AZTI desarrollará una nueva herramienta que permitirá maximizar la eficiencia en el aprovechamiento de la energía del mar

0

El País Vasco, con sus 150 kilómetros de costa, dispone de un gran potencial para generar energía por medio del oleaje. Para aprovechar dicho potencial al máximo y reducir los costes de instalación y de mantenimiento, es necesario seleccionar las zonas más adecuadas para el desarrollo de las energías marinas offshore, tanto en lo referente al potencial energético que presentan como en cuanto a las características del lugar (por ejemplo, profundidad, tipo de fondo o distancia a tierra). Además, es necesario la realización de una planificación espacial marina que tenga en cuenta los diferentes usos (actividad pesquera, deporte marino, turismo, etc.) que se hacen de ese litoral con el objeto de optimizar la gestión de los derechos sobre el espacio marino y mantener una gestión ecosistémica sostenible de los océanos y los mares.

Con dicho objetivo, AZTI trabaja en el desarrollo de una nueva herramienta que permitirá ubicar los proyectos de energías renovables marinas offshore, tipo undimotriz (energía de las olas), en el lugar más apropiado del litoral de Gipuzkoa para obtener la máxima eficacia. La herramienta realizará un análisis y una evaluación completa de todos los factores que deben tenerse en cuenta: técnicos, medioambientales y socioeconómicos.

El proyecto, al considerar todos estos aspectos, dotará a la Diputación Foral de Gipuzkoa de una herramienta de decisión que le permita evaluar más eficazmente la sostenibilidad e idoneidad de futuras propuestas de energías renovables marinas con un criterio basado en el conocimiento científico del medio. Adelantándose así a la situación y dando una respuesta ágil, rápida y sólida a las posibles solicitudes de ubicación. La herramienta estará disponible a finales de 2019.

Las nuevas energías renovables alternativas

Ya en 2007, el Ente Vasco de la Energía (EVE) encargó el desarrollo de un Atlas de Energía de las Olas a fin de evaluar el potencial energético. Dicho Atlas estimó un potencial técnico con la tecnología disponible de 1.200-1.600 GWh/año, equivalente a un 6-8% del consumo eléctrico total del País Vasco.

La existencia de este potencial ha sido reconocida por el Gobierno Vasco en la Estrategia Energética de Euskadi 2020 (3E2020) – EnergiBasque. Esta estrategia supone un salto cualitativo para articular una estrategia integral dirigida a posicionar Euskadi como un polo de conocimiento y referencia en desarrollo industrial. Dos de las áreas energéticas seleccionadas son la energía undimotriz y la eólica offshore, que permitirían suplir la demanda energética por nuevas fuentes más sostenibles y, asimismo, extender la zona de producción energética a mar abierto.