El precio de la instalaciones solares sobre tejado aumenta temporalmente

El precio de la instalaciones solares sobre tejado aumenta temporalmente

Aquellos que se esforzaron por mejorar su huella de carbono mediante la instalación de módulos fotovoltaicos en sus tejados durante la pandemia se perdieron lo que ha sido una caída anual de precios de más de una década, según GlobalData, que ha descubierto que el precio de los sistemas solares cayó todos los años entre 2013 y 2020, después de lo cual la interrupción de la cadena de suministro relacionada con la pandemia del COVID-19, detuvo abruptamente esta tendencia.

Para poner esto en perspectiva, el coste de instalar un sistema solar en el tejado en una propiedad residencial unifamiliar promedio (*) fue de alrededor de 9.300 $ en 2014. Esto se redujo entre 600 $ y 900 $ cada año, hasta 2020, con un precio de 4.550 $. En 2021, este precio aumentó 700 $, un coste que no se veía desde 2018. GlobalData no espera que estos costes vuelvan a bajar hasta 2023.

El último informe de GlobalData, Rooftop Solar Photovoltaic (PV) Market, 2021 – Global Market Size, Market Share, Major Trends, and Key Country Analysis to 2030, revela que la tendencia que vio disminuir los precios de la energía solar en tejados entre 2013 y 2020 se produjo por un aumento en el suministro de células y módulos solares. Por tanto, las restricciones logísticas causadas por la pandemia del COVID-19 provocaron un aumento en el precio de las materias primas y un fuerte aumento en los precios de los sistemas solares fotovoltaicos en 2021.

El retraso en los envíos, combinado con la falta de disponibilidad de mano de obra, provocó un gran obstáculo en la cadena de valor. Se espera que el coste aumente moderadamente en 2022, antes de disminuir gradualmente entre 2023 y 2030 gracias a los avances tecnológicos, la reducción componentes de los postes y la creciente escala de producción. Algunos países han brindado alivio temporal en forma de incentivos y reembolsos para superar los desafíos de la pandemia.

En 2020, a nivel mundial, un tercio de la capacidad acumulada de energía solar en tejados se instaló en áreas residenciales, y el resto en el segmento comercial e industrial (C&I).

La transición de los consumidores residenciales y comerciales e industriales a ‘prosumidores’ (alguien que produce y usa su propia electricidad) está aumentando debido a la adopción de paneles solares dentro de los materiales de construcción y la preferencia por la energía solar a pequeña escala en ciudades inteligentes y microrredes. Se espera que esto estabilice el crecimiento de las instalaciones solares en tejados.

En 2020, la potencia fotovoltaica instalada en tejados se elevó hasta 248,8 GW, aumentando un 23,8% en comparación con 2019. La región Asia-Pacífico representó el 53,5% de la cuota de mercado, y solo China representó el 12,4% de la cuota de mercado mundial. Europa y las Américas representaron un 29,1% y un 13,6%, respectivamente. Los gobiernos de la región están promoviendo las instalaciones de energía solar fotovoltaica en tejados a través de diversas políticas a largo plazo, incentivos financieros, subsidios y beneficios fiscales.


*Los módulos que se utilizan comúnmente en instalaciones residenciales sobre tejados son de 340 W. Para una casa de 1.200 pies cuadrados, se requieren de 10 a 12 módulos, se ha considerado el más bajo para el cálculo.