El apoyo de las aseguradoras al gas y al petróleo debilita la lucha contra el cambio climático

El apoyo de las aseguradoras al gas y al petróleo debilita la lucha contra el cambio climático

El sector asegurador mundial está socavando el cumplimiento de los objetivos climáticos al seguir apoyando nuevos proyectos de producción de petróleo y gas. Es la principal conclusión que ha puesto de manifiesto la campaña Insure Our Future (coalición mundial de organizaciones cuyo objetivo es presionar a las aseguradoras para que dejen de asegurar proyectos de combustibles fósiles) en su quinto informe anual presentado en la COP26.

Las compañías aseguradoras tienen cada vez más presión para actuar. Tal y como declaró el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, durante el Insurance Development Forum celebrado en septiembre, “se necesitan compromisos de neutralidad en carbono que cubran las carteras de suscripción, lo que debería incluir la suscripción del carbón y de todos los combustibles fósiles”.

El sector asegurador tiene un papel clave en el impulso de la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono, debiendo alinear su negocio al objetivo de limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 ºC. 26 organizaciones de 14 países, entre ellas el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA), han hecho público durante la COP26 que se celebra en Glasgow el 2021 Scorecard on Insurance, Fossil Fuels and Climate Change, un análisis que evalúa las políticas ambientales de las 30 principales aseguradoras internacionales.

Así, puede observarse que la española MAPFRE ocupa el séptimo puesto en materia de suscripción y el octavo en materia de desinversión, lo que supone un progreso con respecto a 2020, cuando ocupaba los puestos decimoquinto y decimocuarto en estas materias, respectivamente. Esto significa que, si bien los nuevos compromisos adoptados por MAPFRE en febrero de 2021 suponen una mejora, se quedan muy por debajo de las mejores prácticas en el sector asegurador y, por tanto, de la ambición necesaria para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

Quentin Aubineau, abogado del IIDMA, señala: “La clasificación de MAPFRE en el scorecard 2021 no puede ocultar las carencias de sus nuevos compromisos en materia de carbón y de extracción de gas y petróleo en el Ártico. Es esencial que MAPFRE se base en la ciencia con el objeto de reforzar sus compromisos en relación a los combustibles fósiles y contribuya a la descarbonización de la economía”. 

Asegurar combustibles fósiles: incompatible con el Acuerdo de París

A nivel internacional, el informe concluye que, si bien 14 aseguradoras tienen políticas de exclusión de las arenas bituminosas, solamente la francesa AXA, la italiana Generali y la australiana Suncorp han adoptado compromisos en relación al petróleo y el gas, a pesar de las advertencias de la Agencia Internacional de la Energía y del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) acerca de que la expansión de los combustibles fósiles es incompatible con el cumplimiento del Acuerdo de París.

Sólo 10 aseguradoras representan el 70% del mercado mundial de seguros de petróleo y gas. Esto supone que AIG, Travelers, Zurich, Allianz, Chubb, Liberty Mutual y MAPFRE podrían acabar con más de la mitad de las suscripciones del sector.

Las aseguradoras reciben anualmente 18.500 M$ por sus primas de petróleo y gas. La cifra, aunque puede parecer elevada, es irrisoria en comparación a sus ingresos totales. Por otro lado, cada vez hay más incentivos financieros para que no apoyen este sector. El banco francés Société Générale ha informado de cómo las aseguradoras con políticas sólidas en materia de carbón y ASG están añadiendo miles de millones a su valor, por lo que reducir la exposición al petróleo y al gas podría desbloquear una prima verde adicional para el sector.

Peter Bosshard, coordinador internacional de la campana Insure Our Future, alerta: “El sector asegurador está abandonando el liderazgo climático al seguir suscribiendo nuevos proyectos de petróleo y gas. El consenso científico es claro: no hay forma de evitar una catástrofe climática si ampliamos la producción de combustibles fósiles. La mayoría de las aseguradoras reconocen la amenaza del cambio climático. La acción de sólo unos pocos actores importantes en materia de petróleo y gas podría tener un impacto significativo”.

Progreso global en materia de carbón

Desde 2017, 35 aseguradoras han retirado la cobertura del carbón, frente a las 23 de hace un año, incluyendo más del 50% del mercado mundial de reaseguros. Este avance demuestra que se puede actuar rápidamente y conseguir resultados concretos. Las empresas del carbón se enfrentan ahora a un aumento de las primas, a una reducción de la cobertura y a dificultades para encontrar un seguro. Las aseguradoras estadounidenses y de las Bermudas son el último salvavidas de un sector cada vez menos asegurable.

Las aseguradoras europeas continúan liderando la salida del carbón. Las japonesas y coreanas empiezan a seguir el ejemplo europeo y tienen políticas más sólidas que la mayoría de las aseguradoras estadounidenses. Cabe destacar que la decisión del gobierno chino de dejar de construir centrales eléctricas de carbón en el extranjero podría suponer el fin del apoyo de las aseguradoras chinas a nuevos proyectos de carbón fuera del país.

Por otro lado, el mercado mundial de los contratos de reaseguro, que representa más de 500.000 millones de dólares, sigue siendo una laguna importante en materia de exclusión del carbón. Mientras muchas reaseguradoras como MAPFRE han adoptado políticas para excluir el reaseguro directo del carbón, sólo Swiss RE and SCOR han anunciado planes para eliminar el carbón de su negocio de contratos de reaseguro. Munich Re y Hanover RE están considerando medidas similares. Sin los contratos de reaseguro, muchas de las compañías que siguen asegurando el carbón no tendrían el reaseguro necesario para seguir con esa línea de negocio.

Líderes y rezagados: ¿Cómo se posicionan las aseguradoras?

El informe clasifica 30 aseguradoras en función de sus compromisos de exclusión de la suscripción, de la inversión en combustibles fósiles y de otros liderazgos climáticos. Se elabora en base a una encuesta de 17 de estas aseguradoras y en la información disponible públicamente por las aseguradoras que no contestaron.