El edificio CIne de Norvento, 100 % autosuficiente con renovables, recibe el Premio Especial a la Sostenibilidad concedido por la Xunta de Galicia

El Centro de Innovación Norvento Energxía (CIne), actual sede de Norvento, ha obtenido el Premio de Arquitectura y Rehabilitación de la Comunidad Autónoma de Galicia que otorga la Xunta en la categoría de Premio Especial a la Sostenibilidad.

El objetivo de estos premios de Arquitectura que organiza la Xunta es el impulso a la excelencia de nuestra arquitectura y la rehabilitación reconociendo la calidad de las edificaciones. El Premio Especial de Sostenibilidad busca destacar la implementación de una arquitectura responsable y comprometida con el medio ambiente, los recursos y la generaciones futuras en consonancia con los programas europeos y el Horizonte Europa 2020.

El presidente y fundador de Norvento Pablo Fernández Castro se ha mostrado “orgulloso de este reconocimiento. Nuestra intención con este proyecto era aunar sostenibilidad y tecnología de vanguardia, este galardón reconoce el esfuerzo de varios años por alcanzar esa meta”.

Un edificio desconectado

El edificio CIne, ubicado en el parque empresarial As Gándaras de Lugo, ha sido concebido desde su fase más inicial de diseño para ser un edificio de energía cero, orientado a promover un nuevo modelo energético más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. El diseño arquitectónico del CIne ha sido obra del reconocido arquitecto navarro Patxi Mangado, y es el fruto de décadas de I+D+i por parte de Norvento.

Cuenta con capacidad para albergar hasta 200 trabajadores y es el centro principal de operaciones y de monitorización de parques eólicos de Norvento. Las instalaciones incluyen también un laboratorio para experimentación con tecnologías renovables. El CIne abastece la totalidad de sus necesidades energéticas – tanto de electricidad como de calor/frio – a través de diferentes fuentes renovables presentes in situ, lo que permite al edificio funcionar de manera autónoma desconectado por completo de la red eléctrica y de gas. Esto es posible en parte gracias a la integración de baterías, que permiten almacenar energía en los momentos de alta producción para así utilizarla cuando la producción cae. La microrred eléctrica que abastece al edificio combina energía eólica, fotovoltaica, y grupo de cogeneración que emplea aceite vegetal reciclado. De media, el 35% de la energía proviene del viento, el 60% del sol, y el 5% del aceite vegetal.

Este centro de innovación es un claro exponente de cómo la tecnología de Norvento puede ayudar al sector industrial a dotarse de plena capacidad de autoabastecimiento y autogestión energética mediante renovables.

Además, en su construcción se han utilizados materiales sostenibles y locales para integrarlo en el entorno y minimizar su impacto ambiental. Estos criterios han sido muy valorados por la Xunta a la hora de otorgarle el Premio Especial de Sostenibilidad.