España, entre los países europeos que más apoyan aumentar los impuestos al gas y al petróleo como medida sostenible

Según el estudio de Ipsos “Visiones globales sobre Sostenibilidad”

Ipsos ha elaborado una encuesta realizada en 34 países sobre su visión de la sostenibilidad, preguntando acerca de políticas para reducir el cambio climático o la responsabilidad sobre la educación y concienciación de este en la población general.

Las políticas más populares para ayudar a afrontar el cambio climático son las que aplican incentivos, descuentos y otras ayudas, en contra de aquellas que aplican impuestos o reducen opciones.

Como reflejo de la creciente concienciación sobre el cambio climático, una media de casi 7 de cada 10 ciudadanos de los 34 países, están dispuestos a aceptar nuevas políticas que fomenten la adopción de tecnologías sostenibles, como paneles solares o vehículos eléctricos. España es el tercer país europeo que apoya este tipo de políticas de incentivos y descuentos (67%), por detrás de Hungría (78%) e Italia (68%).

La segunda política que más apoyo recibe es la modificación de los precios de los productos para abaratar aquellos que son más respetuosos con el medio ambiente y encarecer los que sean más perjudiciales, con una media global del 59%. En este punto, España se sitúa muy cerca de la media global (57%) y es el quinto país europeo que apoyaría esa medida, por detrás de Italia (61%), Francia (59%), Gran Bretaña (58%) y Polonia (58%).

En cuanto a la movilidad, una política que dé más espacio a los peatones y ciclistas reduciendo así el espacio para los automovilistas, también cuenta con un alto apoyo, 1 de cada 2, de media global, así lo declara. En España, este dato es algo menor, con un 41% apoyando esta política, siendo el quinto país europeo con mayor aceptación, detrás de Italia (57%), Bélgica (45%), Francia (44%) y Polonia (42%).

Las medidas para luchar contra el cambio climático donde más dividida se muestra la población, son las relacionadas con gravar los desplazamientos con mayor impacto medioambiental (39% de media), un 37% en el caso de España. Por otro lado, un 37% de media global, exigiría que todos los establecimientos de comida ofrecieran opciones veganas, mismo % que en España; y la tercera política con más controversia, es la relacionada con prohibir los vehículos de gasolina, gas y diésel en las zonas centrales de las ciudades y pueblos para crear zonas libres de vehículos, 37% de media global y un 33% en España.

Por último, las medidas que reciben menos apoyo son la imposición de impuestos a determinados alimentos, a nivel mundial, 4 de cada 10 se oponen a un impuesto más alto sobre la carne roja y los productos lácteos, y sólo 1 de cada 3 (29% de media) dice que apoyaría esa política. En el caso de España, solo un 27% apoyaría una medida así y un 44% la rechazan. Sin embargo, a nivel europeo, España es el cuarto país que más apoyo da a este impuesto, por detrás de Italia (33%), Gran Bretaña (30%) y Alemania (29%).

En cuanto al aumento de los impuestos sobre las fuentes de energía no renovables, como el gas y el petróleo para la calefacción y la cocina, un 42% de media, se opondría a esta medida, mientras que tendría el apoyo de un 29%. Un 26% de las personas en nuestro país apoyaría esos impuestos, mientras que un 46% los rechazaría. España es el cuarto país europeo que apoyaría esta medida sobre estas fuentes de energía, por detrás de Suecia (32%), Países Bajos (31%) y Gran Bretaña (29%).