El resurgir de la generación eléctrica con biomasa en España

FuturENERGY Marzo-Abril 2020

El dispar desarrollo que han seguido la producción térmica y la generación eléctrica con biomasa en España, consecuencia de las enormes limitaciones que los sucesivos gobiernos han impuesto a esta última, puede estar en vías de cambio y, esta vez, a mejor. El futuro del sector eléctrico con biomasa es hoy algo más opti­mista merced a la recién publicada Orden TED/171/2020, de 24 de febrero, por la que se actualizan los parámetros retributivos de las instalaciones de generación eléctrica con fuentes renovables.

En ella se recogen algunas de las reivindicaciones más importantes de nuestro sector, como el incremento del límite de horas de pro­ducción con derecho a retribución a la operación o la fijación de la rentabilidad razonable a más largo plazo. Creo que esta es una señal de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que engloba las competencias del antiguo Ministerio de Energía, empieza a valorar, por fin, la transversalidad de los beneficios de la valorización energética de la biomasa más allá del componente puramente energético.

Por Javier Díaz, Presidente de la Asociación española de valorización energética de la biomasa (AVEBIOM)