Coradia iLint, el primer tren de hidrógeno del mundo en servicio comercial

Coradia iLint, el primer tren propulsado por pilas de hidrógeno con servicio para pasajeros ya está en funcionamiento. A partir de esta semana, y coincidiendo con la inauguración de Innotrans, el tren de hidrógeno desarrollado por Alstom, ha comenzado a prestar servicio comercial regular con pasajeros en la red regional de Elbe-Weser (Baja Sajonia). Se trata de un modelo dotado de pilas de combustible que transforman el hidrógeno y el oxígeno en electricidad, aportando una alternativa libre de emisiones para líneas no electrificadas, donde hasta ahora solo podían circular trenes diésel.

Los dos primeros trenes con esta tecnología circulan ya por el corredor alemán Elbe-Weser. A partir de 2021, entrarán en circulación otras 14 unidades del Coradia iLint, para reemplazar completamente a la actual flota diésel actual del operador EVB.

El Coradia iLint es un modelo único por su combinación de diferentes elementos innovadores: conversión de energía limpia, almacenamiento flexible de la energía, y gestión inteligente tanto de la potencia tractora como de la energía disponible. Cuentan con una autonomía de 1.000 km y una velocidad máxima de 140 km/h.

Pilas de combustible y eficiencia energética

Las pilas de combustible son el eje central del sistema, la fuente de energía primaria para propulsar el tren. Éstas son alimentadas a demanda con hidrógeno, y los trenes son propulsados por equipos de tracción eléctricos. Las pilas de combustible proporcionan electricidad, gracias a la mezcla del hidrógeno -almacenado en los depósitos- con el oxígeno -del aire exterior-. En este proceso, lo único que se emite es vapor de agua y agua condensada, no se generan gases ni partículas contaminantes.

La eficiencia del sistema también se basa en el almacenamiento de energía en baterías de ion de litio de alto rendimiento. La batería almacena energía de las pilas de combustible cuando ésta no se necesita para la tracción, o de la energía cinética durante el frenado eléctrico, permitiendo así suministrar energía de apoyo durante las fases de aceleración. Durante las fases de frenado las pilas de combustible se desactivan casi por completo. El sistema de tracción recoge la electricidad generada por los motores en “modo generador” aprovechando la energía cinética del vehículo durante su frenado.

El Coradia iLint está basado en la probada plataforma de trenes regionales Coradia Lint, sobre la que se ha remplazado la tracción diésel por la tecnología de hidrógeno. Las prestaciones del nuevo iLint son equiparables a las de última generación de trenes regionales de tracción diésel, tanto en aceleración y frenado como en velocidad máxima (140 km/h) y autonomía (hasta 1.000 kilómetros). Puede transportar hasta 300 pasajeros.