Cómo aprovechan las ciudades su potencial de energía térmica a través de tecnologías inteligentes

FuturENERGY Marzo-Abril 2020

Las ciudades inteligentes han experimentado durante mucho tiempo con nuevos enfoques para impulsar proyectos y tecnologías de energía inteligente para fomentar la eficiencia, principalmente en sus sistemas de electricidad. Esto ha permitido a los ciudadanos cargar vehículos eléctricos o reducir sus facturas de energía a través de aplicaciones que les permiten administrar su consumo de energía de manera eficiente. Mientras tanto, la red de energía térmica aún no ha alcanzado las alturas de este sistema eléctrico inteligente, sin embargo, los proyectos europeos que promueven soluciones energéticas de distrito inteligentes y bajas en carbono para una transición energética sostenible significan que es probable que esto cambie.

Dado que la calefacción y la refrigeración son responsables de aproximadamente el 50% de la demanda final de energía de Europa, las redes de calefacción y refrigeración son clave para lograr una descarbonización económicamente viable en las zonas urbanas. Las redes modernas de calefacción urbana tienen el potencial de integrar energías renovables, capturando el exceso de calor de fuentes tales como plantas de tratamiento de residuos o centros de datos, al tiempo que aumentan la flexibilidad del sistema energético en general. Por el contrario, las redes de refrigeración urbana, que utilizan fuentes de refrigeración naturales, como agua de lagos, podrían acomodar aún más las crecientes demandas de enfriamiento de los hogares, reduciendo el estrés que los sistemas de aire acondicionado ejercen sobre las redes principales…