El coste nivelado del hidrógeno producido con renovables caerá más rápido de lo estimado anteriormente

El coste nivelado del hidrógeno producido con renovables caerá más rápido de lo estimado anteriormente

BloombergNEF (BNEF) ha publicado un informe con nuevos pronósticos sobre los costes del hidrógeno producido con renovables. El informe, titulado 1H 2021 Hydrogen Levelized Cost Update, encuentra que el LCOH2, coste nivelado del hidrógeno producido con renovables, caerá más rápido de lo estimado anteriormente, impulsado por una revisión a la baja de la previsión de costes de la electricidad solar fotovoltaica.

El pronóstico de coste del hidrógeno renovable de BNEF es un 13% más bajo para 2030 que en su previsión anterior, y un 17% más bajo en 2050.

BNEF encuentra que el hidrógeno verde, producido con renovables, debería ser más barato que el gas natural (sobre una base de energía equivalente) para 2050 en 15 de los 28 mercados estudiados, suponiendo que el crecimiento continúe. Estos países representaron un tercio del PIB mundial en 2019.

El hidrógeno azul será desplazado por el verde, ya que en todos los mercados modelados, el hidrógeno verde debería ser más barato que el hidrógeno azul (producido a partir de combustibles fósiles con captura y almacenamiento de carbono – CCS) e incluso que el hidrógeno gris, más contaminante, producido a partir de combustibles fósiles sin CCS.

El coste de producir hidrógeno verde con renovables deberían caer hasta un 85% desde hoy hasta 2050, lo que generará costes por debajo de 2 $/kg para 2030 y muy por debajo de 1 $/kg (7,4 $/MMBtu) para 2050 en la mayoría de los mercados estudiados.

El pronóstico actualizado de BNEF sobre el coste nivelado de la electricidad renovable (LCOE) es el principal impulsor de la caída en la proyección del LCOH2. Para 2030, el hidrógeno producido con energía fotovoltaica o eólica terrestre debería costar menos que el H2 producido a partir de gas natural con captura y almacenamiento de carbono en los 28 países estudiados. La caída de costes de la energía solar fotovoltaica es el factor clave detrás de la reducción. BNEF ahora cree que la electricidad fotovoltaica será un 40% más barata en 2050 de lo que pensaban hace solo dos años, impulsada por una fabricación más automática, menos consumo de silicio y plata, mayor eficiencia fotovoltaica de las células solares y mayores rendimientos utilizando paneles bifaciales.

El coste de la electricidad representará la mayor parte del costo de producir H2 renovable para 2030, y los costes relacionados con el electrolizador representarán el resto. Para 2050, la proporción de LCOH2 impulsado por electricidad debería acercarse al 90% cuando se genere a partir de energía eólica terrestre.