CEMEX participa en la construcción de los principales parques eólicos aragoneses

Aragón se ha convertido en el epicentro de las energías renovables de España: Las Majas – con siete proyectos-, El Saso, Hiladahonda, Monforte o Cañaseca, son algunos de los parques eólicos que ya están en marcha en la zona. Pero, además, más de la mitad de los proyectos de energía eólica adjudicados en las dos últimas subastas públicas nacionales se ubican en esta comunidad. La clave de estas localizaciones es el viento del Valle del Ebro, el Cierzo, que sopla alrededor de 150 días al año y en ocasiones con rachas de más de 100 km/h. Su frecuencia y fuerza causa, a veces, molestias a los ciudadanos, pero también facilita la obtención de energía limpia en una sociedad en transición y hacia una economía baja en carbono.

Desde 2018, CEMEX ha suministrado los hormigones necesarios para la construcción de gran parte de los parques eólicos ubicados en la zona de Azuara (Zaragoza). Así, hasta la fecha, CEMEX ha entregado unos 35.000 m3 de diferentes hormigones para la ubicación de los aerogeneradores y los centros de transformación necesarios para la evacuación de la energía generada a las líneas eléctricas. La fecha prevista de fin de proyecto en Azuara es 2020 con un total de 200 aerogeneradores adicionales instalados. Asimismo, la compañía suministrará también el hormigón necesario en diversos proyectos de energía eólica que se construirán o se pondrán en marcha en los próximos meses. Se estima que, cuando estén terminados los diferentes parques, CEMEX habrá suministrado 70.000 m3 de hormigones y 750.000 t de zahorras para la puesta en marcha de los viales de acceso. Se trata de una cifra, similar al hormigón utilizado para construir dos de los rascacielos de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, de más de 200 m de alto cada uno.

Hormigón: imprescindible en los parques eólicos

El hormigón es un material imprescindible para fijar al suelo el aerogenerador , de 85 mde alto y unas palas de 45 m de largo, que debe resistir la fuerza de potentes rachas de viento. En este sentido, el hormigón es único material de construcción capaz de afianzar al suelo, con garantías, estas infraestructuras.

Los aerogeneradores necesitan para su sujeción unas zapatas de 20 m de diámetro y más de 3 m de profundidad rellenas de diferentes hormigones, entre ellos los de alta resistencia (de al menos 45 MPa) para la zona de anclaje entre la zapata de cimentación y la torre. En este sentido, la construcción de cada base precisa de 400 m3 de hormigón o lo que es lo mismo, la carga completa de unas 50 hormigoneras.

CEMEX es una compañía experta en suministro de materiales para este tipo de instalaciones. Prueba de ello es que ha participado en la construcción de multitud de parques y entre ellos el que fue en su día el mayor parque eólico del mundo en el estado de Oaxaca en México. Esta instalación la construyó Acciona, con hormigón de CEMEX y se levantó con el acuerdo de suministrar una parte importante de la energía generada a las fábricas de cemento CEMEX del país.

Construcción de los accesos

También se ha suministrado gran parte del árido necesario para la construcción de los viales, necesarios para el traslado de los materiales y componentes para la puesta en marcha del parque eólico y que servirán para el mantenimiento y acceso a la instalación. La construcción de los viales ha necesitado de unas 400.000 tde árido, procedente de una cantera propiedad de CEMEX situada en el mismo término municipal de Azuara.

Construir estas instalaciones es siempre un reto logístico, ya que se trata de proyectos ubicados generalmente en terrenos de difícil acceso y complicadas condiciones orográficas, pero para CEMEX también supone una gran satisfacción al tratarse de iniciativas que contribuyen al cuidado del planeta y a reducir las emisiones de CO2, un compromiso por el que CEMEX lleva trabajando casi dos décadas al objeto de alcanzar una industria sostenible, que contribuya a construir un futuro mejor para todos.