electrificar sus operaciones, como es el caso de la industria aeronáutica, la acerera, los camiones pesados y el transporte de mercancías.

Más del 95% del hidrógeno actual se produce a partir de combustibles fósiles, principalmente gas natural. El hidrógeno verde puede ser la pieza que falta para ayudar a descarbonizar las industrias pesadas y desempeñar un papel importante para frenar la crisis climática.

El Climate Pledge Fund invierte en compañías innovadoras y visionarias en una gran variedad de sectores que incluyen el transporte y la logística; la generación, almacenamiento y posterior utilización de energía; manufactura y producción de materiales; economía circular, así como alimentación y agricultura.

En total, Amazon ha invertido ya en 18 compañías , entre ellas, Rivian, Redwood Materials, Turntide, CarbonCure, Pachama, Infinium, ZeroAvia, BETA Technologies, ION Energy, CMC, Resilient Power, Hippo Harvest, Amogy, Ambient Photonics, Brimstone y Verne. A esta lista se suman ahora Electric Hydrogen y Sunfire. Estas empresas están avanzando en tecnologías y soluciones empresariales que pueden ayudar a Amazon y a otros a alcanzar las cero emisiones netas de carbono para 2040.

Amazon y Global Optimism cofundaron The Climate Pledge en 2019, comprometiéndose a alcanzar las cero emisiones netas de carbono para 2040, diez años antes de lo que establece el Acuerdo de París. El compromiso cuenta ya con más de 300 firmantes, entre los que se encuentran IBM, Microsoft, PepsiCo, Siemens, Unilever o Visa, además de empresas españolas como Mahou San Miguel, el Real Betis Balompié, Cabify, Grupo Prosegur, Acciona, Glovo o Telefónica.

Para alcanzar este objetivo, Amazon seguirá reduciendo las emisiones netas de carbono en todas sus operaciones a través de la adopción de medidas reales y siguiendo una hoja de ruta para que sus operaciones utilicen energía 100% renovable para 2025, cinco años antes de su objetivo inicial de 2030. Además, la compañía está dando pasos importantes en su proyecto Shipment Zero, consistente en que todos sus envíos sean neutros en emisiones netas de carbono, y espera cumplir con el 50% de este objetivo para 2030. En lo que respecta al transporte, Amazon ha encargado 100 000 vehículos de reparto eléctricos, el mayor pedido de vehículos de reparto eléctricos de la historia.