El Real Decreto-ley de medidas urgentes en el ámbito energético impulsará la creación de empleo fomentando el desarrollo del sector fotovoltaico

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) aplaude la aprobación por parte del Consejo de Ministros del Real Decreto-ley de medidas urgentes en el ámbito energético que da las señales regulatorias adecuadas para impulsar el desarrollo del sector fotovoltaico y para que éste sea contribuya a la recuperación económica a través de la generación de riqueza y empleo local y cualificado.

Esta norma da respuesta a unas peticiones que hemos venido haciendo en los últimos años y estamos convencidos de que, bajo este nuevo marco regulatorio, el sector fotovoltaico podrá reactivarse de forma rápida, generando empleo de calidad y fortaleciendo la cadena de valor industrial, elementos fundamentales en la fase post-COVID-19” ha señalado Arancha Martínez, Presidenta de UNEF.

Las subastas de energías renovables son un elemento clave para capturar el mejor precio posible para los consumidores y garantizar un desarrollo estable y ordenado del sector fotovoltaico. La estabilidad y la previsibilidad en la trayectoria de desarrollo de este mercado son indispensables para dar una señal de largo plazo y atraer los más de los 20.000 millones de euros en inversiones con capital privado necesarios para cumplir con los objetivos de nueva capacidad fotovoltaica a instalar definidos por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) a 2030. Respecto a las subastas para las Islas Canarias, UNEF valora positivamente el establecimiento de un régimen especial, al tratarse de territorios con características específicas especialmente afectados por el cambio climático y que cuentan además con un mix energético contaminante.

En esta línea, el modelo de subasta aprobado, que marca un precio por la energía generada y pay-as-bid, que da claridad a los participantes, evitando sobre retribuciones y ofertas predatorias, permitirá poner en marcha rápidamente el sector fotovoltaico, lo que supondrá fortalecer su contribución a la recuperación de la actividad general del España, a través de la generación de empleo local y cualificado, de riqueza económica y de energía eléctrica barata, lo que representa una ventaja competitiva importante para la industria española.

El sector fotovoltaico cuenta con un tejido industrial fuerte y competitivo formado por empresas líderes a nivel internacional y, mediante este desarrollo estable de la nueva capacidad, las empresas con producción nacional en la cadena de valor podrán dimensionar sus instalaciones y tendrán la certidumbre suficiente para tomar decisiones, como la ampliación de su cadena de producción.

Además, UNEF valora positivamente la reforma propuesta de la regulación de Acceso y Conexión a la red, que permitirá dar prioridad a los proyectos maduros y reales, sin perjudicar a los pequeños desarrolladores, así como las medidas de simplificación de la tramitación de los proyectos fotovoltaicos. Cada día que se pierde debido a los largos plazos administrativos es un día perdido en la reducción de emisiones de gases contaminantes y en la creación de puestos de trabajo, por lo que la racionalización de estos procesos es un elemento positivo. Asimismo, UNEF celebra que este Real Decreto-ley de impulso a nuevos modelos de negocio regulando la figura del almacenamiento y de las comunidades energéticas y permitiendo la hibridación de los proyectos. Esta medida permite trasponer parcialmente la Directiva de Energía Renovables, definiendo un nuevo escenario de transformación de la realidad del sistema energético