El BEI y el ICO suscriben con Iberdrola una financiación verde para la mayor planta solar fotovoltaica en construcción en Europa, ubicada en Extremadura

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) financiarán el desarrollo de la planta solar fotovoltaica Núñez de Balboa, que Iberdrola construye en estos momentos en Extremadura. La instalación ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas y contará con una potencia total de 500 MW, lo que la convierte en la mayor planta fotovoltaica en construcción de Europa. Podrá suministrar energía limpia a 250.000 personas, cantidad superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará la emisión a la atmósfera de 215.000 t de CO2 al año.

Este acuerdo de financiación verde ha sido suscrito en Madrid por la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. El banco de la UE facilitará 145 M€ y el ICO aportará hasta 140 M€ para este nuevo proyecto de energía renovable de la compañía, cuya inversión total alcanzará los 290 M€.

Núñez de Balboa está situada entre los municipios pacenses de Usagre, Hinojosa del Valle y Bienvenida. Su puesta en funcionamiento está prevista para 2020 y en esta fase de construcción dará empleo a más de 1.000 personas. El proyecto incluye además el desarrollo de toda la infraestructura necesaria para llevar la energía producida a la red de distribución eléctrica.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha explicado durante la firma que “con este nuevo acuerdo aseguramos nuestra inversión en Núñez de Balboa y seguimos avanzando en el objetivo de triplicar nuestra capacidad eólica y solar en España para el año 2030”. La financiación suscrita con el BEI y el ICO está en línea, además, “con la apuesta de Iberdrola por un modelo energético sostenible que permita la transición hacia una economía baja en carbono”, según ha manifestado Galán.

El BEI y la acción contra al cambio climático

El BEI, en su calidad de mayor proveedor multilateral de financiación para la lucha contra el cambio climático a escala mundial, tiene como objetivo destinar al menos el 25% de sus inversiones a la mitigación y adaptación al cambio climático, apoyando un crecimiento bajo en carbono y con capacidad de resiliencia climática.

En 2018, el Banco Europeo de Inversiones superó, por noveno año consecutivo, su objetivo de financiación climática, aportando 16.200 millones de euros para promover la acción a favor del clima, lo que supuso el 29% del total de su actividad. La movilización de financiación para la lucha contra el cambio climático es una prioridad para el banco de la UE. Su objetivo es liderar la movilización de la financiación necesaria para mantener el calentamiento global por debajo de 2 ˚C y limitar el aumento de la temperatura a 1,5 ˚C para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

El Banco Europeo de Inversiones es el mayor emisor global de bonos verdes y fue pionero al realizar la primera emisión en este mercado.