Enel Green Power España conecta a la red 252 MW solares en Extremadura

Enel Green Power España (EGPE), la filial de energías renovables de Endesa, ha conectado a la red las seis nuevas plantas solares fotovoltaicas de 42 MW cada una (252 MW) que ha terminado de construir en Extremadura, y que han supuesto una inversión total de 200 M€. Endesa conecta así a la red el total de proyectos solares que tenía adjudicados en la subasta de 2017 (339 MW), seis plantas en Extremadura y una en Totana (Murcia), que se conectó en septiembre.

EGPE se adjudicó 540 MW eólicos y 339 MW solares en las subastas del Gobierno celebradas en mayo de 2017, con una inversión total de más de 800 M€. En estos momentos, la compañía ya ha conectado a la red 389 MW (339 solares y 50 eólicos), y ultima la construcción y conexión de los restantes 490 MW eólicos, que estarán listos para final de año.

La construcción de esta capacidad renovable responde a la estrategia de Endesa de descarbonizar su mix de generación, un proceso cuyo primer hito es alcanzar 8,4 GW de capacidad instalada renovable en 2021, frente a los 6,5 GW actuales, con una inversión total de unos 2.000 M€.

Las tres instalaciones fotovoltaicas de Endesa en Logrosán -Baylio, Dehesa de los Guadalupes y Furatena – tienen una potencia de más de 42 MW cada una (127 MW en total), y para su construcción se han invertido aproximadamente 100 M€. Estas instalaciones solares están compuestas por alrededor de 372.000 módulos, y tienen capacidad para generar más de 240 GWh por año, evitando la emisión anual de aproximadamente 158.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Por su parte, las tres plantas solares de Endesa en Casas de Don Pedro y Talarrubias -Navalvillar, Valdecaballero y Castilblanco- tienen una potencia de más de 42 MW cada una, y para su construcción se han invertido otros 100 M€ aproximadamente. Estas instalaciones solares, compuestas por más de 372.000 módulos, tienen capacidad para generar aproximadamente 250 GWh por año, evitando la emisión anual de más de 164.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La construcción estas plantas se ha basado en modelo de “Sitio de Construcción Sostenible” de Enel Green Power, que incorpora el uso de energía renovable durante la construcción a través de un sistema fotovoltaico que cubre las necesidades energéticas de los trabajos, así como la puesta en marcha de iniciativas para que la población local participe en el desarrollo del proyecto.

Endesa sigue un modelo de desarrollo de instalaciones que incorpora acciones de creación de valor social para los entornos en los que las construye, el denominado modelo CSV (Creating Shared Value). En concreto, las acciones CSV implantadas en Extremadura han fomentado el empleo y la mejora de la empleabilidad de la población extremeña, priorizando la contratación de mano de obra local para la construcción de las plantas, así como la contratación local para trabajos relacionados con la obra, servicios de restauración y alojamiento de trabajadores, cursos de formación en energías renovables para los residentes locales, y otras asociaciones locales.