EL GNL, en pleno boom, enfrenta grandes fluctuaciones en el balance oferta-demanda

0 21

En los últimos años se ha experimentado un rápido crecimiento en el mercado mundial de gas natural licuado (GNL), con un aumento del volumen de exportaciones e importaciones del 10% solo en 2018. Se espera que esta expansión continúe en los próximos años, según un nuevo pronóstico de la firma de investigación BloombergNEF (BNEF). El informe muestra que se prevé que el mercado global de GNL experimente cambios bruscos entre el exceso de oferta y el exceso de demanda durante el período 2019-2023. El efecto sobre los precios puede depender de los patrones climáticos.

Sin embargo, se observa que las tasas de crecimiento de las exportaciones e importaciones de GNL se desincronizarán en el período 2019-2023, y las exportaciones aumentarán más rápido que las importaciones en 2019, lo que ejercerá una presión a la baja sobre los precios, a menos que las temperaturas inusuales en los mercados de importación aumenten la demanda, y luego las importaciones superarán a las exportaciones en 2022 -2023.

El informe Global LNG Outlook 2019-2023 de BNEF considera que el suministro de GNL se incrementará en 33 MMtpa por año en 2019, alcanzando un récord de 358 MMtpa, con la puesta en marcha o la expansión de instalaciones de exportación en la costa del Golfo de EE.UU., Australia y Rusia. mientras tanto, se espera que la demanda de GNL estructural, o la demanda que no depende de las condiciones climáticas, a los precios actuales del GNL, aumente en 17 MMtpa este año, gracias a las compras adicionales para la generación de energía y calefacción en Europa y Asia.

El exceso de oferta esperado este año será difícil de absorber para el mercado, a menos que obtengamos una dosis de “demanda salvaje” por un verano más caluroso o un invierno más frío en el norte de Asia o Europa. Si no, habrá presión sobre los precios del GNL.

La posibilidad de un exceso de oferta a corto plazo no disuade a los inversores. Otros siete proyectos multimillonarios de exportación de GNL, incluidos tres en Luisiana, EE.UU. y dos en Mozambique, están cerca de alcanzar la decisión final de inversión y es probable que añadan suministro adicional en los mercados mundiales después de 2023.

BNEF espera que el mercado vuelva a estar ajustado a partir de 2022, con un aumento de la demanda debido a una mayor penetración del gas en las provincias del interior de China y al crecimiento del abastecimiento de GNL a través de vías fluviales, y a medida que Tailandia y Pakistán se convierten en motores importantes del crecimiento de la demanda de GNL.

Ese período también podría ser una prueba para los sectores de electricidad y calefacción de Europa. Europa se volverá cada vez más dependiente de las importaciones de su gas en los próximos años. Se prevé que el mercado de GNL se ajustará para 2023, y los precios europeos deberán ser lo suficientemente altos para competir con los de los mercados de rápido crecimiento en Asia y para atraer importaciones de GNL.

El aumento en la demanda de GNL el año pasado, que totalizó casi 30 MMtpa, reflejó un aumento del 41% en la compra del producto por parte de China, y otros aumentos porcentuales significativos en las importaciones en Corea del Sur, India, Pakistán y Europa. Uno de los pocos países en ver un gran porcentaje de reducción en la demanda fue Egipto.

Por el lado de la oferta, 2018 vio el inicio de la producción en tres “trenes” de GNL, o instalaciones de licuefacción y exportación, en Australia, dos más en Rusia y tres en EE.UU. El mayor productor mundial de GNL, Qatar, aumentó la producción solo marginalmente.

Un cambio simbólico importante para el GNL es el cambio gradual del uso del petróleo crudo como el precio de referencia para los contratos, al uso de un índice de gas, lo que subraya la forma en que el mercado del GNL ha madurado como una alternativa al carbón para la generación de electricidad, para el sector industrial y empresarial y para la calefacción residencial. El nuevo informe de la BNEF señala que los nuevos proyectos de EE.UU. están impulsando al mix hacia la indexación del gas.