Casi 7 de cada 10 españoles se pasarán al autoconsumo a corto/medio plazo para ahorrar en su factura de la luz

Casi 7 de cada 10 españoles se pasarán al autoconsumo a corto/medio plazo para ahorrar en su factura de la luz
Instalación de autoconsumo. Foto cortesía de JONSOK

El sector del autoconsumo es un catalizador del proceso de transición energética. Actualmente, vive en nuestro país una etapa de crecimiento y consolidación gracias a medidas públicas -como la previsible aprobación de un paquete de ayudas por valor de 1.300 M€ destinadas a impulsar el autoconsumo solar y el almacenamiento eléctrico– y al desarrollo del sector privado, un sector ya maduro y competitivo.

Un soplo de aire significativo para aliviar la subida en el recibo de la luz tras la entrada en vigor de la nueva tarificación eléctrica. El autoconsumo es la única solución energética que permite conjugar sostenibilidad y ahorro: controlar la producción de energía y el consumo mientras se abarata la factura de la luz. En la búsqueda de soluciones y alternativas para ahorrar y, así, evitar que los cambios en el mercado eléctrico repercutan en su factura, el 68% de los españoles valoran pasarse al autoconsumo como medida de ahorro, según un estudio realizado por ei energía independiente, compañía especializada en autoconsumo solar fotovoltaico del Grupo Galp, para comprobar el conocimiento de la población en materia de autoconsumo.

De entre los españoles que están pensando seriamente en cambiar a este modo de consumir energía sostenible, más de la mitad (51%) afirma que es un paso que se plantean dar en los próximos años, mientras que el 17% tiene claro que instalará paneles solares, como tarde, el año que viene. Por el contrario, tan solo tres de cada diez encuestados (32%) señalan que no se han planteado aún optar por el autoconsumo solar fotovoltaico.

Principales barreras y razones para pasarse al autoconsumo, según los españoles

Durante 2020 se instalaron 596 MW de nueva potencia fotovoltaica en instalaciones de autoconsumo, un 30% más que en 2019, según la Unión Española Fotovoltaica (UNEF). Esta potencia produciría anualmente la energía equivalente al consumo total de alrededor de 300.000 viviendas. A pesar de estas cifras, los españoles siguen viendo una serie de barreras para dar el paso final hacia el autoconsumo, entre las que destacan la inversión inicial que hay que hacer (63%), la logística de la instalación, como los permisos del Ayuntamiento, la duración de las obras, etc. (53%), el coste de mantenimiento de los propios paneles (47%) o porque consideran que la tecnología está poco desarrollada (23%).

Por el contrario, entre las ventajas que los españoles ven para pasarse al autoconsumo solar fotovoltaico, los encuestados señalan el ahorro económico a medio-largo plazo que permite la instalación (60%), las ayudas y subvenciones existentes para su instalación (53%), el hecho de que se trata de una opción más sostenible (45%) o la posibilidad de vender la energía que no se consume (32%).

“Está claro que todavía existe un gran desconocimiento por parte de la población en materia de autoconsumo solar fotovoltaico. Las instalaciones son cada vez más rentables, los plazos de amortización más cortos y las administraciones públicas van poco a poco adaptándose a esta nueva realidad. Por ejemplo, 11 comunidades ya han eliminado el trámite de solicitud de licencia de obras para las instalaciones de autoconsumo. Por no hablar de las posibilidades de financiación que se ofrecen desde las compañías. Poniendo como caso práctico a una vivienda con un perfil de consumo típico doméstico, el ahorro anual generado puede alcanzar los 932 €, con un retorno de la inversión en torno a los 7 años. Con un buen esquema de financiación, se trata de una inversión que los consumidores pueden amortizar a través del ahorro que les generan la propia instalación. Es el momento de invertir en paneles solares”, señala Ignacio Ley, Product Manager de ei energía independiente.

Comunidades energéticas y autoconsumo colectivo

En los últimos meses, una de las tendencias que se está viendo dentro del autoconsumo solar fotovoltaico es la creación de comunidades energéticas, entidades jurídicas formadas por ciudadanos, administraciones o pymes que, a través de la instalación de paneles solares, producen energía para el consumo colectivo de esa zona. En España ya son varias las regiones que están empezando a impulsar este tipo de iniciativas y la población parece estar abierta a recurrir a esta forma de consumir energía. Así, el 45% de los españoles se plantearía esta alternativa al ser un modelo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, mientras que el 42% lo haría por tratarse de una medida de ahorro en la factura de la luz. Este mismo porcentaje lo haría para no depender totalmente de las compañías eléctricas.

Estamos viviendo un momento idóneo para replantearnos nuestra manera de consumir energía. El autoconsumo solar fotovoltaico no es solo una opción más económica para los usuarios, sino también más sostenible. Podemos generar nuestra propia energía y, de esta manera, depender en menor medida de los vaivenes del mercado eléctrico, tal y como ha pasado durante el mes de junio, al mismo tiempo que cuidamos del medio ambiente. Además, el autoconsumo empodera al consumidor, le permite ser mucho más consciente de su producción y consumo. Nuestro futuro tiene que ir encaminado hacia estas nuevas formas de consumo energético, por eso es necesario que los consumidores estén bien informados de todas las alternativas que ya hay disponibles”, añade Ignacio Ley.