El hidrógeno gana posiciones en España con la aprobación de la Hoja de Ruta

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha conseguido sacar adelante la “Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable”. El documento, aprobado en el Consejo de Ministros, incluye 60 medidas y fija objetivos para 2030 alineados con la Estrategia Europea del Hidrógeno. Así, el Gobierno impulsa el despliegue de este sector, que será clave para que España alcance la neutralidad climática en 2050.

Los principales objetivos que se plantean en la ruta son que un 25% del consumo de hidrógeno industrial sea de origen renovable en 2030; una flota de al menos 150 autobuses, 5.000 vehículos ligeros y pesados, y 2 líneas de trenes comerciales propulsadas con hidrógeno renovable; y 4 GW de potencia instalada de electrólisis (el sistema de producción de hidrógeno renovable empleando energías limpias y agua). Conseguir estos objetivos para 2030 significaría la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en 4,6 millones de toneladas equivalentes de CO2.

La Asociación Española del Hidrógeno ha acogido con entusiasmo este anuncio que posiciona al hidrógeno como una de las principales tecnologías para la descarbonización de la economía y la integración del sistema energético a nivel nacional y europeo. Esta hoja de ruta abre nuevas oportunidades de generación de empleo sostenible y de actividad económica, así como el desarrollo de cadenas de valor industriales y de I+D+i, convirtiéndose en una de las palancas de reactivación económica ligadas a la transición energética.

Las 60 medidas se agrupan en cuatro ámbitos: regulatorio, sectorial, transversal para aumentar el conocimiento del potencial del hidrógeno renovable en el conjunto de la sociedad, y el fomento de la I+D+i vinculada a estas tecnologías. Una vez concluida esta década, se producirá una aceleración de la producción y aplicación del hidrógeno renovable en España, que el MITECO pretende que sea plenamente competitivo frente a otras tecnologías de producción.

Además, el hidrógeno será clave en la senda que ha emprendido el país para eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, el documento destaca su potencial para acelerar el despliegue renovable nacional, con los efectos positivos asociados que tiene una mayor presencia de energías renovables en el sistema sobre los precios de electricidad y sobre la competitividad industrial.

El potencial del hidrógeno es enorme y, hoy, el Gobierno ha dado un paso al frente para impulsar el desarrollo de ese potencial. Es tiempo de trabajar todos juntos para que esta nueva estrategia se convierta en una realidad. Una estrategia que nos va a permitir alcanzar los objetivos marcados por el “Green Deal”, estimular la recuperación económica y descarbonizar la economía para 2050. Pero, para ello, va a hacer falta un mayor volumen de inversiones, una mayor regulación, la creación de un mercado de hidrógeno y una fuerte apuesta por la investigación y la innovación; aspectos recogido en esta Hoja de Ruta. Desde la AeH2 estamos ilusionados con este nuevo camino que emprendemos y, como siempre, seguiremos trabajando por el impulso del hidrógeno como factor clave para alcanzar la neutralidad climática”, afirma Javier Brey, presidente de la AeH2.

Hidrógeno, una tecnología en auge

La aprobación de la Hoja de Ruta del Hidrógeno se suma a otras medidas para el impulso de esta tecnología puestas en marcha tanto en el ámbito nacional como en el europeo. De hecho, en los próximos meses, la AeH2 comenzará la elaboración, de manera consensuada con todos los agentes del sector, de la Agenda Sectorial de la Industria del Hidrógeno a petición y con el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MINCOTUR). Esta agenda supondrá una estrategia a medio y largo plazo para fomentar el despliegue y desarrollo industrial del hidrógeno en España, mejorando la competitividad del sector al identificar las líneas de actuación y medidas prioritarias para alcanzar el liderazgo competitivo en estas tecnologías.

Asimismo, desde Europa también se está apostando por el impulso del hidrógeno renovable. Un hecho que queda reflejado en la reciente publicación por parte de la Comisión Europea de la estrategia de la Unión Europea para la integración del sistema energético y la estrategia de hidrógeno para una Europa neutral en materia de clima. Este paso demuestra el compromiso y la fuerte apuesta de la Comisión por esta tecnología de cara a alcanzar los objetivos climáticos marcados por la UE para 2030 y 2050.