El banco alemán Sparkasse recurre a la tecnología de respaldo de Li-ion de Saft para su centro de datos

Saft ha entregado e instalado sistemas de baterías de Li-ion Flex’ion para proporcionar energía de respaldo en un centro de datos de Sparkasse, el grupo bancario público más grande de Alemania. En su segunda colaboración este año, Saft y Piller Group trabajaron juntos para combinar el reconocido sistema de baterías de Li-ion Flex’ion de Saft con el sistema de suministro de alimentación ininterrumpida (UPS) de Piller Group. La solución proporcionará una copia de seguridad de alto rendimiento para el centro de datos. El ámbito de aplicación de Saft incluía el diseño, fabricación, suministro, instalación y puesta en marcha.

Se han pedido dos sistemas Flex’ion para el centro de datos, cada uno de los cuales tiene una potencia de 373 kW durante 15 minutos al final de su vida útil de 15 años.

En términos de seguridad, el sistema de baterías Flex’ìon de Saft se basa en la electroquímica Super Lithium Iron Phosphate de la empresa, que es inherentemente segura para sitios críticos. Mientras que las baterías de plomo-ácido reguladas por válvula (VRLA) se han utilizado ampliamente en los centros de datos hasta ahora, la tecnología de batería Li-ion Flex’ion de Saft ofrece un rendimiento superior, fiabilidad, alta disponibilidad y bajo coste total de propiedad (TCO) a lo largo de su extensa vida útil. Las baterías Li-ion tienen alta densidad de energía y potencia de salida, lo que significa que pueden ser más compactas y livianas.

Otra ventaja del sistema de baterías Flex’ion es que su tecnología de Li-ion funciona eficazmente a temperaturas elevadas. Esto reduce los requisitos de enfriamiento y mejora la eficacia del uso de energía (PUE). Un beneficio adicional es la capacidad de carga rápida, lo que significa que las baterías se pueden recargar rápidamente para obtener la máxima disponibilidad.

Fabricados en Europa, los sistemas de baterías de Li-ion Flex’ion de Saft están diseñados para aplicaciones de misión crítica, principalmente en el mercado de centros de datos, pero también en los mercados de petróleo y gas, servicios públicos, industria y construcción.