El sector fotovoltaico español está preparado para cumplir los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

El sector fotovoltaico considera los objetivos de cobertura de renovables propuestos por el Gobierno– establecidos en un 74% sobre electricidad y de un 42% sobre energía final para el año 2030 – coherentes con los compromisos internacionales dirigidos a la progresiva descarbonización fijada para el año 2050.
Las empresas españolas del sector fotovoltaico están en disposición de contribuir de forma factible al objetivo propuesto, tienen la voluntad de invertir y convertir este proceso de transición energética en una oportunidad de generar riqueza económica, empleo y fomentar el desarrollo rural.

El objetivo propuesto de penetración de fotovoltaica a 2030 es de 37 GW de potencia instalada, lo cual supondría un incremento anual de 3 GW.

Jorge Barredo, presidente de UNEF, valora positivamente los objetivos formulados y señala que esta propuesta tiene que ir acompañada de una voluntad política de consenso y diálogo, donde primen los intereses sociales y medio ambientales ligados al beneficio económico que supone el desarrollo renovable en nuestro país. Por otro lado, añade que “para lograr que estos objetivos propuestos se realicen de forma planificada y sostenible es necesario actuar como proyecto-país. en el que todos los actores involucrados se alineen sobre una apuesta estable y de consenso, se agilicen las medidas regulatorias pendientes -anteproyecto de Ley de Retribución Razonable para el periodo 2020-2025, RD de Acceso y Conexión y RD de Autoconsumo-, se calendarice un plan de subastas anuales y homologables internacionalmente, la red se adapte de forma ágil a la entrada de la generación renovable, y se doten de recursos a las estructuras administrativas para dar salida a las tramitaciones”.