China y EE.UU. muestran una imagen contrastante en términos de adición de capacidad renovable

China fue testigo de una disminución en la adición de capacidad renovable en 2019, ya que se agregaron 44,4 GW de potencia solar en 2018 en comparación con un estimado de 30,1 GW en 2019, que es significativamente menor. Esto a pesar de los subsidios del gobierno para proyectos solares centralizados por un monto de 1.700 millones de yuanes (247,6 M$) que implican una capacidad instalada total de 22,8 GW en comparación con 2018 cuando no se concedió ningún subsidio, de acuerdo con GlobalData.

La adición de capacidad durante los primeros tres trimestres de 2019 fue baja debido a la incertidumbre sobre los detalles del esquema de subsidios; sin embargo, se recuperó hasta cierto punto en el cuarto trimestre una vez que se confirmaron los detalles de esta política. En los primeros tres trimestres de 2019, la capacidad adicional fue de 16 GW. La implementación de políticas de licitación integrales y la falta de comprensión de los principios de licitación fueron algunos de los factores responsables de la baja capacidad añadida. Otros temas incluyen una preparación preliminar insuficiente de proyectos y muchos proyectos que se encuentran en las primeras etapas de desarrollo.

EE.UU., por otro lado, está presenciando un aumento significativo en la adición de capacidad renovable. La adición de capacidad solar en el país se estima en 12,4 GW en 2019 en comparación con 10,6 GW en 2018, un crecimiento de aproximadamente el 16%. A pesar de los aranceles, los módulos y células fotovoltaicas se están importando a niveles históricamente altos, con 14 GW de importaciones totales de células y módulos fotovoltaicos disponibles para el mercado de EE.UU. a partir de noviembre de 2019.

La gran incorporación de capacidad eólica en EE.UU. en 2019, que se estima en 12,2 GW frente a 7,4 GW en 2018, fue impulsada por la expiración del crédito fiscal a la producción (PTC) del país a fines de 2020. Hay una gran avalancha de proyectos para cumplir el plazo. Con la disminución de los precios, las energías eólica y solar con almacenamiento de energía asequible, se están convirtiendo rápidamente en una opción viable para reemplazar a las plantas de combustibles fósiles existentes que se desmantelan.