El 15% de la electricidad en Europa es eólica, pero no está construyendo lo suficiente para cumplir con el Green Deal

Europa instaló 15,4 GW de nueva energía eólica en 2019. Tres cuartas partes fueron de eólica terrestre, 11,8 GW, mientras la nueva eólica marina sumó 3,6 GW. Europa ahora tiene 205 GW de energía eólica, y el año pasado la eólica 0representó el 15% de todo el consumo de electricidad en Europa.

Reino Unido (2,4 GW, tanto en tierra como en alta mar) fue el país que más parques eólicos nuevos instaló. Le siguen España (2,3 GW, todos en tierra), Alemania (2,2 GW, tanto en tierra como en alta mar), Suecia (1,6 GW, todo en tierra) y Francia (1,3 GW, también en tierra).

Alemania, que durante mucho tiempo ha sido el motor de la industria eólica en Europa, está estancada. Solo instaló 1,1 GW de energía eólica terrestre el año pasado, su nivel más bajo desde el año 2000. Y se anunciaron muy pocas inversiones nuevas, lo que indica que el próximo año no será mucho mejor.

En toda Europa se anunciaron nuevas inversiones por valor de 19.000 M€ en parques eólicos, con una capacidad de 11,8 GW. Y se adjudicaron 15 GW de nueva capacidad en subastas y licitaciones gubernamentales.

Las instalaciones de 2019 aumentaron un 27% en comparación con 2018, pero la tasa de instalaciones debe duplicarse para alcanzar los objetivos establecidos en el Green Deal.

Las bajas cifras de instalación en Alemania fueron parcialmente compensadas por otros países. España ha vuelto a lo grande: después de varios años con instalaciones muy bajas, el país alcanzó su mayor tasa de instalación desde el año 2009. Suecia también alcanzó un número récord de instalaciones el año pasado.

En Francia, las condiciones climáticas difíciles y los retrasos administrativos han retrasado la construcción de nuevos parques eólicos. Pero la industria está lista para cumplir con el ritmo establecido en el Plan de Energía de Francia.

El CEO de WindEurope, Giles Dickson, declara: «La eólica representó el 15% de la electricidad de Europa. Pero Europa no está construyendo suficientes parques eólicos nuevos para cumplir el objetivo de la UE, llegar al 50% de la electricidad de Europa para 2050«.

«La neutralidad climática y el Green Deal requieren que Europa instale más del doble de energía eólica cada año que lo que logró en 2019. Y el crecimiento debe provenir tanto de la eólica terrestre como de la marina«.

Eso requiere un nuevo enfoque para planificar y dar permisos y una inversión continua en redes eléctricas. Los planes nacionales de energía y clima para 2030 son cruciales aquí. La UE necesita asegurarse de que sean ambiciosos y rigurosamente implementados«.