El CIEMAT celebra una jornada sobre energías renovables y mercado eléctrico

El viernes 21 de septiembre se celebró en el salón de actos del CIEMAT una jornada en la que se presentó el informe “Transición energética del sector eléctrico – Horizonte 2030″, que analiza la complementariedad entre las energías renovables y la flexibilidad de despacho de algunas de ellas, demostrando el gran potencial que tienen para lograr un mercado eléctrico más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Tras la bienvenida y la apertura de la Jornada por parte D. Ramón Gavela, ex director general del CIEMAT, la presentación del informe fue realizada por D. Luis Crespo, secretario general de PROTERMOSOLAR y presidente de ESTELA. Dicho informe, basándose en los datos operacionales del periodo 2014 – 2017 de las plantas fotovoltaicas, parques eólicos y centrales termosolares que existen en España, defiende la viabilidad de un mix eléctrico para el año 2030 en el que el 83% de la producción eléctrica sea renovable, debido a un importante papel de las plantas fotovoltaicas (15,5%), eólicas (25,4%) y termosolares (22%), apoyadas por la biomasa y biogás (9,1%) y la hidraúlica+bombeo (11,3%). Este mix eléctrico da un mayor protagonismo a las energías renovables que los escenarios analizados por la denominada Comisión de Expertos nombrada por el anterior Gobierno para estudiar este tema.

Durante su presentación, D. Luis Crespo desgranó los argumentos que soportan la viabilidad del mix eléctrico propuesto en el informe, dejando claro que la propuesta realizada no significa que no sean posibles otros escenarios diferentes. Según explicó, la finalidad del informe presentado es demostrar que un escenario donde la contribución de las energías renovables sea incluso superior a la comprometida con la Unión Europea por España es posible, porque hay argumentos que lo avalan. La propuesta debe considerarse como una aportación a quienes tienen que tomar decisiones sobre la evolución del mercado eléctrico en España con el fin de descarbonizarlo y cumplir los compromisos con la Unión Europea. Explicó también que las tres premisas que han guiado el informe y el orden de prioridad que se les ha dado es el siguiente: alcanzar la descarbonización del sistema eléctrico, asegurar la estabilidad de la red y conseguirlo a un coste asumible.

Tras la presentación del informe, tuvo lugar una mesa redonda en la que participaron los siguientes expertos, aparte de D. Luis Crespo: D. Miguel Duvison, director general de Operación de REE, D. Jorge González, presidente de APPA Fotovoltaica, D. Francisco González, miembro de la Junta Directiva de APPA Eólica, D. Luis López, miembro de la Junta Directiva de APPA Biomasa, y D. Jesús Ferrero, subdirector de EERR del Ministerio para la Transición Ecológica.

La mesa redonda fue moderada por Dª. Mª Luisa Castaño, directora del Departamento de Energía del CIEMAT. Durante la mesa redonda, sus miembros expusieron su opinión en relación con las conclusiones del informe presentado y cuáles son las medidas y actuaciones necesarias para que el mix eléctrico propuesto en el informe pueda ser una realidad. A continuación se resumen las opiniones dadas por los expertos durante la mesa redonda.

Para D. Miguel Duvison las conclusiones del informe no son realistas, porque no se ha tenido en cuenta la complejidad del sistema eléctrico interconectado, la cual requiere de complejos programas de simulación para poder ver cuál es su respuesta ante situaciones diversas. En su opinión, el factor determinante para la evolución del sistema eléctrico será el mercado, porque será el coste de cada tecnología el que marque la potencia que finalmente se instalará de dicha tecnología. En su opinión, en la transición energética el gas natural deberá tener un papel más importante en el mercado eléctrico que el propuesto en el informe. Puntualizó que el informe elaborado por la Comisión de Expertos no propone un mix eléctrico determinado, sino que analiza lo que ocurriría bajo diversos escenarios, con el fin de que las personas que tienen que tomar decisiones las tomen con suficiente información. La necesidad de descarbonizar está clara, pero hay que realizar la transición energética pisando sobre una base firme, para lo cual algunas energías renovables, como la fotovoltaica, deben avanzar en su mejora de “emulación de inercia”. Hay que continuar en ese trabajo de mejora que ya se empezó hace algunos años, para que las energías renovables puedan contribuir de forma eficaz a la descarbonización del mercado eléctrico sin introducir perturbaciones peligrosas en el sistema.

