Entra en servicio el Centro de Validación para Microrredes MTU de Rolls Royce

Rolls-Royce ha puesto en marcha un Centro de Validación de Microrredes para su marca de productos y soluciones MTU. En este centro, que se encuentra en la sede de Friedrichshafen de la unidad de negocios Rolls-Royce Power Systems, se han invertido unos 5 M€ y en él se realizarán simulaciones cercanas a la realidad de microrredes de varias dimensiones y configuraciones.

Las microrredes son redes de energía locales a pequeña escala en las que se integran varias fuentes de energía y sistemas de almacenamiento, por ejemplo módulos fotovoltaicos, aerogeneradores, baterías y grupos electrógenos a gas o diesel, mediante un controlador maestro inteligente. “Las microrredes son indispensables para el cambio energético porque reducen las emisiones de carbono y usan las energías renovables de una manera ecológica, y además ofrecen los niveles más altos de seguridad energética“, dijo Andreas Schell, CEO de la unidad de negocios Rolls-Royce Power Systems.

Para muchos operadores de redes de energía in-situ (empresas, compañías energéticas, así como minas remotas o granjas a gran escala), una microrred es la solución ideal porque permite la independencia total o parcial de la red pública. La energía verde generada por la microrred también se puede inyectar a la red pública. “Las microrredes tienen un significado especial para nuestra empresa“, señaló Schell. “Son un símbolo de nuestra evolución de fabricante de motores a proveedor de soluciones integradas. Nos hemos movido mucho más allá del ámbito del motor y ahora tenemos la capacidad de suministrar paquetes completos y cubrir todas sus necesidades de servicio operativo”.

Rolls-Royce también opera su propia microrred en la Planta 1 de MTU en Friedrichshafen. Esta microrred consta de módulos fotovoltaicos con una potencia de 500 kW instalados en los techos del Centro de Validación y un edificio de una fábrica vecina, así como grupos electrógenos a gas, un grupo electrógeno diesel y el nuevo contenedor de baterías MTU con capacidad de 2 MW de desarrollo propio. “El contenedor de baterías proporciona una reserva de energía resistente de energías renovables y es básicamente el centro de la microrred. El controlador inteligente, que también desarrollamos internamente, determina qué fuente de energía es mejor usar en términos de coste en un momento dado para maximizar los ahorros“, explicó Cordelia Thielitz, vicepresidenta de la división Microgrid. Rolls-Royce ahora puede generar por sí solo la mayor parte de la energía que necesita la Planta 1 de MTU y también recupera el calor residual emitido por los motores. Eso reduce las emisiones de CO2 en varios cientos de toneladas por año.

Estos componentes también forman parte integral del Centro de Validación, donde se puede demostrar la función de las microrredes configuradas individualmente para satisfacer los requisitos del cliente. Transformadores especiales, inversores y aparamenta en el nuevo edificio simulan la función de otras fuentes de energía que pueden integrarse en una microrred.

Esto nos permite configurar microrredes de varias dimensiones, capacidades y diseños para nuestros clientes y mostrar cómo funcionarán, también en relación con las condiciones de viento y sol que prevalecen en la ubicación definitiva“, explicó Armin Fürderer, director de soluciones de energía personalizadas. Las capacidades del Centro de Validación reflejan la cartera diversa de microrredes MTU, que incluye contenedores de baterías con capacidades que van desde 50 kWh (suficiente para 50 lavados a máquina) hasta 2 MWh (aproximadamente la demanda de energía anual de un hogar para una sola persona). “Se puede aumentar la capacidad de su microrred más o menos como se desee, utilizando, por ejemplo, varios contenedores de baterías, una instalación fotovoltaica más grande o agregando aerogeneradores y grupos electrógenos más grandes o adicionales“, explicó Fürderer.

Rolls-Royce está instalando actualmente otra microrred patentada en sus instalaciones de MTU en Aiken (Carolina del Sur) que cubrirá la demanda de energía eléctrica de la planta utilizando fuentes de energía regenerativa y la hará menos dependiente de la red pública.