CITELUM presenta el proyecto REMORA de recarga de vehículos eléctricos desde las farolas públicas

CITELUM filial del grupo EDF (Electricité de France), está presente en el Smart City Expo World Congress (recinto Gran Via, pabellón 2, stand C 397 compartido con EDF) que tendrá lugar en Fira de Barcelona del 13 al 15 de noviembre. Con ello, esta compañía renueva su apuesta por el salón líder de las ciudades inteligentes para presentar sus innovaciones en materia de servicios urbanos smart.

Como novedad, CITELUM presenta en esta feria el proyecto REMORA consistente en la recarga de vehículos eléctricos aprovechando la red de alumbrado público. Esta solución de smart city se está experimentando en la ciudad francesa de Calais, después de los resultados positivos en Londres y Berlin.

Esta tecnología, desarrollada por EDF, CITELUM y Ubitricity, consiste en conectar con un cable portátil la batería del vehículo y la toma de recarga eléctrica instalada en las farolas del alumbrado público. Su aplicación al conjunto de la red de alumbrado es relativamente sencilla, el coste de instalación es más barato que la dotación de nuevos bornes en las aceras y los gastos de mantenimiento y funcionamiento resultan también más económicos.

La experiencia piloto llevada a cabo en Calais permitirá comprobar la viabilidad del sistema en una ciudad dotada de farolas con sistema de recarga eléctrica frente a los edificios residenciales, los comercios y la playa.

CITELUM suministra energía a siete millones de puntos de alumbrado público en Francia, lo que abre la posibilidad de ofrecer recarga eléctrica a los vehículos de poblaciones que en este momento no disponen de este sistema. Con ello se da también un paso decidido en la transición energética hacia el objetivo de unas ciudades más limpias y saludables.

MUSE®, gestor del espacio urbano

CITELUM mostrará además la experiencia positiva alcanzada con la plataforma MUSE® destinada a la gestión del espacio urbano y que ya se está aplicando con notable éxito en ciudades como Sant Cugat del Vallès, Palma de Mallorca y Barcelona (España), Copenhague (Dinamarca), Dijon, Sète y Montélimar (Francia), Nápoles (Italia), Puebla y Corregidora (México), Teresina y Macaranaú (Brasil) y Maipú (Chile).

Esta plataforma permite gestionar, asistido por ordenador y con datos en tiempo real, el consumo energético y el mantenimiento de una serie de servicios urbanos como alumbrado público, semáforos, cámaras de videovigilancia, controles de acceso, bolardos telegestionados, estacionamiento inteligente, radares, wi-fi, sensores de contaminación y ruido o carga de vehículos eléctricos.

Este modelo de ciudad inteligente contribuye al ahorro energético, reducción de la contaminación acústica, movilidad sostenible, seguridad de los ciudadanos, mejor comunicación y puesta en valor de la ciudad con el concepto “bienestar de vida en la ciudad”.