Cómo obtener esa ganancia extra que promete la tecnología bifacial

FuturENERGY Septiembre-Octubre 2020

En los últimos años se ha visto una tendencia al alza en el uso de módulos bifaciales. La tecnología ya había sido estudiada desde hace décadas, pero debido a los altos costes involucrados no se ha llegado a expandir hasta el último año, cuando los procesos de fabricación han conseguido optimizar los módulos bifaciales para competir con el monofacial. La recompensa en generación solar al pasar de uno a otro tipo está actualmente en torno al 8-10%, porcentaje se conoce como ganancia bifacial, en la que entran en juego múltiples factores. (Por Javier Tamayo, Ingeniero de diseño, STI Norland).

Hay tres parámetros básicos que afectan directamente a la bifacialidad de un proyecto fotovoltaico. Ordenados de mayor a menor relevancia, son:

  • Cantidad de irradiancia: cuanto mayor sea la cantidad de luz recibida, más recurso solar se va a poder transformar en energía eléctrica. La mayor parte de esa irradiancia capturada viene en forma de irradiancia directa, que se reflejará en aquellas áreas del suelo en las que no afecte la sombra de los módulos solares.
  • Albedo: define la proporción de irradiancia que se refleja desde el suelo. Depende del tipo de terreno presente y varía a lo largo del año. Como referencia de albedo, en un suelo arenoso común se toma 0,25 como valor medio.
  • Factor de vista: depende de la geometría y posición de la superficie colectora de irradiancia, los módulos, con respecto a la superficie emisora de irradiancia, el suelo. De ahí que sea clave analizar el seguidor utilizado, su adecuación a la condición bifacial. O lo que es lo mismo, analizar en detalle la amplitud con la que los módulos del seguidor consiguen captar la irradiancia reflejada en el suelo.