Energía Positiva+ invertirá 4 M€ en proyectos innovadores para contribuir a la recuperación económica y social ante el coronavirus

La iniciativa apoyará a 12 proyectos elegidos de entre 396 propuestas

La plataforma Energía Positiva+ estima una inversión inicial de 4,19 M€ para las 12 start-ups definitivamente seleccionadas de la convocatoria lanzada el pasado 7 de abril. La iniciativa, que recibió 396 propuestas en tan solo 13 días, se cerró con éxito el 19 de abril y durante el evento virtual Energía Positiva+ Demo Day se dieron a conocer algunas de las finalistas.

Esta plataforma, pionera en España, está impulsada por Enagás, Red Eléctrica, CLH, Iberdrola, bp, EIT InnoEnergy, Acciona, Capital Energy y DISA. La iniciativa cuenta también con la colaboración de instituciones como Startup Olé, ASCRI, El Referente, Socios Inversores, Byld, Everis, Dentons, PKF Attest innCome y Pons IP.

Los proyectos, de start-ups y scale-ups españolas, con diferente grado de madurez, ofrecen soluciones innovadoras para el nuevo modelo energético descarbonizado, así como propuestas para mitigar el impacto económico y social de la COVID-19. Además del financiero, las start-ups recibirán apoyo para desarrollar proyectos piloto, de codesarrollo tecnológico o venture client. En algunos casos, varias empresas promotoras invertirán o realizarán pilotos conjuntamente en la misma start-up.

Las start-ups/scale-ups, focalizadas en impacto social contra la COVID-19, descarbonización, energías renovables, eficiencia energética, almacenamiento, movilidad sostenible y economía circular, son: Solatom CSP S.L, Hybrid Energy Storage Solutions S.L (HESSTEC), Pastoria Project, S.L, Nautilus Floating Solutions, S.L, PFT Engineering Development, Light App SL, Cedrion Consultoría Técnica e Ingeniería S.L, Ariema Energía, Cedanjobs (con su producto Purefy), Voltaware Services Limited, BeePlanet Factory S.L. y Batterycare SL.

Las compañías impulsoras han completado sus análisis de forma exprés y cerrarán el acuerdo de colaboración, sujeto a los correspondientes procesos administrativos, con cada empresa en las próximas semanas para que puedan desarrollar e implantar sus soluciones en el plazo máximo de un año. Además, y dada la calidad de las propuestas recibidas, las promotoras seguirán analizando varios de los proyectos no seleccionados para un posible apoyo en el futuro.