El consumo de energía de la UE por debajo de los objetivos de 2020

Una disminución constante en el consumo de energía en el periodo de 2000 a 2014 ha reducido el consumo de energía de la UE desde los 1.133 Mtep en 2000 a 1.061 Mtep en 2014, según un informe del JRC Esto pone el consumo de energía por debajo de los objetivos indicativos para el año 2020, establecidos en 1.086 Mtep en la Directiva Europea de Eficiencia Energética. El ahorro conseguido es equivalente a todo el consumo de energía de Finlandia en 2014.

El informe presenta el estado de las tendencias de consumo de energía en los cuatro principales sectores consumidores de energía en la UE: residencial, terciario (servicios), transporte e industria en el período 2000-2014. El desglose por sectores muestra que el mayor descenso del consumo de energía final ha sido registrado en la industria (-17,62%), seguido de una disminución notable (-9,52%) en el sector residencial, mientras que el sector del transporte ha experimentado un ligero aumento (+2,21%) superado por los servicios que han marcado un alza en el consumo de energía del 16,48%. Se espera que la tendencia creciente en el sector terciario continúe, a medida que Europa avanza hacia una industria más basada en los servicios.

De acuerdo con el informe, el transporte representó el 33,22% del consumo total de energía final en 2014, lo que confirma el transporte como el principal consumidor de energía. Su consumo final de energía en la UE-28 ha pasado de 344,9 Mtep a 352,5 Mtep. Una tendencia a la baja, registrada entre 2007 y 2013, se ha invertido en el año 2014 con un crecimiento del 1,4% debido a las economías en recuperación.

eurostat-graph-energy-consumption2000-2014-eu28

Transporte

El transporte por carretera, especialmente los coches de pasajeros, representa el principal subsector consumidor del transporte. Su consumo de energía se ha incrementado en un 2%; otros dos subsectores que han registrado un aumento en su consumo en comparación al año 2000 son el transporte por tuberías (+192,4%) y la aviación internacional (+14,8%). Los resultados muestran que los biocombustibles (biodiésel especialmente) se han desarrollado a un ritmo rápido desde 2000 hasta 2014, y su contribución en el mix energético ha aumentado un 3,8% (13,4 Mtep), alcanzando una participación del 4,01% en 2014.

Edificios

Para los edificios, la demanda de energía no sólo depende de las condiciones meteorológicas y climáticas, sino también de otros factores tales como las características del edificio (es decir envolvente del edificio, nivel de aislamiento, ubicación, sistemas de calefacción/refrigeración, etc.), así como razones económicas, sociales y culturales (renta disponible, el estilo de vida, hábitos, etc.). El análisis de mercado del JRC muestra que la compra y uso de productos más eficientes relacionados con la energía están, hasta cierto punto, definiendo el consumo de energía en los edificios, de ahí la disminución del 9,5% entre 2000 y 2014.

Industria

El consumo final de energía en las industrias europeas ha ido disminuyendo desde 2008. La producción reducida de hierro y acero -el subsector manufacturero con un consumo de energía más alto- ha dado lugar a una disminución del 24% del consumo final de energía durante el período 2000-2014. La crisis financiera y económica ha afectado aún más la producción.