Diseño y planificación de microrredes renovables

FuturENERGY Septiembre-Octubre 2020

En los últimos años, hemos podido observar reducciones significativas de costes de las tecnologías solar fotovoltaica y almacenamiento con baterías, debidas principalmente a importantes inversiones en mejoras técnicas y economías de escala de fabricación. Además, la modularidad de los componentes, módulos fotovoltaicos y celdas electroquímicas, hacen que el tamaño de la instalación no condicione demasiado su coste específico. Si unimos esta tendencia con el permanente desarrollo de las comunicaciones y control (como el actual despliegue del IoT) que permite controlar en tiempo real y a distancia sistemas cada vez más complejos, sensibles y reducidos, entendemos el cambio de paradigma que está dándose en el sector energético. El sistema centralizado actual se va abriendo a configuraciones de generación distribuida y múltiples redes capaces de operar de forma autónoma y aislada. Norvento, lleva ya varios años desarrollando e implementando microrredes renovables.

Para Norvento Enerxía una microrred moderna es una red de dimensiones reducidas, si la comparamos con la red nacional, que integra producción, gestión y abastecimiento eléctrico, que satisface la demanda mayoritariamente con generación renovable y que es capaz de operar tanto conectada como desconectada de la red, proporcionando energía de calidad de manera fiable.

Hay muchas razones que impulsan este tipo de soluciones, por ejemplo: los altos costes de ampliar la red eléctrica existente, los riesgos de interrupción de servicio inherentes a su configuración centralizada y muy extendida, tanto en países emergentes como desarrollados, la falta de fiabilidad o disponibilidad de la red en muchas zonas del mundo, la necesidad de energía fiable y de alta calidad para aplicaciones específicas o el deseo de los usuarios de ser independientes de la red eléctrica o de reducir su huella de carbono.