Establecidas las Bases de la nueva línea de MOVES para Proyectos Singulares: soluciones integradas de movilidad urbana y electromovilidad

A fin de completar el impulso a la movilidad eficiencia y sostenible, iniciado con el Programa MOVES, el BOE ha publicado la orden por la que se establecen las bases que regularán una nueva línea de ayudas de este programa dirigida a proyectos singulares en dos ámbitos: soluciones integradas de movilidad urbana y proyectos de electromovilidad. La nueva línea de ayudas será efectiva tras aprobación de Consejo de Ministros y publicación de la convocatoria en BOE.

Cabe destacar, que las ayudas objeto de las presentes bases se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva y que será el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, IDAE quien gestione directamente las ayudas de esta línea que podrán ser cofinanciadas por FEDER.

Actuar sobre el sector transporte

El sector del transporte consume del orden del 42% de la energía final de España. De este consumo, más de la mitad se realiza en ámbitos urbanos y metropolitanos. Además, la casi totalidad del sector del transporte es petróleo dependiente, recurso fósil escaso en España, con el agravante de la incidencia que tienen las emisiones asociadas a la combustión de los carburantes en la salud de las personas y en el calentamiento global.

Hasta la fecha los esfuerzos para avanzar hacia modelos más sostenibles de movilidad no han sido suficientes para contrarrestar los efectos del crecimiento del número de viajes y de las distancias recorridas por los vehículos para desplazar a personas y mercancías.

Para reducir los impactos asociados al modelo actual de movilidad hace falta una apuesta decidida por proyectos integrales que reconsideren la movilidad en el entramado urbano y enfoque el diseño de ciudad hacia un menor uso de recursos fósiles basado en la multimodalidad, la gestión de la demanda, la recuperación de espacios públicos dedicados al coche, la promoción de los modos colectivos y alternativos de transporte, la disminución de emisiones contaminantes, el uso de energías renovables, la mejora en la accesibilidad y el aumento de la calidad de vida urbana.

Dentro de esta estrategia, también la innovación es fundamental y, muy especialmente, lo es la apuesta por la electromovilidad debido a sus beneficios en materia de diversificación energética y reducción de la dependencia de los productos petrolíferos, así como por la reducción de emisiones de dióxido de carbono y de otras emisiones contaminantes, ayudando por tanto a mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades, a disminuir la contaminación acústica y favoreciendo además el consumo de energías autóctonas de fuentes renovables. Estas tecnologías de transporte continúan representando, en el actual contexto económico, un reto y una oportunidad para varios sectores estratégicos como son el energético, el de automoción y el de tecnologías de la información y las comunicaciones, tanto desde un punto de vista industrial y tecnológico, como energético y medioambiental.