Esasolar concluye el suministro de la estructura para la nueva planta fotovoltaica de Grenergy en Chile

La firma española Esasolar ha sido la encargada de suministrar la estructura fija que soporta los módulos fotovoltaicos de la nueva planta ‘Sol de septiembre’ que Grenergy está terminando de construir en Chile.

Ambas compañías alcanzaron un acuerdo en septiembre de 2019 por el que Esasolar asumía el compromiso de suministrar la totalidad de la estructura solar fija para la nueva instalación, lo que se ha alcanzado en el plazo previsto inicialmente.

Está previsto que la planta, que la compañía española productora de energía a partir de fuentes renovables, Grenergy, está construyendo en Lampa (Chile), entre en operación durante este año.

Tal y como destaca José Antonio Maldonado, director general de Esasolar, “la solución técnica que hemos propuesto ha permitido optimizar los costes y los tiempos de instalación, una cuestión que es cada vez más relevante, debido a la creciente demanda de equipamientos para parques fotovoltaicos”.

Maldonado, asegura que “este acuerdo supone una excelente oportunidad para el desarrollo de la industria fotovoltaica chilena, que ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años”.

El hecho de que dos compañías españolas líderes como Grenergy y Esasolar estén trabajando con éxito en este tipo de proyectos internacionales demuestra el potencial que el sector de las energías renovables, en especial en el de la fotovoltaica, va a tener en el proceso de recuperación tras la COVID-19. Para ello, será decisiva una apuesta por la internacionalización y el desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas como las que llevamos a cabo en nuestro centro de investigación de La Roda (Sevilla)”, añade Maldonado.

Para el director general, “las energías renovables son un actor clave para la recuperación económica. No en vano, el último informe de IRENA sugiere que el sector podría generar hasta 30 millones de puestos de empleo en todo el mundo en la próxima década, y 42 millones para 2050. Las renovables tendrán un impacto positivo inmediato en la economía española e internacional”.