El AMB probará durante las próximas semanas el vehículo eléctrico Aptis de Alstom en diferentes líneas de Bus Metropolitano

El AMB dispondrá, durante las próximas semanas y en fase de prueba, del vehículo eléctrico de transporte urbano APTIS, una nueva experiencia de movilidad de Alstom. El APTIS, siendo 100% eléctrico, fusiona el concepto y el diseño del autobús y del tranvía, para mejorar la experiencia y la comodidad del pasajero.

El vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB y alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, y el Director de Producto y Marketing de la Plataforma Autobús Eléctrico APTIS, Fernando Sunyer, han liderado el acto de presentación, que ha tenido lugar a las puertas del Polideportivo Salvador Gimeno de la citada localidad.

Este acuerdo de colaboración entre AMB y Alstom se enmarca en la estrategia metropolitana de electrificación de la flota de vehículos de transporte, con emisiones cero”, ha explicado Poveda, quien ha destacado también la necesidad de conocer las nuevas propuestas de los fabricantes y ver cómo ellos también se adaptan al cambio de hábitos que requieren las ciudades y que se reclama desde la administración para mejorar la calidad del aire.

Aptis es una innovadora solución innovadora de movilidad eléctrica que está despertando el interés de las ciudades en toda Europa. Estas pruebas nos dan la oportunidad de demostrar las ventajas y elementos diferenciales de nuestro autobús. Con su perfecta integración en el entorno urbano, ofrece una solución confortable, accesible, sostenible y eficiente para los pasajeros, operadores y responsables de movilidad urbana”, ha destacado Fernando Sunyer.

Las pruebas que se realizarán las próximas semanas tendrán lugar en el servicio de Bus Metropolitano del AMB, y se desarrollarán en recorridos del Baix Llobregat operadas per Baixbus y del Barcelonès Nord operadas per Tusgsal. Y también en algunas líneas que gestiona TMB y que circulan por el centro de la ciudad de Barcelona.

Características del vehículo APTIS

En cuanto al vehículo, destaca el piso bajo en todo el vehículo y las puertas dobles, que permiten una circulación más cómoda de pasajeros y un fácil acceso para sillas de ruedas y carritos. Además, el APTIS está provisto de una zona lounge en la parte trasera del autobús y cuenta con un 20% más de superficie acristalada, gracias a las ventanas panorámicas, distribuidas en la parte delantera.

El vehículo se adapta perfectamente a entornos urbanos, gracias a sus cuatro ruedas directrices, que minimizan el espacio necesario para girar (25% menos que un autobús convencional). Esta característica es especialmente ventajosa en las paradas de autobús, donde se ha desarrollado un sistema de asistencia en parada, para reducir el espacio necesario en las paradas, ganando superficie extra para otros vehículos.

El vehículo se puede recargar en las cocheras durante la noche o de forma diurna al final de cada línea. La carga rápida (diurna) se realiza a través de un pantógrafo invertido o mediante SRS, innovador sistema de carga estática desde el suelo desarrollado por Alstom. Gracias a los bajos costes de mantenimiento y operación, y a contar con una vida útil mayor que la de un autobús, el coste de propiedad de Aptis es equivalente al de los autobuses diésel actuales.