Fronius Solar Energy celebra su 30.º aniversario

Fronius Solar Energy celebra su 30.º aniversario

– Cómo una visión sostenible se convirtió en el área de negocio más importante

– Crecimiento extraordinario gracias al auge de la energía fotovoltaica

– La ampliación de la sede de producción de Sattledt, a punto de estar terminada

A principios de la década de los 90, Fronius ya vio en la energía solar una oportunidad de futuro. En aquel momento todavía se ridiculizaba a las empresas que apostaban por la energía solar, pero esta área de negocio se ha ido convirtiendo en el pilar más importante de la empresa familiar hasta el día de hoy. Como queremos que el valor añadido permanezca en Europa, el crecimiento se refleja especialmente en la sede de producción de Sattledt (Austria).

Fronius, que nació como una empresa familiar en Austria, es hoy uno de los máximos exponentes del auge de la industria fotovoltaica. Pero esto no siempre ha sido así. Con tan solo 30 años de historia, Solar Energy es la última unidad de negocio creada, y no ha sido hasta los últimos años que se ha convertido en el nuevo motor de Fronius.

El nacimiento de Solar Energy

A partir de 1950, Fronius comenzó su desarrollo en tecnología de soldadura y tecnología de carga de baterías. Fue a partir de los años 60 cuando empezó a celebrar sus primeros grandes éxitos, que culminaron en 1981 con el lanzamiento de un equipo de soldadura sin precedentes.

30 años después, parece que la generación de energía verde pasa necesariamente por la producción de energía solar. Sin embargo, el éxito que está teniendo ahora Fronius gracias a la energía solar fue algo imprevisible durante mucho tiempo.

Prioridad actual: garantizar el suministro energético de Europa

Las cifras actuales ponen de manifiesto hasta qué punto ha cambiado la situación y por qué el área de negocio Solar Energy ha superado incluso a la de tecnología de soldadura. Con una producción prevista de 510 000 inversores este año, Fronius es ya el mayor fabricante de soluciones para prosumidores de Europa, y ya hay 3,4 millones de inversores Fronius funcionando en todo el mundo. Estos inversores generan 35,1 TWh de energía solar limpia al año, lo que equivale a la energía que generarían 33 de las centrales hidroeléctricas del Danubio.

El suministro de energía está cada vez más descentralizado, debido a que los propios clientes se han convertido en productores: generan su propia electricidad, la consumen a nivel local y ceden el excedente a otros consumidores. Factores ambientales externos, como los altos precios de la energía y la futura autosuficiencia de Europa, refuerzan notablemente esta evolución.

La ampliación de la sede de Sattledt en cifras

Por todos los motivos expuestos anteriormente, Fronius ha ubicado sus fábricas de producción en Austria y República Checa y nunca se ha planteado la externalización, sino todo lo contrario. El mejor ejemplo de ello lo vemos en la sede de producción y logística de Sattledt, Austria. Esta sede tiene actualmente una superficie útil de 41 000 m² que se ampliarán con otros 28 000 m². Prevemos finalizar esta ampliación para finales de julio de 2022, tras lo cual las nuevas zonas se irán ocupando poco a poco.

Entre las novedades más destacadas de la ampliación se encuentra el almacén de estanterías totalmente automatizado, que será el futuro punto de carga y descarga de las mercancías salientes y ofrecerá espacio para 7000 palés y 12 500 contenedores de piezas pequeñas. También destacan los dos contenedores de almacenamiento de hielo recién instalados, que conforman el mayor sistema de este tipo en Europa hasta la fecha. En pocas palabras, un sistema de almacenamiento de hielo utiliza la energía que se libera cuando el agua se congela y se convierte en hielo. Después, mediante intercambiadores de calor, esta energía puede utilizarse tanto para calentar el edificio en invierno como para refrigerarlo en verano.

Cómo afrontamos las crisis

«Con la nueva ampliación de Sattledt, queremos transmitir varios mensajes a la vez», afirma Elisabeth Engelbrechtsmüller-Strauß, Directora General de Fronius. «Por un lado, queremos reforzar y asegurar el futuro de la sede y, por otro, queremos destacar nuestra estabilidad como empresa en el presente y futuro. Mientras otras empresas anunciaban reducciones de jornada debido a la pandemia del coronavirus, nosotros decidimos empezar la ampliación de Sattledt, algo que ya llevábamos mucho tiempo planeando. Solo en este año, Fronius ha invertido 187 millones de euros en el futuro. Como empresa familiar, vivimos la continuidad y pensamos en el futuro. Sin embargo, no nos planteamos crecer cueste lo que cueste, sino solo cuando nos lo podemos permitir».

Esta mentalidad ha sido clave para ayudarnos a crecer. Así, por ejemplo, cuando Elisabeth Engelbrechtsmüller-Strauß asumió la dirección de Fronius, la empresa atravesaba una crisis de energía solar que duró desde el 2011 hasta el 2013. Durante esta crisis pudimos demostrar que, gracias a haber ahorrado en los buenos tiempos, pudimos estar protegidos en los malos.