El parque de vehículos a gas natural cierra 2019 con un crecimiento del 60%

El parque de vehículos de gas natural continúa creciendo y cierra el año con 22.814 unidades, un 60% más que en 2018, de acuerdo con las últimas cifras publicadas por GASNAM.

El crecimiento continuado del parque de vehículos comerciales ligeros y pesados -91% y 59% respectivamente- es una muestra de que este combustible se consolida como la opción económica y ecológica para el transporte profesional de mercancías y pasajeros. La amplia gama de modelos disponible, el precio del combustible, las autonomías de los vehículos y los tiempos de repostaje similares a los de los combustibles convencionales, son factores que han impulsado el crecimiento de las matriculaciones en el año 2019 hasta situar el parque de camiones a gas en 4.190 unidades, 3.688 furgonetas y 3.029 autobuses.

De igual forma esta opción gana peso en el turismo, alcanzando un parque cercano a los 12.000 vehículos (88% mayor que en 2018) de los cuales 5.574 se han matriculado en 2019.

Las Comunidades Autónomas en las que se han registrado más matriculaciones han sido la Comunidad de Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

La red de repostaje de gas natural ha continuado creciendo en 2019 incrementando la capilaridad en todo el territorio. Se han abierto 19 nuevas estaciones de servicio de gas natural, lo que suma un total de 79 estaciones de gas natural comprimido (GNC) y 49 de gas natural licuado (GNL) operativas actualmente. La previsión para 2020 es que el número de gasineras de GNC sea superior a 130 y el de GNL superior a 75.

España se sitúa en 2019 como un referente en suministro de GNL como combustible a buques

España se ha posicionado en 2019 como referente en Europa en suministro de GNL a buques. Se han realizado 195 operaciones en las que se han suministrado un total de 81.704 m3 de GNL. Esto supone un aumento muy significativo con respecto a las 60 operaciones realizadas en 2018 en las que se suministraron 4.504 m3.

De las operaciones mencionadas, 165 han sido del tipo truck-to-ship (el gas se suministra desde una cisterna al buque) y 30 del tipo ship-to-ship (el gas se suministra desde un buque a otro buque). Estas últimas se han llevado a cabo por cuatro buques de suministro: el Coral Methane de 7.551 m3 de capacidad, el Coral Fraseri de 10.000 m3, el Cardissa de 6.000 m3 y el Engie Zeebruge, con una capacidad de 5.000 m3.

El bunkering de GNL en España está ganando flexibilidad y eficiencia mediante operaciones multi truck-to-ship que ya se están realizando en los Puertos de Huelva y de Valencia. Estas operaciones se realizan con varios camiones cisterna a la vez, aumentando el caudal de transferencia y reduciendo así el tiempo de repostaje.

En cuanto al número de buques propulsados a GNL, en España operan actualmente seis, cuatro ferris y dos cruceros. En los próximos dos años, serán al menos 11 los buques de estas características operando en nuestro país. En el mundo ya operan 175 buques propulsados a GNL y otros 139 son GNL ready. Esto supone un incremento del 22% con respecto a 2018. Otros 72 buques adicionales se encuentran bajo pedido.

El GNL es un combustible ecológico que permite cumplir la regulación de la Organización Marítima Internacional (OMI) que limita el contenido de azufre en combustible al 0,5% desde enero de 2020. Asimismo, permite avanzar hacia la consecución de los objetivos de emisiones de la OMI, que establecen una reducción del 40% de las emisiones de CO2 en 2030 y del 70% en 2050, y alcanzar así la descarbonización del transporte marítimo. Además, tal y como se muestra en un estudio reciente comisionado por GASNAM y elaborado por DNV que analiza nueve tipos de buques, el GNL es la opción más económica para aquellos buques con un alto consumo de combustible, como los RoPax, los portacontenedores y los cruceros.