Casi el 70% de la producción eólica total de Cuba va a ser desarrollada por tres empresas españolas en los próximos cinco años

Los próximos días 22 y 23 de noviembre, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez Pérez-Castejón realizará un viaje oficial a la República de Cuba. Será el primer jefe de Gobierno español que visita este país en los últimos 32 años.

Casi el 70% de la producción eólica total de Cuba va a ser desarrollada por españolas en los próximos cinco años, instalando una capacidad de 450 Mw.

Por este motivo, la empresa Baranca Stream, adjudicataria de la concesión eólica para el desarrollo del Campo Eólico de Manatí en Cuba, con 122 Mw ha solicitado al Gobierno de España que emprenda una colaboración decidida para establecer un diálogo institucional entre ambos países y facilitar estas actuaciones en un claro proceso de expansión de las energías renovables en Cuba gracias, en gran parte, a la actuación de las empresas españolas. Un diálogo que comenzaría con la celebración de una reunión sectorial con el Gobierno cubano durante el viaje oficial previsto.

Estado actual de las energía renovable en Cuba

En la actualidad, la isla está siendo foco de inversión, motivado por el gran potencial que presenta el territorio por razones climáticas y de seguridad, auspiciada por la política de apertura cubana en su intento de eliminar la dependencia económica del exterior.

Para ello Cuba, está intentado crear un favorable ambiente de negocios propiciado por la aprobación de la Ley Nº 118, denominada Ley de la Inversión Extranjera. La cartera de oportunidades que brinda a la inversión es muy diversa y va desde la mineria al sector agroalimentario pasando por las energías renovables.

Es en este último sector es donde el posicionamiento de las empresas españolas es de gran relevancia, especialmente en el sector eólico, donde nuestro país siempre ha sido puntero tanto en lo referente a promoción como a explotación y mantenimiento, y más en LATAM, donde el dominio español esta fuera de toda duda.

La Unión Eléctrica Cubana ha estudiado y previsto la instalación de 633 Mw en 13 parques eólicos, con lo que se producirán más de 100 Gwh/año y se evitará la emisión de más de 900 mil toneladas de CO2.

La promoción de estos parques se lleva a cabo mediante la inversión directa del estado o mediante el concierto con empresas extranjeras para la construcción, operación y posesión a cambio de un PPA (power purchase agreement o contrato de compraventa de energía) por un periodo determinado.

Desarrollo e inversión en energías renovables

De tal forma que, en estas dos modalidades de promoción, el 68,7% de la producción eólica total de Cuba va a ser desarrollada por empresas españolas en los próximos cinco años, instalando una capacidad de 450 Mw.

El volumen conjunto de inversión de estas empresas superará los 600 millones de USD, a lo que hay que sumar la explotación de estas instalaciones durante 25 años. Además, se van a crear sinergias muy significativas con otras empresas españolas, fabricantes de aerogeneradores y contratistas de obra civil, encargadas de desarrollar la ingeniería, construcción y servicios de operación y mantenimiento.

Cabe destacar, por otro lado, que el desarrollo de estos campos eólicos también supondrá, por parte de estas empresas, la ejecución de infraestructras esenciales para la implementación de las inversiones en renovables, como la actualización de la red eléctrica de conexión, sistemas de comunicaciones, mejora en puertos y viales o la construcción de centros de control y telemando.

Apoyo de la Unión Europea

Cuba y la Unión Europea estrecharon su cooperación en materia de energías renovables en el pasado mes de mayo, cuando la alta representante del bloque europeo, Federica Mogherini, y el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, firmaron en Bruselas un programa para apoyar al país caribeño a alcanzar su meta de obtener el 24% de su electricidad de fuentes de energía renovable. El Gobierno cubano apuesta por las energías renovables con el objetivo de que para 2030 esas fuentes inyecten al sistema nacional 2.334 megavatios a partir de plantas de biogás industrial, centrales bioeléctricas, paneles solares fotovoltaicos, parques eólicos y pequeñas plantas hidroeléctricas.

Por todo ello, desde el punto de vista del sector energético renovable en Cuba, la visita del Presidente se antoja fundamental. Para Baranca Stream, adjudicataria de la concesión eólica para el desarrollo del Campo Eólico de Manatí en Cuba, con 122 Mw, es muy importante la colaboración del Gobierno español para establecer un diálogo institucional mediante una acción diplomática permanente, ofreciendo al Gobierno de Cuba un compromiso de cooperación técnica y financiera con las empresas españolas autorizadas, con la finalidad de mejorar la viabilidad de sus proyectos para el desarrollo de las energías renovables.

Del mismo modo, es primordial la clarificación del sistema de otorgamiento y condonación de deuda española como compensación a las inversiones realizadas en Cuba, y la colaboración gubernamental, para la estructuración de la financiación e interlocución entre el Banco Europeo de Inversiones y las Agencias de Desarrollo.