Aunque ralentiza su crecimiento, la movilidad eléctrica en España sube casi un 92% en septiembre

En contraste con la caída general de las matriculaciones, la movilidad eléctrica en España continúa su tendencia alcista. Si bien el crecimiento se ha ralentizado con respecto al mes pasado como consecuencia de la incertidumbre económica, las ventas de vehículos eléctricos puros de todo tipo subieron un 91,9% en septiembre, hasta alcanzar las 3.549 unidades, según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). Si nos fijamos solo en los turismos, el mes pasado registró un total de 2.203 unidades matriculadas, lo que supone un 177% más.

Así, en un momento en el que incluso con el freno del coronavirus, España registra crecimientos acumulados que la sitúan como uno de los vectores para que en 2020 Europa consiga por primera vez en un año registrar el millón de vehículos eléctricos matriculados, AEDIVE y GANVAM abogan por utilizar la movilidad eléctrica como palanca para acelerar la renovación del parque.

Fondos europeos para el impulso de proyectos de movilidad eléctrica

En este sentido, con cargo a los 140.000 millones de euros previstos de los fondos europeos de recuperación, ambas asociaciones proponen que el incentivo al achatarramiento de un coche antiguo no vaya aparejado solo a la compra de otro coche, sino también a bolsas de kilómetros que los particulares puedan canjear en cualquiera de las soluciones de movilidad eléctrica compartida.

Para AEDIVE y GANVAM el hecho de que en España haya más de seis millones de vehículos con más de 20 años de antigüedad pone de manifiesto que muchos propietarios no tienen capacidad para asumir la compra de un vehículo nuevo, independientemente de su tecnología de propulsión. Con incentivos al achatarramiento más amplios se podrá impulsar la representación de las flotas eléctricas dentro del mix del mercado, a la vez que se abre el abanico de posibilidades a los usuarios particulares para que puedan escoger la solución de movilidad que más se ajuste a sus preferencias.

El efecto MOVES se hace notar

Según los datos de ambas asociaciones, por canales, las compras de eléctricos por parte de empresas subieron un 145,7% en septiembre, con 1.769 unidades, de las que 1.292 correspondieron a turismos (+157,9%) por el impulso del plan MOVES. En lo que llevamos de año, acumulan una subida del 32,8%, con un total de 8.890 unidades de todo tipo.

El efecto MOVES también se hace notar en las compras de particulares, que impulsaron las matriculaciones de turismos eléctricos un 217,5% durante el pasado mes, hasta alcanzar las 851 unidades. En lo que va de año acumulan un total de 3.215 unidades, lo que supone un 24,3% más.

Tras los turismos, el mercado de las dos ruedas se alza como el mayor trampolín para impulsar la movilidad eléctrica. En concreto, las matriculaciones de motos eléctricas crecieron un 542% en septiembre, con un total de 520 unidades matriculadas, de las que 4 de cada 10 se destinaron a iniciativas de movilidad compartida.