El vehículo eléctrico, elemento clave para la transformación energética de las ciudades

Como líder mundial en electrificación, Nissan trabaja para cambiar el sistema de movilidad que conocemos hasta la fecha, reduciendo a la vez su impacto medioambiental sobre la atmósfera. Según el informe de Monitor Deloitte “Ciudades energéticamente sostenibles: la transición energética urbana a 2030”, el fomento del vehículo eléctrico y su infraestructura es uno de los elementos clave que tendrán que impulsar las diferentes administraciones públicas locales para reducir las emisiones de CO2 hasta un 40% en 2030, tal y como firmaron en el Pacto de los Alcaldes de 2008.

El informe destaca que las ciudades consumen el 40% de la energía final y están relacionadas con hasta el 70% de las emisiones de gases efecto invernadero. Por lo tanto, para conseguir los objetivos propuestos en el Pacto de los Alcaldes las actuaciones adicionales a muy corto plazo en las grandes y medianas ciudades son primordiales, especialmente en el sector del transporte rodado, ya que la evolución natural de las ciudades no es suficiente para alcanzar los objetivos de emisiones y de calidad del aire.

Entre otras actuaciones en transporte, el informe subraya la necesidad de alcanzar una penetración del vehículo eléctrico de 25-30% de cara a 2030. Para lograr llegar a estos datos, las administraciones públicas deben marcarse objetivos anuales en este sentido, así como establecer incentivos a la adquisición de vehículos eléctricos mediante exenciones fiscales. Además, se debe fomentar el desarrollo de la infraestructura de carga tanto pública como privada.

Líder de nuevos modelos de movilidad sostenible con Nissan Intelligent Mobility

Nissan ya está impulsando este cambio ya que, para el líder automovilístico, la movilidad eléctrica no trata únicamente de la fabricación de vehículos eléctricos, sino que su compromiso busca lograr un cambio en la sociedad y concienciar sobre un uso más racional y sostenible de la energía. Actualmente es la única marca capaz de ofrecer a los usuarios vehículos electrificados, servicios energéticos y energía portátil. Este proyecto está formado por tres áreas de innovación y su icono es el nuevo Nissan LEAF que integra estos tres aspectos en un solo producto.

Entre otros, Nissan está fomentando el desarrollo de la infraestructura eléctrica a través de nuevas vías que permitan proporcionar a las personas un acceso más económico e incluso gratuito a la electricidad. Un ejemplo de ello es el sistema de carga bidireccional V2G (Vehicle to Grid) proporcionado por los vehículos eléctricos de Nissan, y xStorage, un sistema revolucionario de almacenamiento de energía doméstico que permite dar una segunda vida a la batería del LEAF. Ambos sistemas permiten trasladar la eficiencia energética en la conducción a viviendas y locales comerciales para garantizar que la red eléctrica pueda satisfacer una demanda de energía cada vez mayor.