El sector renovable desafía a los retos de la cadena de suministro para alcanzar un primer semestre récord de nuevas inversiones

El sector renovable desafía a los retos de la cadena de suministro para alcanzar un primer semestre récord de nuevas inversiones
Nueva inversión global en renovables. Fuente: BloombergNEF | Global new investment in renewable energy. Source: BloombergNEF.

La inversión global en renovables totalizó 226.000 M$ en la primera mitad de 2022, estableciendo un nuevo récord para el primer semestre de un año. El repunte de la inversión refleja una aceleración de la demanda de suministros de energía limpia para hacer frente a las crisis energética y climática mundiales en curso, según el informe Renewable Energy Investment Tracker 2H 2022, publicado por BloombergNEF (BNEF).

La inversión en nuevos proyectos solares a gran y pequeña escala aumentó a un récord de 120.000 M$, un 33% más que en la primera mitad de 2021. La financiación de proyectos eólicos aumentó un 16% desde el primer semestre de 2021, hasta 84.000 M$. Ambos sectores se han enfrentado recientemente al aumento de los costes de los insumos de materiales clave como el acero y el polisilicio, así como a las interrupciones de la cadena de suministro y al aumento de los costes de financiación. Sin embargo, las cifras de hoy indican que el apetito de los inversores es más fuerte que nunca, en parte debido a los muy altos precios de la energía que se observan actualmente en muchos mercados de todo el mundo.

El Renewable Energy Investment Tracker resume el seguimiento de BloombergNEF de la inversión global en energía renovable hasta el primer semestre de 2022, y cubre tanto las inversiones en proyectos como la recaudación de fondos corporativos. Además de ver un auge de la inversión en proyectos, la primera mitad también vio un récord histórico de inversiones de capital de riesgo y capital privado en energías renovables y almacenamiento de energía, con 9.600 M$ recaudados, un 63% más que el año anterior.

Una categoría que vio caer la inversión fue la emisión de acciones públicas. Después de un primer semestre muy sólido en 2021, las emisiones del mercado público para empresas de energía renovable cayeron un 65% en el primer semestre de 2022, llegando a un total de 10.500 M$. La cifra del 2T, con 3.900 M$ recaudados, es el total trimestral más bajo desde el 2T 2020.

Los formuladores de políticas reconocen cada vez más que la energía renovable es la clave para desbloquear los objetivos de seguridad energética y reducir la dependencia de los productos energéticos volátiles. A pesar de los obstáculos presentados por la continua inflación y los desafíos de la cadena de suministro, la demanda de fuentes de energía limpia nunca ha sido tan alta, y se espera que la crisis energética global continúe actuando como un acelerador para la transición de energía limpia.

China registró un notable crecimiento de la inversión en la financiación de proyectos tanto eólicos como solares. Las inversión en proyectos solares a gran escala totalizó 41.000 M$ en el primer semestre de 2022, un 173% más que el año anterior. China también invirtió 58.000 M$ en nuevos proyectos eólicos, un 107% que el año anterior. La infraestructura verde es el área de inversión más importante en la que confía China para impulsar su débil economía en la segunda mitad de 2022. La tendencia de crecimiento de la inversión sigue la estrategia de China de construir nueva capacidad de generación renovable para poder reemplazar su flota de carbón existente. China está bien encaminada para alcanzar su objetivo de capacidad eólica y solar de 1.200 GW para 2030.

La energía eólica marina fue otro sector que experimentó un marcado aumento, con una inversión un 52% más que el año anterior, llegando a 32.000 M$. Las inversiones en 2022 fluirán hacia proyectos que entrarán en funcionamiento en los próximos años, ya que la base instalada de energía eólica marina se multiplicará por diez de 53 GW en 2021 a 504 GW en 2035. Los proyectos eólicos marinos permiten a las empresas y los gobiernos avanzar hacia sus objetivos de descarbonización Reino Unido, Francia y Alemania son solo algunos de los países que han aumentado sus objetivos de energía eólica marina en la primera mitad de 2022, lo que indica un mayor apoyo para la inversión en la tecnología.