ciemat_2En opinión de D. Jorge González, la fotovoltaica es una tecnología que tendrá que estar presente en la transición eléctrica, y él es bastante optimista en cuanto al papel que van a jugar las energías renovables en dicha transición. Hasta ahora, las energías renovables se han desarrollado en España fundamentalmente gracias a las primas que desde la Administración se han ido estableciendo. Aunque la situación ha cambiado y las primas se han reducido o incluso eliminado, ahora existen muchos aspectos no estrictamente económicos que se alían para hacer viables las energías renovables. Debemos conjuntar todos esos aspectos de forma adecuada, teniendo siempre presente que la descarbonización es una necesidad.

Para D. Francisco González, debemos hablar de transición energética, no de transición eléctrica, porque entre ambas cosas hay diferencias importantes. Debemos evitar intentar definir una senda “marcada a fuego” para la transición energética, pues hay que hacerlo con flexibilidad y teniendo en cuenta tecnologías que aún están en una etapa muy incipiente, como la eólica marina. La realización de subastas eléctricas específicas y con precios adecuados a cada tecnología ayudaría a conseguir un mix eléctrico con alta contribución renovable. Los precios deben ser progresivamente decrecientes para estimular el desarrollo tecnológico, pero lo importante es hacer las cosas con sentido común y lógica.

D. Luis López indicó que es importante diferenciar entre energías renovables gestionables y las que no lo son. Es precisamente la alta gestionabilidad de los 8 GWe de biomasa propuestos en el informe lo que le confiere a esta fuente energética un papel muy importante en la viabilidad del mix eléctrico propuesto. Pero la biomasa no solo es atractiva para ayudar a la gestionabilidad global de un mix eléctrico de alto contenido renovable, sino que también posee un gran potencial de suministro de energía térmica. En su opinión, este informe es valiente, porque plantea un objetivo ambicioso desde el punto de vista del papel de las energías renovables en la descarbonización del sector eléctrico. Es importante tener una planificación adecuada a medio y largo plazo, que sea la que marque claramente el camino a seguir y los pasos a dar. A corto plazo, deben apoyarse aquellas tecnologías que están demostrando tener un excelente potencial para ayudar a que el mix eléctrico propuesto pueda ser una realidad. Para esta potenciación deberían modificarse algunas reglas que limitan la contribución eficaz de algunas energías, como es el caso de las plantas de biomasa, que podrían contribuir con una mayor producción energética si se les permitiera.

D. Jesús Ferrero llamó la atención sobre el hecho de que el informe presentado está enfocado exclusivamente al sector eléctrico, pero debemos ir más allá y tener en cuenta otros sectores energéticos que también son importantes para una transición energética hacia la descarbonización. Para avanzar hacia un mix eléctrico de alto contenido renovable, las subastas son un elemento importante, debiendo la Administración estudiar el modo de definir dichas subastas para que sean realmente elementos de soporte en esa senda hacia la descarbonización. Es necesaria una definición adecuada de los pasos que deben darse desde la Administración.

Tras la mesa redonda se dio el turno al público asistente para que pudiera formular sus preguntas a los miembros de la mesa. En ese turno de preguntas quedó manifiesto el interés del público por el tema abordado y se plantearon diversas preguntas sobre este y otros temas asociados, como el papel que puede jugar el vehículo eléctrico a la hora de dar estabilidad a la red y aplanar la curva diaria de demanda eléctrica, o la importancia de los almacenamientos hidráulicos para la gestión de la oferta y la demanda.

El debate que tuvo lugar y la participación del público en el turno de preguntas puso de manifiesto el interés de esta jornada, en la que el CIEMAT ha tratado de contribuir al debate sobre la descarbonización del sector eléctrico a través de la divulgación del informe presentado.