BAXI presenta la colección de ropa inteligente que conecta con los sistemas de climatización en el hogar

BAXI, con el objetivo de conseguir el mayor confort en el hogar, ha desarrollado BAXI Project, la primera colección de ropa inteligente que permitirá conectar a las personas con los dispositivos del hogar para alcanzar una climatización perfecta y ultra personalizada.

La modelo Martina Klein y el diseñador Modesto Lomba han sido los anfitriones de la presentación de este proyecto revolucionario que aúna climatización, tecnología y moda, y con el que la compañía quiere actualizar el concepto de comodidad de las personas en su hogar. Tras un periodo de investigación y apostando por su estrategia de I+D, BAXI ha conseguido desarrollar, junto con la colaboración de La Salle Campus Barcelona-URL, la primera prenda capaz de medir la temperatura corporal de quien la lleva puesta y enviar toda esta información, captada a través de una aplicación móvil, a los dispositivos del hogar que regulan la temperatura del hogar.

Durante la demostración técnica que ha tenido lugar en la presentación, Jordi Mestres, director general de BAXI para España y Portugal, ha destacado lo que ha supuesto este proyecto para BAXI y cómo, de la conectividad en el hogar, se ha pasado a desarrollar tejidos inteligentes capaces de controlar la temperatura corporal para mejorar el día a día de las personas y conseguir una climatización perfecta.

Tecnología punta para medir la temperatura corporal

El equipo de I+D de BAXI ha trabajado conjuntamente con La Salle Campus Barcelona-URL para analizar y determinar el desarrollo tecnológico óptimo para conseguir el objetivo fijado.

El resultado ha sido una prenda que tiene incorporada una serie de sensores repartidos en cuatro puntos que medirán la temperatura corporal. Los sensores están distribuidos entre las mangas, donde dos sensores recogen la temperatura periférica, y otros dos, en la axila, recogen la temperatura central del cuerpo. Además, uno de ellos medirá la humedad, parámetro determinante para conocer la sensación térmica. Mediante un controlador central, se recogen todos los datos y se sincronizan para enviarlos al Cloud.

Todos estos datos captados por la prenda y que se han transmitido al Cloud, se procesan en relación a la temperatura central y la periférica para obtener conclusiones del confort de la persona en cada momento que se realiza la medida y son enviados a una aplicación Android. Estos datos se muestran en formato de gráficas dinámicas que se van actualizando con el tiempo y los datos nuevos.

Esta aplicación tecnológica sirve para monitorizar la temperatura de cada miembro de la familia, su estado de confort e incluso, recibir notificaciones en casos concretos como fiebre, hipotermia u otros avisos relacionados con la salud.

Con los datos obtenidos, sería posible transmitir toda la información al dispositivo que regula la climatización del hogar (termostato o aplicación de aire acondicionado) para adecuar la temperatura en cada momento.