A pesar de las limitaciones impuestas por el COVID-19, Europa confirmó una cantidad récord de 26.300 M€ de inversiones en nuevos parques eólicos marinos en 2020, cantidad que financiará 7,1 GW de nueva energía eólica marina que se construirá en los próximos años. El año pasado, Europa construyó 2,9 GW de nueva energía eólica marina, en línea con el pronóstico pre-COVID de WindEurope. Europa ahora tiene 25 GW de capacidad eólica marina. La UE apunta a tener 300 GW para 2050.

26.000 M€ en nuevas inversiones en 2020 es un gran voto de confianza en la eólica marina. Los inversores ven que la energía eólica marina es barata, fiable y resistente, y que los gobiernos quieren más. Y estas inversiones crearán empleo y crecimiento. Cada nuevo aerogenerador marino genera 15 M€ de actividad económica. Esperamos que las 77.000 personas que trabajan actualmente en la energía eólica marina en Europa sean 200.000 para 2030”, dice Giles Dickson, CEO de WindEurope.

Nueve nuevos parques eólicos marinos se pusieron en funcionamiento en cinco países. Países Bajos conectó 1.493 MW y completó el desarrollo de la zona del parque eólico de Borssele. Bélgica conectó 706 MW, Reino Unido 483 MW y Alemania 219 MW. Portugal completó la instalación de un parque eólico marino flotante, cofinanciada por el programa NER300 de la UE.

Europa tiene ahora 116 parques eólicos marinos en 12 países. El 40% de la capacidad está en Reino Unido. Pero nuevos jugadores están entrando en escena. Francia finalmente comenzará a construir sus parques eólicos marinos después de alcanzar la decisión final de inversión de 1 GW que se construirá para 2023. También está planeando cuatro pequeños parques eólicos marinos flotantes y este año licitará un gran parque eólico marino flotante. Polonia aprobó una histórica Ley de energía eólica marina y apunta a 28 GW de energía eólica marina para 2050. Además, inició un acuerdo entre los ocho países bálticos para cooperar en eólica marina. Grecia está a punto de adoptar planes para la construcción de eólica marina. Y los tres Estados bálticos, Estonia, Letonia y Lituania, están desarrollando proyectos.

La energía eólica marina ya no se trata solo del Mar del Norte. Se está convirtiendo rápidamente en un asunto paneuropeo. Cada vez más países se comprometen al respecto. Polonia, España, Grecia, Irlanda y los tres Estados bálticos tienen planes. Y el rápido avance de la energía eólica marina flotante ayudará a la expansión en el Atlántico, el Mediterráneo y el Mar Negro”, dice Giles Dickson.

La tecnología eólica marina sigue evolucionando. El tamaño medio de los aerogeneradores instalados el año pasado superó los 8 MW. 2020 vio grandes pedidos del aerogenerador GE Haliade-X de 13 MW de GE. Y Siemens Gamesa anunció un nuevo aerogenerador de 14 MW. Los nuevos parques eólicos marinos ahora ofrecen factores de capacidad superiores al 50%.

La Estrategia de Energía Renovable Offshore de la UE (ORES) que la Comisión de la UE presentó el año pasado fue un hito, pues trazó el marco regulatorio para la expansión del desarrollo de la eólica marina y estableció un objetivo de 300 GW de energía eólica marina para la UE para 2050, 25 veces más de lo que tiene la UE hoy.

Es excelente que muchos más países se hayan comprometido ahora con los Contratos por Diferencia (CfD) como modelo de financiación para la eólica marina. Es barato para los gobiernos: pagan y se les devuelve según los precios del mercado. Y reduce significativamente los costes de financiación, lo que significa facturas más bajas para los consumidores de energía. Reino Unido, Dinamarca, Polonia, Francia, Irlanda y Lituania ahora utilizarán CfDs. Y Alemania abandonó sus planes equivocados de introducir un sistema muy diferente”, dice Giles Dickson.

En 2020 se firmaron seis importantes acuerdos de compra de energía (PPAs) de eólica marina. Esto muestra la demanda corporativa de eólica marina limpia. Los nuevos acuerdos PPA provinieron de diferentes sectores de la industria e incluyeron a los grandes compradores corporativos Nestlé, Amazon, Deutsche Bahn, Borealis e Ineos.