Eólica e hidrógeno, ¿tándem de éxito?

FuturENERGY Febrero-Marzo 2021

Eólica e hidrógeno, ¿tándem de éxito?

El arranque del año nos ha traído noticias del lanzamiento de varios proyectos que buscan aprovechar sinergias entre eólica e hidrógeno, y en especial entre eólica marina e hidrógeno. Particularmente interesante resulta el hecho de que de entre estos proyectos nos encontremos con varias iniciativas españolas, que de la mano de algunas de las empresas energéticas más potentes del país, pretenden situar a España a la vanguardia del negocio del hidrógeno verde.

Si bien a lo largo de los siguientes artículos realizaremos un breve recorrido por algunos de los proyectos más interesantes en este sentido, cabe preguntarse antes cuáles son los motores que están impulsando estos proyectos de eólica e hidrógeno, y qué podemos esperar en un futuro cercano.

Actualmente se producen anualmente en todo el mundo alrededor de 80 Mt de hidrógeno y se prevé que su demanda crezca en unos 20 Mt para 2030. Apenas un 1% de todo ese hidrógeno se produce actualmente a partir de fuentes renovables; produciéndose la gran mayoría a partir de carbón y gas natural, generando unas emisiones de 830 Mt/año de CO2.

En Europa, el hidrógeno representa hoy en día menos del 2% del consumo energético y se utiliza principalmente para producir productos químicos, como plásticos y fertilizantes. El 96% de esta producción de hidrógeno se produce a través del gas natural, emitiendo importantes cantidades de emisiones de CO2 en el proceso.

Tanto la Unión Europea como el gobierno de España ya han dado los primeros pasos para situar al hidrógeno verde en sus respectivas agendas energéticas. Anunciada en julio del año pasado, la Estrategia del Hidrógeno de la UE presenta un foque por fases, y en la primera de ellas (2020-2024) apoya la instalación de al menos 6 GW de electrolizadores de hidrógeno renovable y la producción de 1 Mt para 2024. De 2025 a 2030, es preciso que el hidrógeno se convierta en una parte intrínseca del sistema energético de la UE, con al menos 40 GW de electrolizadores de hidrógeno renovable y la producción de hasta 10 Mt de hidrógeno renovable en la UE. En la siguiente fase, hasta 2050, se espera que las tecnologías del hidrógeno renovable alcancen la madurez y se desplieguen a gran escala en todos los sectores de difícil descarbonización.