Eaton y Green Motion unen fuerzas para una integración sencilla de cargadores de vehículos eléctricos en edificios con almacenamiento energético

Eaton, compañía experta en gestión de la energía, y Green Motion, especialista en estaciones de recarga para vehículos eléctricos, han unido fuerzas para permitir una integración sencilla de cargadores de vehículos eléctricos en edificios comerciales, viviendas residenciales y centros comerciales.

A medida que la adopción y las ventas de este tipo de vehículos aumenten hasta llegar a los 10 millones en todo el mundo para 2025, según un estudio de BloombergNEF, la demanda de energía se verá incrementada de forma significativa y las redes eléctricas pueden llegar a sobrecargarse. En este sentido, solo con que haya seis vehículos eléctricos cargándose cerca en hora punta se podrían dar caídas de tensión locales en caso de que la carga no se gestione de manera adecuada.

Debido a ello, existe una necesidad urgente de establecer una infraestructura de recarga de vehículos eléctricos que garantice que los usuarios de estos vehículos puedan cargarlos sin problemas cuando lo necesiten, al mismo tiempo que se garantiza la estabilidad de la red local para el edificio y el vecindario.

Una solución inteligente de carga y almacenamiento de energía

Conectada a la red o a fuentes de energía renovables – como módulos fotovoltaicos –, la solución combinada inteligente de recarga de vehículos eléctricos y almacenamiento energético brinda a los propietarios de los edificios la capacidad de energía necesaria para instalar el número de cargadores que deseen. Con ello, se puede integrar la nueva infraestructura sin problemas al mismo tiempo que se asegura la estabilidad de la red para los edificios. Así mismo, también se puede ahorrar dinero en la factura, almacenando energía cuando ésta es más barata o hay energía renovable disponible, y liberándola cuando la demanda y los costes son altos. Si el edificio está equipado con tecnología solar, esto significa que los usuarios pueden usar más energía solar producida localmente para cargar sus vehículos por la noche utilizando la energía verde almacenada.