Avià por el buen clima, el pueblo galardonado con dos premios de la UE a la Energía Sostenible

Un plan para la transición energética
Avià es una pequeña localidad situada en las faldas de una cadena montañosa catalana que tiene un gran potencial en lo relacionado con el futuro energético sostenible de Europa. Esta localidad es un ejemplo de cómo los ciudadanos de las comunidades locales pueden participar en la transición energética, ayudando a la UE a alcanzar sus objetivos climáticos y energéticos.

 

En 2015, el Ayuntamiento de Avià puso en práctica un proyecto de sencilla aplicación para impulsar las energías renovables, la eficiencia energética y la protección del medio ambiente. De esta forma, logró reducir sus emisiones de carbono y su demanda de combustibles fósiles beneficiando tanto a los ciudadanos como a las autoridades locales.

Solo el sector público de Avià ahorra anualmente más de 300 000 kWh de energía, lo que supone una reducción del 60 % comparado con las cifras de consumo previas al año 2015. Por tanto, el pueblo ahorra 50.000 € y 90 T de CO2 al año, y esto sin incluir los edificios privados.

Reducción de impuestos para los ciudadanos
Con un presupuesto de menos de 350.000 €, el Ayuntamiento de Avià ha dado una serie de pasos sencillos que fomentan la implicación ciudadana. En primer lugar, ha llevado a cabo un plan de reducción de impuestos dirigido a aquellos ciudadanos que tomen medidas ecológicas tales como la instalación de paneles solares en el tejado y el aislamiento de la fachada de su vivienda.

En los edificios públicos, se han instalado paneles solares, se ha cambiado la iluminación a bombillas LED, se ha mejorado el aislamiento de los edificios y se ha limitado el acceso a las licitaciones de suministro de electricidad para edificios púbicos e iluminación municipal solo a empresas de energía 100% renovable. Al mismo tiempo, el consistorio ha comenzado los preparativos para una compra conjunta de paneles solares dirigida a ayudar a aquellos ciudadanos que no puedan permitirse la instalación de paneles en sus viviendas.

Dentro de las medidas de sostenibilidad, la autoridad local ha mejorado significativamente el plan de reciclaje puerta a puerta, logrando que se recicle el 70% de los residuos de la localidad.

Además, el ayuntamiento ha aplicado medidas para proteger la vida silvestre natural del río local, ha promovido el uso compartido de vehículos habilitando plazas de aparcamiento especiales y ha instalado puntos de recarga para vehículos eléctricos e híbridos.

Avià también ha establecido programas de compostaje para los restos generados por la tala de
árboles, ha prohibido el uso del pesticida glifosato en espacios públicos, ha proporcionado
bolsas a los dueños de perros para la recogida de excrementos y ha instalado zonas de
compostaje para estos residuos.

Modelo de sostenibilidad

Con su modelo fácilmente imitable, su fuerte compromiso ciudadano y sus valientes decisiones políticas, Avià se está esforzando para ser lo más eficiente y sostenible posible, proporcionando un modelo para que las demás pequeñas localidades ayuden a la UE a alcanzar sus objetivos climáticos y energéticos.